Musso amarga el estreno del Villarreal

El Villarreal pudo ganar en el 93', pero el guardameta argentino dejó sin premio a Gerard Moreno por tercera vez

El Atalante salió fuerte al inicio de ambas mitades ante un submarino que dejó una muy buena imagen sobre el césped

El resumen del empate del Villarreal ante la Atalanta | Movistar

Adrià León

Partido precioso para cerrar una primera jornada de locura en el Grupo G. El Villarreal fue capaz de remontar la temprana diana de Freuler pero un gol en la recta final de Gosens y la expulsión de Coquelin instalaron el sufrimiento en La Cerámica. El conjunto groguet aguantó y a punto estuvo de ganar con el tiempo ya cumplido, pero Musso sacó bajo palos un remate inapelable de Gerard Moreno.

FICHA TÉCNICA

Champions League

VLL

2-2

ATA

Villarreal

Rulli; Pedraza (Gaspar, 87'), Pau Torres, Albiol, Foyth; Trigueros (Moi Gómez, 60'), Parejo, Capoué (Coquelin, 60'), Yéremi Pino (Alberto Moreno, 72'); Dia (Danjuma, 61'), Gerard Moreno.

Atalanta

Musso; Djimsiti (Demiral, 61'), Palomino, Tolói; Gosens, Freuler, de Roon (Koopmeiners, 70'), Zappacosta; Pessina (Miranchuk, 79'), Malinovskyi (Pasalic, 70'); Zapata (Ilicic, 70').

Goles

0-1 M.6 Freuler. 1-1 M.38 Trigueros. 2-1 M.74 Danjuma. 2-2 M.82 Gosens.

Árbitro

Clement Turpin. TA: Capoué (54'), Gerard Moreno (65'), Yéremi Pino (71') / de Roon (24') TR: Coquelin (2A, 83').

Incidencias

Encuentro disputado en el Estadio de La Cerámica ante 18.000 espectadores.

El Atalanta arrancó fiel a su estilo y con un Zappacosta muy protagonista por banda derecha. Le costaba salir con el balón controlado al Villarreal, que no encontró la fórmula para superar la presión de los hombres de Gasperini durante el primer tramo. Y tanto fue el cántaro a la fuente, que a los seis minutos de partido Zappacosta puso un balón interior para Zapata, que fijó a Albiol y cedió el esférico a Freuler. El suizo fusiló a Rulli, que no pudo hacer nada para encajar el primero de la noche. Ni tiempo le había dado al Villarreal para resarcirse, cuando Gosens estuvo a punto de hacer el 0-2.

Con el paso de los minutos el conjunto groguet empezó a respirar. La primera llegada amarilla llegó en el quince de partido, con una internada de Yéremy Pino por banda derecha. Respondió el Atalanta con un contragolpe de Messina, que no definió bien por suerte. El tramo final de la primera fue totalmente de los hombres de Unai Emery, que gozaron de hasta tres grandes ocasiones.

La primera a cargo de Gerard Moreno, que recibió dentro del área un balón perfecto de Trigueros. El catalán remató sin apenas ángulo, pero Musso sacó la pierna al más puro estilo fútbol sala. Lo que no sabía el submarino amarillo es que eso iba a ser un aviso: Gerard hacia Parejo, que la pone -con un poco de suerte- en el área pequeña para Trigueros, que solo tiene que empujarla lejos del alcance de Musso. El submarino empataba ante el estallido de La Cerámica y, sin reacción visitante, el meta italiano sostenía a los suyos con otra parada al alcance de muy pocos: envío de Parejo con su guante habitual y Gerard Moreno que cabecea -a bocajarro-, pero Musso evitó lo obvio.

Tras la reanudación, mismo guión del primer tiempo. Ni dos minutos habían pasado y Malinovskyi ya había puesto a prueba a Rulli, que aprobó con éxito. A punto de hacer el segundo Gosens, que no remató bien ante el argentino un balón puesto a las mil maravillas por Toloi. También erró Zapata, aunque esta vez el balón golpeó en el larguero tras un gran cabezazo al primer palo. El Villarreal sorprendía aprovechando errores defensivos del Atalanta; así llegó el 1-1 y...también el 2-1. Parejo roba a Freuler en la zona de tres cuartos y Gerard asiste a Danjuma con un toque sutil que el holandés se encarga de transformar con una volea de manual. Mismos protagonistas para intentar el 3-1: Danjuma desborda por la izquierda y se la pone medida a Gerard, aunque este no encuentra portería.

El Villarreal tenía controlado el partido -y el juego- pero Ilicic se encargó de cambiarlo de golpe. Primero con un balón al corazón de la pequeña que Gosens se encargó de empujar a la red, y dos minutos después, provocando la segunda amarilla de Coquelin, ingresado al césped veinte minutos antes. La prolongación no se le hizo larga al Villarreal, que se quedó al borde del milagro con los mismos protagonistas de las mejores ocasiones amarillas: Gerard cabeceó el último córner del partido y el argentino redondeó una actuación perfecta para un Atalanta que esta vez no solo destacó por su faceta ofensiva.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil