Sport.es Menú

Kaptoum, un Zidane de color y vestido del Barça

A muchos les sorprendió que hace unos meses, cuando llegó al FC Barcelona, el Tata Martino diese el nombre de Wilfrid Kaptoum para hablar del buen trabajo que se estaba haciendo en el fútbol base del FC Barcelona. Kaptoum es un jugador conocido para los que van a menudo a la Ciutat Esportiva, pero no para el gran público. Pero este martes, Kaptoum jugó los últimos 20 minutos de la semifinal de la Copa Catalunya contra el Girona. Y un par o tres de detalles técnicos que tuvo fueron suficientes para que más de uno se haya fijado ya también en él.

Josep Capdevila

Kaptoum nació el 7 de julio de 1996 en Douala (Camerún). Entró a formar parte de la Fundación Samuel Eto'o. A sus responsables, siempre se les preguntaba por los jugadores con más proyección ese año y en el 2008 la respuesta fue clara: Enguene y Kaptoum. Y el Barça fichó a Enguene y ya a mitad de temporada, cogió también a Kaptoum. Empezó a entrenar con el alevín A de Andrés Carrasco y aunque en la Liga acabó la temporada en el Sant Andreu como cedido, ya jugó con el Barça el campeonato de Catalunya y el prestigioso torneo de Brunete. Al año siguiente, ya jugó con normalidad en el Infantil B de Albert Puig y así fue subiendo, pasando por todos los equipos del fútbol base hasta llegar al juvenil A de Jordi Vinyals.

Más tímido e introvertido que la mayoría de jugadores cameruneses, todo el mundo destaca su gran calidad técnica. Es un virtuoso del fútbol, un jugador de esos que gusta por su elegancia, por tener el balón como una extensión de su pie, sin tener que mirarlo en ningún momento para tenerlo controlado. Son también conocidas sus "fintas" una jugada que le gusta mucho practicar. Si algo se le puede "criticar" es que en ocasiones le cuesta coger esa marxa de más para marcar más diferencias. Pero cuando encuentra esa marcha, es prácticamente imparable.

Cuando aún estaba en la Fundación Eto'o, un técnico ya le bautizó como "Zizou", por las similitudes en su juego con el jugador francés. Y también se puede considerar que tiene algo de Thiago Alcántara.

¿UN GRAN PORTERO?

Que Kaptoum es un gran jugador nadie lo duda. Pero, ¿podría ser también un gran portero? Cuando jugaba en el infantil A, el Barça se clasificó para la final del torneo de Arnedo. La final era nada más y nada menos que contra el Real Madrid. El día antes de la final, ante los problemas físicos de los porteros el técnico, Andrés Carrasco, ya preguntó a sus jugadores quien aceptaría ponerse los guantes en caso de ser necesario. Y con una sonrisa en sus labios, Kaptoum dijo que por él, encantado. Y como la ley de Murphy no falla nunca, en el último minuto de la final y con empate a uno, se lesionó el único portero que quedaba sano. Y a Kaptoum le tocó ponerse bajo palos en la tanda de penaltis. Acertó por dónde irían todos los lanzamientos. Y en el último y definitivo, paró el lanzamiento del madridista Pozo. El Barça, campeón.

Y si en Can Barça se recuerda mucho esta anécdota, también se le "acusa" de ser el autor de uno de los mejores goles que se han visto en el fútbol base en los últimos años. También en un partido importante. Derbi infantil contra el Espanyol, con el título en juego. Córner a favor del Espanyol. Hay un rechace y el balón le cae a Kaptoum, que se marca un "coast to coast" hasta el área contraria y a la salida del portero le regatea con una elegante finta y marca. El Barça acabaría ganando 4-1.

Representado actualmente por Iván de la Peña, Kaptoum es un jugador con un gran futuro aunque, como siempre, es difícil saber hasta dónde puede llegar. Pero nadie duda que las condiciones para triunfar, las tiene.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil