Quique Setién utilizó a ocho canteranos ante el Granada

El Barça empezó el encuentro con seis jugadores formados en casa y lo acabó con siete

El técnico cántabro demostró en su debut que su apuesta por La Masia será innegociable

Como si cada minuto perdido tuviera que pagarlo de su propio bolsillo, Quique Setién no está desaprovechando ni una sola oportunidad de probar que lo verbalizado durante la semana no son palabras vacías, sino convicciones casi dogmáticas a las que no está dispuesto a renunciar. 

La Masia vuelve a sonreír con alivio presenciando la irrupción del técnico cántabro en la entidad barcelonista. Tiene 61 años, una cifra que no dice gran cosa viendo la energía e ilusión que desprende cada uno de sus movimientos. El Barça arrancó el encuentro ante el Granada con seis canteranos en su once titular gracias a la presencia de Ansu Fati en la línea de ataque, que se unió a Sergi Roberto, Piqué, Alba, Busquets y Messi. Esa fue su apuesta más valiente porque, sin Luis Suárez, Setién optó por redefinir roles para hacerle un hueco al futbolista juvenil.

Messi, Ansu Fati y Riqui Puig celebran el tanto del 10 | VALENTÍ ENRICH

Los cambios introucidos por el nuevo entrenador blaugrana confirmaron e intensificaron su plan porque entró Riqui Puig y se marchó Rakitic. Al de Matadepera no le ha cambiado la cara porque se mantiene impertérrito ante los obstáculos que encuentra en su camino al Camp Nou, pero es evidente que Setién ha sumado un nuevo soldado a su causa. En ese momento había siete canteranos sobre el césped, los mismos que acabaron el partido tras el cambio de Carles Pérez por Ansu. Hasta ocho canteranos jugaron ante el Granada.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil