Laporta quiere a Pep de director deportivo

Laporta quiere a Pep de director deportivo

Laporta quiere a Guardiola para su nuevo proyecto en el Barça
Laporta quiere a Guardiola para su nuevo proyecto en el Barça | Javi Ferrándiz

Joan Laporta aún no ha anunciado oficialmente que optará, de nuevo, a la presidencia del Barça. Lo hará cuando crea que ha llegado el momento. Se trata, al fin y al cabo, de un formalismo porque quienes le rodean no tienen ninguna duda de que así será. No son convicciones basadas en rumores, sino en hechos. Y es que el expresidente ya ha puesto en marcha la maquinaria para, llegado el día, tenerlo todo atado y bien atado. 

Laporta y su equipo están trabajando para formar una candidatura ganadora. Ese es el único objetivo y, además, la intención es lograr una victoria contundente que no dé lugar a dudas sobre su regreso. En ese sentido, el grupo que lidera el expresidente considera que sería más favorable a sus intereses que las elecciones se llevaran a cabo en 2016, cuando finalizará el mandato iniciado por Sandro Rosell en 2010 y continuado por Josep Maria Bartomeu tras su dimisión en enero de 2014. No se trata de una posición gratuita, sino meditada y basada en el proyecto que Laporta quiere presentar a los socios y en el que la figura de Pep Guardiola podría ser clave. Por lo menos, esa es la voluntad de quien ya dirigió el Barça desde 2003 hasta 2010. 

Joan Laporta quiere acudir a los comicios con una carta ganadora y esa no es otra que presentarse con un proyecto en el que Guardiola, que acaba contrato en Alemania en 2016, sería uno sus pesos pesados. La etapa como entrenador del de Santpedor en el Camp Nou no se repetirá, pero las puertas del club, con Laporta al frente, están abiertas de par en par para el actual técnico del Bayern de Munich. El cargo que Laporta ha pensado para Pep es el de director deportivo con plenos poderes en todo lo que se refiere a ese área.

Hasta donde ha podido saber este diario, ya se han producido sondeos en esa dirección y la figura de Xavier Sala i Martín, extesorero blaugrana con Laporta, también adquiere aquí su relevancia. A los tres les une una gran amistad y el contacto es muy fluido. Tanto que Laporta y Sala i Martín son conscientes de que no pueden presentar un proyecto cerrado a Guardiola, sino unas bases en las que el propio Pep pueda construir sus propios planes. De ahí que la dirección deportiva solo sea un punto de partida. 

Más allá de las intenciones del proyecto que liderará el expresidente, el regreso de Guardiola no es un objetivo menor. Tiene contrato hasta junio de 2016 con el Bayern de Munich, de ahí que a Laporta le interese que las elecciones sean ese año, pero el club bávaro ya está apretando al técnico para que renueve, algo que, de momento, el de Santpedor ha podido esquivar: “Tenemos tiempo para hablar de este tema”, dijo a finales de noviembre. Además, Qatar, que acoge el Mundial de 2022, también tiene planes para el entrenador. Pese a la buena relación entre los protagonistas, Guardiola es uno de las personas con más peso en el fútbol mundial y será él, como siempre, quien tendrá la última palabra. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil