Sport.es Menú

Neymar, renovado con el Barcelona

El trepidante final de temporada que ha vivido la primera plantilla blaugrana y el adelanto de los comicios a la presidencia del FC Barcelona han impedido que Neymar haya firmado su ampliación y mejora de contrato. Los grandes trazos del acuerdo están cerrados desde hace meses y solo falta por pulir detalles menores que, casi por decoro, quedarán supeditados a la supervisión final de la futura junta directiva. En principio, atendiendo a los plazos que se han marcado las partes implicadas, en agosto está previsto que se escenifique la clásica fotografía de Neymar ampliando su compromiso con el FC Barcelona hasta 2020.

Tomàs Andreu

pura formalidad

A finales del 2014, SPORT adelantó la voluntad de la directiva del club blaugrana por negociar un incremento salarial y una extensión del contrato original de Neymar. La buena predisposición de club y jugador hizo que los contactos se aceleraran y muy pronto se sentaran las bases del futuro contrato de la estrella brasileña.

Coincidiendo con una de las visitas del padre de Neymar a mediados del mes de febrero, acompañado de sus servicios jurídicos, se abordaron cifras y detalles más concretos. Desde entonces el intercambio de documentación y el baile de cifras ha sido una constante en busca del acuerdo definitivo. Fuentes del club han admitido que dan por renovado a Neymar a expensas de pulir los flecos de última hora y encontrar las fechas propicias para sentarse en una mesa una vez el futbolista se reincorpore a la pretemporada 2015-16. Se trata de pura formalidad.

de acuerdo con las cifras

Estas mismas fuentes también han confirmado que las cifras que se contemplan en el nuevo contrato ya están cerradas y firmadas desde finales del pasado mes de marzo. El club cumplirá con la promesa que en su día se le transmitió a Neymar y en su primera mejora se le duplicará la ficha hasta convertirse en el segundo jugador mejor pagado de la plantilla -pasará a percibir alrededor de 12 millones de euros netos por temporada-. Una evidente mejoría que entrará en vigor a partir del 1 de julio y que conllevará dos años más de contrato.

detalles

Uno de los detalles que faltaba por confirmar era la cláusula de rescisión estipulada, aunque el club quiere establecerla en 250 millones de euros, una cantidad idéntica a la de Leo Messi. Todo un mensaje dedicado a aquellos clubs que en un momento dado puedan caer en la tentación de seducir al crack brasileño. Cifras disuasorias para las grandes fortunas de la Premier que de vez en cuando rondan el vestuario del Camp Nou.

Neymar no se moverá del FC Barcelona a corto plazo. Tanto el futbolista como su padre han admitido sentirse felices en el club y "con deseos de prorrogar el contrato cuanto antes".

La consecución del triplete aún ha afianzado más los vínculos de un jugador que esta temporada ha experimentado una progresión espectacular en su rendimiento futbolístico. La sintonía del tridente -junto a Messi y Luis Suárez- ha sido una de las claves de la histórica campaña del equipo. La figura de Ney se ha revalorizado como la espuma hasta convertirse en una de las grandes estrellas del firmamento futbolístico.

no hay dudas

En el Barça se reconoce que tras el pequeño parón después de la debacle de San Sebastián, todo ha ido rodado y no han surgido más dudas o dificultades. Neymar siempre ha sido franco en sus deseos y el club los ha respetado. Entiende a la perfección que Leo Messi come aparte, que nadie puede discutir su liderazgo y el derecho a ser tratado de una forma diferenciada en todos los aspectos, incluyendo el económico. Pero más allá del Dios argentino… ahí aparece su figura. Y en la futura tabla salarial se respetará los deseos del futbolista y el compromiso que en su día ya asumió Sandro Rosell.

La dimitida junta de Josep Maria Bartomeu no consideró oportuno acelerar aún más los ritmos teniendo en cuenta lo mucho que se ha jugado el equipo en el último mes de competición. El caso de Ney no se puede comparar con las renovaciones de Busquets, Pedro o Alba. Consciente que todo está atado, y bien atado, desde marzo, el brasileño pidió calma para centrarse en cuestiones estrictamente deportivas.

A primeros de abril ya se tenía la certeza que el equipo iba a llegar en condiciones de hacer un gran final de temporada y de disputar los tres títulos en juego. En el caso del brasileño se da la circunstancia de la disputa de la Copa América en Chile.

nadie pondrá trabas

Ya sea por cuestiones deportivas o por temas electorales, el futuro contrato de Neymar se encuentra en la 'caja fuerte' del club a la espera que la directiva entrante revise todos los detalles y convoque al futbolista y su agente para la firma final. Se da por descontado que ninguno de los aspirantes a la presidencia pondrá una sola traba a un documento que ya ha sido aprobado. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil