Sport.es Menú

Jordi Cruyff: "No volvería al Barça solo por mi apellido"

"La parte romántica está presente en una decisión así, pero no debe ser la única razón"

"Johan es inmortal y yo soy mortal; la comparación es una estupidez"

Jordi Cruyff habló del peso de su apellido  | ZML

Jordi Cruyff acumula ya una extensa experiencia como director deportivo y entrenador. La opción de regresar algún día al Barça sigue abierta, pero aún no ha tenido ninguna experiencia en el fútbol europeo de primer nivel.

¿Cuál es su visión de carrera?,  ¿Se prepara para saltar al fútbol europeo?

Si en algo he fracasado es en hacer planes. Me gusta tanto entrenar y dirección deportiva. La gestión me sale de forma instintiva, natural: Dejar a la gente trabajar, comunicarme con los jugadores… siempre se me ha dado bien. Entrenar es una guillotina, es hoy y un poco de mañana. La dirección deportiva es hoy, mañana y a largo plazo. El fútbol es una mesa con diferentes sillas. Estar en varias me ha permitido formarme por si algún día llega ese sitio soñado. Entonces, estaré mucho más preparado.

Un día volverá al Barça, se lo han dicho gente del club, la afición ¿Siente que  va a suceder?

La pregunta más importante es saber si esto está basado en conocimientos profesionales míos o si es una idea romántica. El romanticismo es fantástico pero al final hay que cumplir con el trabajo. Yo me formo por mí mismo, porque soy competitivo y porque me gusta. No sabes lo que va a pasar mañana. La parte romántica está presente pero no es la razón por la que alguien debe ir a un sitio. Si va a un sitio es porque encajas con las ideas, hablas un mismo idioma futbolístico de lo que respira ese club. Es lo mismo que jugadores extraordinarios que van a un club fracasan y van a otro y triunfan. No entiendes el porqué. Hay que entender el ADN de un club. Hay entrenadores que no pueden entrenar nunca al Barcelona y son grandes entrenadores. Lo que se necesita es selecto y específico.

"El Barça es de esos 3 o 4 sitios especiales que hay para mí; el United también"

¿No tiene la sensación de que no podrá escapar de su destino?

Me escapo bien (jejeje). En clubs grandes, los trabajadores deben ser profesionales a tope. Yo no soy mi padre. Él era un revolucionario extraordinario, de otro nivel, con una valentía fuera de lo normal. No hay nadie así. Si la gente espera que voy a hacer lo mismo… ese romanticismo no ayuda. 

En cambio...

Sí ayuda tener una idea clara de qué hacer y cómo mejorar. Por ejemplo, creo que los canteranos del Barça deberían poder volver pese a que un día se fueran del club.  El Barça es un club muy especial, muy difícil . Esos jugadores que han salido y que ahora no quieres de vuelta, quizás son los que mejor entienden el juego y el riesgo de fracasar es menor ante  uno que no ha estado nunca en el club. El periodo de adaptación de un jugador que no ha estado en el Barcelona es mayor que uno que ya ha estado aquí.

Solo volverá a Barça por lo que vale, no por lo que sugiere su apellido. ¿Es así?

No solo al Barça sino para todos los clubs. En cualquier sitio donde vas, tienes que encajar. No todos encajan en todos los sitios. Cada club es diferente. Cualquier club al que fui es porque tuve feeling,  pensé que podía aportar algo positivo y ser recordado por haber sumado.

Pero volvamos al Barça. ¿No se ha dado las circunstancias del encaje a pesar de las ofertas que le han hecho?

Hemos tenido conversaciones sanas. Hemos hablado y nada más. Hay buena relación por varios motivos. Primero porque se está respetando la figura de mi padre. Me parece importante. En Inglaterra las leyendas tienen un respeto ilimitado. Es precioso recordar a la gente que te ha ayudado a crecer. Con la figura de mi padre, el Barça está perfecto en este sentido.

¿Qué era más difícil, ser hijo del entrenador o hijo de Joan Cruyff?

Hijo de entrenador (sin dudar). Hijo de Johan Cruyff lo sufres cuando la gente intenta comparar. Es una estupidez. A mí que no me comparen con él. Ni a mí ni el 99,99% de la gente porque perdemos todos. Yo soy un mortal, uno de los que viene, hace un par de cositas y se irá y vendrá otro. Él es un inmortal. No es lo mismo. Son dos cosas diferentes. El día que fui a jugar a Inglaterra me sentí liberado de estas comparaciones . Que van a ser injustas siempre. El está en otro lugar.

"Fui siempre un revelde, porque no busco un plan, sino el feeling"

¿Cuándo el apellido es una losa y cuando un trampolín?

Viendo mis pasos en mi vida nunca lo he utilizado. He sido rebelde y he querido ser feliz. He ido a países donde la gente no va. Y me ha encantado. En Israel, en Chipre, en China… No buscó el plan, sino el feeling. 

¿Huye de lo que pueda ser sospechoso que te usen el nombre?

Sí, siempre. Ahora tengo una edad, ha pasado mucho tiempo. Me gusta ser yo mismo. Mi padre es uno de los pocos y yo uno de los tantos. Lo mejor es intentar ser feliz. Estoy contento con mi camino. Sueño con lo más alto, pero cuando veo que es un buen momento. Para ir y no encajar, mejor no hacerlo. Si alguien decide que es el momento, será el momento. Si no, no pasa nada.

¿Barcelona es uno de estos sitios?

Sí. Hay 3 o 4 que son especiales. El Manchester United también lo es.

¿Ajax?

Como jugador y como director deportivo, hubo opciones pero no lo veía. 

¿Con el Barça tiene una relación más sentimental?

Sin dudas. La cantera te forma mucho. Con 7 y 8 años todavía no. A esa edad corres detrás de una pelota. La época que te forma son los 12 y 13 años que ves el fútbol como una oportunidad de perseguir tu sueño. Eso fue aquí. Y te toca. 

¿Se puede decir que no al Barça?

Sí, creo que sí. Normalmente es una llamada a la que respondes, es como una religión. Lo más importante es entender si encajas a lo que se necesita en aquel momento. El timming es importante. Si crees que por el motivo que sea no encajas, es mejor no hacerlo. O no estás preparado o ellos no te ven 100% preparado… cualquier motivo. La exigencia es máxima y tienes que estar a la altura. Si no es así, es mejor decir que no. 
 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil