Vidal, en el ojo del huracán

El foco mediático se instaló en el chileno, que se autoexpulsó ante el Real Madrid al protestar un posible penalti

En los medios italianos las críticas fueron dirigidas, principalmente, hacia Arturo Vidal y Antonio Conte

Arturo Vidal vio la roja por sus airadas protestas
Arturo Vidal vio la roja por sus airadas protestas | sport

Albert Gracia

Conte quería a Arturo Vidal en su Inter, ese gen ganador, esa voracidad en cada acción. Ese dejarse la vida en el campo que tan bien queda. Qué manera de sobrevalorar al guerrero e infravalorar al que juega, al que la quiere a ras de césped. Esto del fútbol no hay quien lo entienda. El caso es que Conte le quería para noches como la del miércoles, noches con piernas experimentadas que sepan lo que es medirse a los más grandes. 

“Es un guerrero y los guerreros están siempre listos para la guerra”, llegó a decir el técnico. El miércoles se demostró que lo de ir con el cuchillo entre los dientes es algo figurado. Porque cuando vas pasado de vueltas puede suceder esto, que dejas a tu equipo con uno menos y truncas cualquier opción de remontada.

El chileno vio una doble cartulina amarilla por protestar un posible penalti. Riguroso el árbitro quizás, pero si te enseñan la primera tus protestas jamás pueden ir a más. Arturo Vidal falló y en Italia no se lo perdonan. Nada o muy poco sobre la actuación arbitral, que pudo señalar dos penaltis a favor de los ‘nerazzurri’. Todas las críticas se las repartieron Vidal, sobre todo, y Conte, discutido y atravesando su peor momento en el Inter. 

‘La Gazzetta dello Sport’ aseguró que el chileno “había perdido la cabeza”, mientras que el columnista de ‘Sky Sports Italia’ Paolo Condò fue más crítico aún y habló de “traición gravísima” de Vidal a un técnico que había apostado por él en dos mercados de fichajes distintos. Sea como fuere, el gran señalado fue el chileno, que tiró al traste cualquier intento de remontada del Inter al autoexpulsarse con una hora de partido por delante. 

Tampoco quedó especialmente bien Conte para la opinión pública. Al técnico se le achaca la escasa profundidad de su equipo, al que le cuesta anotar ante equipos grandes. Al Inter solo le salva un milagro para estar en octavos (debe ganarlo todo y que el Gladbach pierda los dos partidos) y muchas voces ya hablan de un posible cese.

El Inter le mantendrá, por el momento, en el cargo, pero veremos qué tecla toca. Del Piero, mítico exfutbolista de la Juve, aseguró que un cambio de sistema no le iría nada mal a este equipo. No es Antonio Conte un técnico al que le guste cambiar su 3-5-2.  

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil