Sport.es Menú

¿Por qué Paulinho?

Hace meses que el Barça rastrea el mercado buscando un jugador de su perfil

Así juega el centrocampista brasileño que apunta al club blaugrana

Algunos de los motivos del Barça para fichar a Paulinho, en video | Ananns HDi

El fichaje de Paulinho no ha sido un arrebato de la dirección deportiva tras complicarse la ‘operación Verratti’. Nunca fue uno u otro; el plan era lograr la llegada de ambos al tratarse de dos perfiles muy distintos.

En el caso del brasileño, hace tiempo que Robert Fernández dio su nombre; sus actuaciones con Brasil terminaron de convencerle tras ser uno de los jugadores más destacados desde la llegada de Tite al banquillo de la canarinha.

Despliegue y Oxígeno para el tridente

Paulinho destaca sobre todo por su despliegue físico; es un jugador formidable en la presión alta y uno de esos jugadores que acostumbra a estar en el lugar adecuado en las segundas jugadas y en los balones divididos. Pero no se trata de un jugador estático; no es un mediocentro posicional. Paulinho es sobre todo un jugador de ida y vuelta. La dirección deportiva del Barça detectó problemas en la estructura defensiva del último curso. 
La presencia del tridente castiga al mediocampo y ahí Paulinho puede dar oxígeno al equipo. Así lo hace en un Brasil que también tiene su particular tridente. Ya sea como interior o en un doble pivote, Paulinho es sobre todo equilibrio.

¿Vértigo o control?  a qué jugará el nuevo Barça

A priori Paulinho encaja mejor en el Barça de Luis Enrique de los últimos años. Por sus características es un mediocampista que se encuentra más cómodo en partidos de ida y vuelta.

Con campo por delante es un futbolista capaz de pisar el área y que además es un gran activo en el juego aéreo. Si el Barça busca el vértigo como la temporada pasada –con transiciones rápidas– Paulinho se sentirá cómodo. Si el contexto es más de madurar las jugadas, con rivales encerrados en su campo, sufrirá más. 

¿La liga  China ha mermado su nivel?

En Brasil nadie duda de su presencia en la selección. El argumento es claro: si cuando juega con la ‘seleçao’ rinde, no hay ningún inconveniente en que juegue en una liga menos competitiva. Y sus actuaciones han sido una de las aportaciones más valoradas de la ‘canarinha’ en los ocho partidos con el nuevo seleccionador. Sobre todo en partidos como ante Argentina. En el Barça también lo tienen claro: si rinde a ese nivel en una selección como Brasil es que está listo para venir.   

Polivalencia y flexibilidad táctica

A lo largo de su carrera ha demostrado que puede adaptarse a varias posiciones. De entrada, si Valverde respeta el 4-3-3, el interior derecho es el mejor contexto para él. Con Busquets como mediocentro, puede aportar en las dos áreas gracias a su gran despliegue físico.

Más aún teniendo en cuenta la presencia de Messi en esa zona, que le obligaría a vaciarse en tareas defensivas. Pero Paulinho también puede ocupar el mediocentro o incluso formar pareja con Busquets en un 4-2-3-1, un sistema habitual en los equipos de Valverde. 

Sabe a lo que viene 

Paulinho tiene claro el rol que tendría en el Barça de Valverde. En el Guagzhou Evergrande juega con libertad total, pero en el Barça llegaría para hacer, sobre todo, trabajo de intendencia.

Así ocurre también en Brasil al lado de jugadores como Neymar, Coutinho o Douglas Costa. El brasileño está convencido de que puede encajar y jugadores como Ney valoran muy positivamente su incorporación

EFECTOS COLATERALES

Con su llegada –y la de otro medio– sobrarían centrocampistas en la plantilla. Jugadores como Rafinha, Denis o incluso Aleñá lo tendrían muy difícil. ¿Es posible incluso la venta de alguna vaca sagrada del mediocampo este mismo verano?

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil