Memphis, de fichaje fallido en Manchester a ídolo en Lyon

HISTORIA SPORT

Creció en la cantera del PSV y Van Gaal lo fichó para el United, pero su paso por la Premier no cuajó

El Lyon lo incorporó en el mercado de invierno de la temporada 2016-17

Javier Giraldo ha ido a conocer el pueblo en el que creció el ya jugador del Barça, Memphis Depay | sport

"Hábil con las dos piernas, competitivo, goleador voraz, muy fuerte físicamente y capaz de competir físicamente con niños mucho mayores que él”. La definición que Ton Redegeld hace de Memphis Depay explica a la perfección el perfil del jovencísimo jugador que salió del VV Moordrecht, el equipo de su pueblo, para entrar en el fútbol base del Sparta de Rotterdam. 

Redegeld es el presidente del VV Moordrecht. Recuerda con nitidez el paso de Memphis por el club. Depay jugó entre los seis y los nueve años en el equipo. “Si ganábamos 7-2, el hacía cinco goles y daba dos asistencias. Y era un gran regateador porque nunca se separaba de la pelota, lo veías con frecuencia por el pueblo con el balón en los pies”, recuerda. 

No fue de extrañar que el Sparta de Rotterdam se fijase en él. El club suele vivir a la sombra del Feyenoord, el gran símbolo futbolístico de Rotterdam, pero tiene una afición fiel y muy apegada al territorio. Memphis jugó en el Sparta hasta los doce años, cuando se incorporó a la cantera del PSVEindhoven, uno de los grandes del fútbol neerlandés. 

En Eindhoven, ciudad pequeña y tranquila en la que el PSV es una religión, Memphis encontró el entorno perfecto para formarse como jugador. Creció con naturalidad en los equipos inferiores del equipo de la Philips.

Su nombre ya empezaba a ser popular en los corrillos del fútbol neerlandés, hasta el punto de que fue internacional con todas las categorías inferiores de los Países Bajos.

Los aficionados neerlandeses opinan sobre el fichaje de Depay para el Barça | sport

En 2011 fue campeón de Europa sub-17. En la final del torneo, disputado en Serbia, Países Bajos arrolló sin piedad a Alemania: Memphis marcó uno de los goles. No fue el máximo goleador de la competición pero apareció en el equipo ideal.

Su debut en la Eredivise llegó en febrero de 2012: jugó un minuto ante el Feyenoord, el gran rival del Sparta de Rotterdam, a las órdenes del entrenador Fred Rutten. En su primera temporada jugó ocho partidos y anotó tres goles. No tardó en afianzarse en el PSV, al punto de que en el curso siguiente ya fue el jugador más importante del equipo, a las órdenes de Dick Advocaat. 

Ya en el curso 2013-14, a las órdenes del ex azulgrana Phillip Cocu, Memphis Depay dio un salto de calidad a nivel internacional. Aunque no había ganado aún ningún título a nivel de clubes, Louis van Gaal le premió llevándoselo al Mundial de Brasil, en 2014. Tenía solo 20 años y el plan de Van Gaal era que aprendiese de jugadores como Robben o Van Persie, más experimentados. Holanda cuajó un gran Mundial (fue tercera) y Memphis participó en cuatro partidos -frente a Australia, México, Chile y Costa Rica- en los que marcó dos goles.

Depay, un atacante total para el Barça | Perform

La temporada 2014-15 fue la de su explosión definitiva: ganó el título de la Eredivisie y fue el Pichichi del campeonato, con 22 goles

Las cifras llamaron la atención de Van Gaal, que apostó firmemente por su fichaje: el entrenador ya había asumido las riendas del Manchester United y creyó firmemente en su compatriota.

El United pagó 34 millones de euros por Depay en el verano de 2015. Parecía una excelente operación de futuro, pero Memphis -que se atrevió a lucir el dorsal 7 que antes habían llevado Cantona, Beckham o Cristiano- no cuajó en el equipo inglés. Van Gaal fue perdiendo la confianza en el jugador, que protagonizó algunos episodios extradeportivos poco edificantes.

Vuelve el mejor Memphis

El Lyon lo firmó en el mercado de invierno del curso 2016-17. El club francés pagó 16 millones de euros, cifra muy bien invertida a la vista de los resultados: en la Ligue 1 se reencontró con su mejor versión. 

En 2020 fue elegido mejor futbolista de la Ligue 1 y en el curso 2020-21 solo Mbappé le superó en la tabla de goleadores. Referencia, capitán y líder del Lyon, con el que alcanzó las semifinales de Champions en 2020, ahora llega al Barça para dar otro salto de calidad en su carrera. 

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil