El tercer pulso de Ousmane Dembélé

HISTORIA SPORT

Siendo jugador del Rennes forzó su salida al Salzburg, aunque no lo consiguió; un año después, fichó por el Dortmund

En Alemania se declaró en rebeldía con el objetivo de que el Dortmund accediera a negociar con el Barça

Fracaso con Dembélé | Rondeando

Cuando el Barça fichó a Ousmane Dembélé por 105 millones de euros fijos más 40 en variables, en el club azulgrana ya se podían temer su forma de actuar el día que las cosas fueran mal dadas. El pulso que mantiene el futbolista, sin acuerdo para renovar y que ha hecho perder hasta la paciencia de Xavi Hernández, recuerda inevitablemente a la forma en la que quiso salir primero del Rennes, y después, del Borussia Dortmund.

Su primera rebeldía

No había debutado en la Ligue 1 y ya se las tuvo con los dirigentes del club en el que empezó. Fue en 2015 cuando el Salzburg hizo una oferta de 2,2 millones de euros que los dirigentes del Rennes consideran insuficiente. Su reacción fue no presentarse al stage de pretemporada. Dijo que sufría una gastroenteritis que nadie se creyó.

El Rennes se mantuvo firme y logró que el 'Mosquito' renovara y un año después fuera traspasado al Borussia Dortmund ya en condiciones más interesantes para la entidad francesa. Los alemanes pagaron 15 millones de euros por un futbolista al que le quedaban dos años más de contrato.

El conflicto con el Dortmund

Dembélé, que había llamado mucho la atención en Rennes, siguió creciendo en su fútbol con el Borussia Dortmund y fue entonces, al término de su primera temporada, cuando entró en escena el FC Barcelona. Y la situación se repitió.

Ante la negativa de los alemanes de traspasarle, Ousmane dio un paso más y directamente se declaró en rebeldía. 'Desapareció' de los entrenamientos del equipo dirigido en aquel entonces por Peter Bosz.

El Barça tuvo que subir la oferta hasta los 105 millones sin contar las variables. Se llevó a Dembélé, pero muy consciente de su forma de actuar.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil