Un Barça sin defensa 'resucita' al Madrid en la Liga

Un Barça sin defensa 'resucita' al Madrid en la Liga

El Barça se dejó tres puntos en el Bernabéu
El Barça se dejó tres puntos en el Bernabéu | AFP

De nada sirvió que Neymar adelantara a los de Luis Enrique a los tres minutos de juego. El Barça tiró el clásico por la borda justo el día del anhelado debut liguero de Luis Suárez. El uruguayo fue de lo poco positivo de un duelo igualado hasta el descanso, pero de claro dominio local en la reanudación. Tres goles de Cristiano Ronaldo (de penalti), Pepe y Benzema 'retrataron' a la zaga blaugrana, y dieron oxígeno a un Madrid que, ahora, se sitúa sólo un punto por debajo del todavía líder en la clasificación.

FICHA TÉCNICA
Liga BBVA / Jornada 9

Real Madrid

3 ________________ 1

Barça

ALINEACIONES

Real Madrid

Iker Casillas; Carvajal, Pepe, Ramos, Marcelo; James Rodríguez, Kroos, Modric (Arbeloa, m.88), Isco (Illarramendi, m.83); Benzema (Khedira, m.86) y Cristiano Ronaldo.

Barça

Claudio Bravo; Alves, Piqué, Mascherano, Mathieu; Busquets, Xavi (Rakitic, m.60), Iniesta (Sergi Roberto, m.72); Luis Suárez (Pedro, m.69), Messi y Neymar.

Árbitro

Jesús Gil Manzano (Comité Extremeño). Amonestó a Messi (m.9), Neymar (m.14), Piqué (m.34), Iniesta (m.38), Carvajal (m.74) y Cristiano Ronaldo (m.92).

Goles

0-1, M.4: Neymar. 1-1, M.34: Cristiano Ronaldo, de penalti. 2-1, M.50: Pepe. 3-1, M.61: Benzema.

Incidencias

Partido de la novena jornada de la Liga disputado en el Santiago Bernabéu ante unos 81.000 espectadores.

Como en las mejores películas de suspense, no hubo tiempo para darse un respiro. Ni para levantar la vista del césped o del televisor. El intercambio de golpes fue continuo. Las dos mejores delanteras del mundo no defraudaron en la primera mitad. No puede decirse lo mismo, en cambio, de las defensas. Porque si el partido fue un auténtico correcalles fue, en buena medida, por la sorprendente falta de intensidad en la presión. Pese a la titularidad de Xavi, el juego tuvo poca pausa y control.

El debut de Luis Suárez, que reaparecía después de cuatro largos meses de ausencia tras su sanción por dar un bocado a Chiellini en el Mundial, respondió a las expectativas. El uruguayo luchó y 'mordió', en el buen sentido de la palabra, dejándose el alma en cada jugada. Y su conexión con Messi y Neymar apenas tardó tres minutos en dar sus frutos. El tiempo que necesitó el Barça para enmudecer al Bernabéu marcando el 0-1. El público apenas acababa de tomar asiento cuando un centro del uruguayo desde la derecha llegó a pies de Neymar en el vértice izquierdo del área. El brasileño se internó hacia el centro y, desde la frontal, conectó un chut raso que sorprendió a Casillas (0-1, 3').

El ritmo del partido era frenético, y el toma y daca, continuo. En el 10', el Madrid, siempre vertical y directo, enseñó los dientes con un doble remate al larguero de Benzema en el área. El Madrid apretaba mucho, en especial por las bandas, donde Alves y Mathieu las pasaban canutas una y otra vez. Tampoco ayudó, a la hora de meter el pie, el sibilino arbitraje de Gil Manzano, que a los diez minutos ya había mostrado dos rigurosísimas amarillas a... Messi y Neymar. Todo un aviso para navegantes. Con los locales no fue, ni de lejos, tan estricto ni puntilloso.

Si mal lo pasaba la zaga azulgrana, tampoco le iban mejor las cosas a la del Madrid. La chispa de Neymar desquiciaba a un flojo Pepe. Y, en el 22', Messi perdonó el 0-2. O, mejor dicho, Casillas lo evitó con una doble intervención providencial en dos acciones consecutivas. Sobre todo en la segunda, cuando le ganó un mano a mano al '10'... tras otro centro a Suárez desde la derecha.

El uruguayo dio mucho trabajo al Madrid por su movilidad, presión e intensidad en ataque. El Madrid, mientras, se deseperaba. Cristiano Ronaldo, nervioso, simulaba un penalti (25'). El Barça encontraba muchos espacios arriba. Pero, en una acción desafortunada, llegó el 1-1. Piqué interceptó un centro de Marcelo con la mano en el área en una mala caída. Una acción tal vez involuntaria, pero muy clara. Cristiano Ronaldo no desaprovechó el 'regalo' y transformó el penalti en el 1-1 (34').

El empate devolvió la tranquilidad al Madrid, y los de Ancelotti se crecieron. El Barça se durmió en los laureles, y por ahí vino su desgracia. La segunda parte sólo tuvo un color: el blanco. Cada contra del Madrid fue un calvario. La banda derecha de Alves fue una autopista. Un auténtico coladero. No el único, pero sí el más evidente. El brasileño casi nunca estaba en su sitio. Todo el Barça, en general, se replegaba tarde y mal. Y así, en el 50', llegó el 2-1, cuando Pepe, completamente solo en el segundo palo, cabeceó a placer a la red un saque de esquina.

El Madrid sacó los colores a la zaga barcelonista -o, mejor dicho, a todo el equipo- en la jugada del 3-1. Un gol que nació... en un saque de esquina favorable al Barça. Iniesta perdió el balón de forma incomprensible en la media -no se entendió con Mascherano-, e Isco le 'robó' la cartera de forma descarada. El malagueño inició la contra, cedió a Cristiano, éste a James en la frontal... y el colombiano a Benzema que, colándose como Pedro por su casa en el área, selló el tercero de los locales (61'). Tres errores garrafales, tres 'regalos' defensivos... y tres goles cantados. Demasiada generosidad ante todo un Madrid. Imperdonable.

La última media hora fue de pura agonía para el Barça. La entrada de Rakitic por Xavi (60') y de Pedro por Suárez (69') no ayudó a mejorar las cosas. Messi seguía desaparecido en combate. La segunda parte del argentino fue, literalmente, para olvidar. Ni se le vio. Ni a él, ni a Neymar, ni a nadie. Los azulgranas deambularon como alma en pena con el 3-1 en contra, y en ningún momento dieron la más mínima esperanza de poder remontar. Y aún suerte que el Madrid no estuvo acertado en sus contras, porque el KO pudo ser mayor. En definitiva, un clásico del que debe tomarse buena nota... y el Madrid vuelve a pisar los talones situándose a sólo un punto del Barça, aún líder, eso sí, en la clasificación.