Sport.es Menú

Ronaldinho: "Me hubiera gustado jugar con Coutinho"

"Este año hay equipo para ganar la Champions; el Barça se ha reforzado muy bien y lo veo fuerte", asegura Ronaldinho

El mito brasileño se muestra optimista con el presente y el futuro del Barça. 'Ronnie' no se imagina al conjunto azulgrana sin Leo Messi

| Maite Jiménez

Ronaldinho Gaúcho ya tiene 38 años, pero sigue irreductible a una forma de entender la vida. Consecuente, siempre, con un sentido lúdico del fútbol y la vida. Como futbolista se impuso ser el mejor y cuando lo logró se tomó un respiro. 

Fuera del césped siempre reivindicó la noche y le importó un comino el que dirán. Al Barça llegó en julio de 2003 y le dio la vida a un club deprimido. Ronaldinho tenía carisma de manera natural. También era un futbolista con un arte descomunal y un líder.

Han pasado 15 años desde que aterrizó en Barcelona y ahí sigue: gesto surfero, gafas de sol Northweek   (anda de promoción) y sus eternas ojeras de incógnito. Hoy también le da sorbos a un vasito de cartón que apunta a café para desperezarse

Viéndole en Castelldefels, cualquiera diría que Ronaldinho no quiere dejar de ser Ronaldinho, aunque asegure que no echa de menos el fútbol. Aunque diga que lo disfruta a su manera. 

Nunca fui mucho de mirar el fútbol o ver los noventa minutos. Yo miro los mejores momentos, los goles... creo que el fútbol es así; unas veces las cosas salen bien, otras no salen. Eso es el fútbol”.

En su carrera se cruzaron rivales temibles (Maldini –dice– es uno de los que más respeta) y grandes talentos de compañeros. Pero pocos le impactaron tanto como Leo Messi.

Es el mejor de la historia, sin duda. Ninguno ha hecho todo lo que ha hecho Messi. En la historia del club no hay otro igual. Ojala que juegue 20 años más. Para los que amamos el fútbol nos gustaría tenerlo así durante muchos años. Creo que cuando deje el fútbol, nadie debería coger el 10 de Leo”.  

En la eterna comparación con Cristiano, también lo tiene claro. “Para mí no es una cuestión sobre cuál de los dos es más completo, es una cuestión de gustos. A mí me gusta mirar el estilo de juego de Messi. El otro es completísimo. Tiene de todo. Messi también tiene de todo, pero es una cuestión de gustos. Y m mí me gusta más el estilo de Messi”. 

Ronaldinho reconoce que le hubiera encantado competir más años al lado de Messi y que, ahora, siente una predilección especial por Coutinho. “Hay muchos jugadores con lo que no coincidí y que me hubiera gustado jugar con ellos.  Coutinho es uno de ellos. Tanto él como Iniesta son grandísimos jugadores. Cada uno con su estilo de juego, pero creo que Coutinho va a ser uno de los grandes nombres del fútbol mundial. Ya lo es, pero creo que lo va a ser aún más”.  

Ronnie está convencido de que su compatriota será clave en un Barça al que ve listo para volver a reinar en Europa. “Este año hay equipo para ganar la Champions. Creo que el Barça ha traído jugadores de mucha calidad que van a ayudar mucho. Entonces veo al Barça muy fuerte esta temporada. El Madrid ya tiene una plantilla fuerte que todos se conocen desde hace años y están conquistando cosas grandes, pero creo que este año el  Barça ha fichado muy bien”. 

Arthur, un jugador especial

Uno de los nuevos refuerzos que conoce bien Ronaldinho es Arthur, un futbolista al que ve con un perfil perfecto para el estilo del Barça. “Es un grandísimos jugador, que entiende el juego, que sabe jugar a esto. Le gusta tener el balón... Éste no va a tener ninguna dificultad para adaptarse aquí”. 

Otro brasileño para el que solo tiene buenas palabras es Neymar. El delantero se marchó contra pronóstico del Barça con destino a París. Pero Ronnie no cree que se equivocara con su decisión. “No lo creo. Yo lo que hago es mirar que mis amigos estén contentos y felices. Si él está feliz yo estoy feliz por él. Pero claro que me haría feliz que volviera al Barça, todo es posible en el fútbol”.

El brasileño responde siempre con amabilidad, evita la confrontación y resulta casi imposible encontrarle malas palabras sobre algún compañero de profesión. Además atiende con paciencia a todos los fans que se amontonan para hacerse un selfie con él durante el torneo de futvoley creado por Northweek.

Solo cuando algún periodista le recuerda que su luz se apagó cuando se fue del Barça le cambia la mirada, aunque al final, como siempre, recupera la sonrisa. “Son solo opiniones. Después de salir del Barça, jugué la liga italiana, gané la Libertadores… he ganado con todos; no sé si me apagué...”.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil