El 1x1 del Barça

Víctor Valdés, 10. Valiente. Empezó el partido cometiendo un error garrafal que supuso el 1-0 en contra. Pero el meta catalán no perdió los nervios, siguió haciendo lo mismo, sacando el balón con los pies. Y además hizo un paradón decisivo. Superlativo.

Alves, 10. Extraterrestre. Este no se cansa nunca. Parece que Dios le ha dado un don que otros mortales ni tan siquiera sueñan. Corre todo lo que tiene que correr y más aún. Es una auténtica máquina. Jugó de lateral, pero sobre todo de extremo.

Piqué, 10. Impertérrito. Tuvo momentos de duda en el Bernabéu y estuvo desconocido a la hora de sacar el balón, pero suplió todas estas carencias gracias a su inteligencia táctica y sobre todo fortaleza en el juego aéreo. Un partido meritorio.

Puyol, 10. Superlativo. Un líder poderoso y descomunal en defensa. Pudo con todos y si le hubieran puesto algún delantero más, pues también le hubiera ganado el pulso. Volvió la mejor versión del capitán. Como él dice, tiene fútbol hasta los 50.

Abidal, 10. Apoteósico. El francés exhibió todo su potencial, siendo capaz de apoderarse de su banda y hasta de hacer coberturas por todo el campo cuando el equipo jugaba con tres defensas. Está en estado de gracia. ¡Renovación ya!

Busquets, 10. Imponente. Todos los balones perdidos en la medular acababan en sus pies. parecía que tenía un imán en sus botas. Deseperó a Ozil y a Xabi Alonso. El de Ciutat Badia volvió a sacar un `cum laude¿ en el Bernabéu. Un auténtico privilegiado.

Xavi, 10. Magistral. Cuando el balón llegaba a sus botas, el fútbol del Barcelona se iluminaba, viendo siempre la luz del túnel. Además marcó un golazo, con un poco de fortuna, y estuvo a punto de hacer otro de cabeza. Otra lección de fútbol.

Iniesta, 10. Ascendente. En la primera parte jugó muy escorado en la banda y nunca se atrevió a desequilibrar en el uno contra uno, pero tras el descanso jugó mucho más centrado y su juego ganó exponencialmente, siendo un estilete por su zona.

Cesc, 10. Providencial. No fue su mejor partido en el Barcelona, pero hizo algo que se le pide a los grandes jugadores: ser decisivo. Y lo fue porque marcó un golazo de cabeza tras un centro magistral de Alves. Solo por eso se merece el aplauso.

Messi, 10. Crack. No marcó ¿y eso que en el Bernabéu ya ha colocado siete muescas¿, pero dio la asistencia del primer gol a Alexis y siempre se ofreció sobre el campo para ponerle las cosas muy difíciles a la defensa blanca. Todo un privilegio.

Alexis, 10. Motivado. Volvió locos a Pepe y Sergio Ramos, descolocándoles en el campo, y se movió con soltura e inteligencia entre líneas. Marcó el gol más importante, al volver a igualar la contienda, y su juego bordó siempre la perfección.

También jugaron:

Keita, 10. Poderoso. Se puso en el mediocampo para dar empaque y acabar de desinflar al Madrid.

Villa, 10. Generoso.  Tuvo la oportunidad de marcar pero hizo una asistencia a Iniesta que no acabó de llegar por poco.

Pedro, 10. Testimonial. Salió en los últimos minutos, pero hizo lo que tenía que hacer: presionar y correr.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil