Sport.es Menú

Iniesta: "Guardiola me llevó al nivel que tengo ahora"

El centrocampista del Barça Andrés Iniesta es uno de los protagonistas de la última edición de la revista rusa editada en España ‘Mesto Vstrechy’.

SPORT.es

En la misma, el internacional blaugrana explica que "la final de Sudáfrica" con la selección "y, al mismo tiempo, todo lo conseguido con el Barça, son mis mejores recuerdos. No me puedo quejar: seis Ligas, tres Champions y un montón más de títulos", resume 'don Andrés'. "¿El peor recuerdo? Quizás por reciente, la derrota en la Copa Confederaciones ante Brasil. Pero ahí aprendimos la lección", avisa.

Igualmente, asegura que "mi mejor gol son dos. Con España, el de la final contra Holanda en el Mundial porque me dio fama Mundial. Pero hay otro gol que para mí tiene el mismo valor, que es el de Stamnford Bridge contra el Chelsea en la semifinal de la Champions. Perdíamos 1-0 en un partido sin suerte y en el 92’ empatamos con mi gol. Fue una locura y no lo puedo describir con palabras. Y encima, ganamos la final", rememora Iniesta.

GUARDIOLA Y LAUDRUP

El centrocampista recuerda que su ídolo de infancia "era Guardiola. Veía sus partidos por la tele y soñaba en jugar como él", admite. "Y lo que más me sorprendía era su claridad en la construcción del juego".

Iniesta añade que "él (Guardiola) y Laudrup fueron los jugadores más importantes en mi infancia. Por eso, cuando se convirtió Guardiola en mi entrenador, experimenté una felicidad incomparable. Además, él me ha llevado al nivel que tengo ahora".

La estrella del Barça reconoce que el 8 es su número favorito y que no renunciaría a él "por nada". Y una manía: "En cuanto el árbitro pita el inicio me santiguo tres veces. Lo hago desde niño y lo haré siempre".

Iniesta destaca como el hecho más importante de su vida el hecho de ser padre, más aún ahora que espera junto a su esposa Anna Ortiz. Tras el nacimiento de Valeria, "se abrió para mí una nueva sensación. Ahora, si fuera niño, tendría el paquete completo y hace tiempo que soñamos con esto", bromea, "pero no depende de nostros. Hay que esperar unos meses".

Iniesta reconoce que no le importaría que, en el caso de ser niño, su segundo hijo fuera futbolista. "La Masia en la que yo estuve ya no existe" pues ha cambiado de instalaciones, "pero el concepto de ser 'la cocina' de los jóvenes del Barça sigue tan vivo como el primer día".

¿DON ANDRÉS II?

A pesar de todo, recalca que "no quiero influir para nada en mis hijos. Si mi hijo quisiera ser futbolista, siempre lo apoyaré; y si quisiera ir al Barça, perfecto".

El internacional barcelonista señala que "valores como la disciplina, el trabajo en equipo, el respeto a los demás, incluidos los rivales.... Me convertí en la persona que soy gracias a lo que me enseñaron en la Masia”.

El centrocampista der 'La Roja' se reconoce "como un tímido. Es verdad, me cuesta ser el centro de atención y por eso intento luchar contra esto y, poco a poco, creo que he ido encontrando mi rol".

Aunque tenga que hacer un esfuerzo para superar su timidez, no ve como un problema el contacto con los aficionados. "Tampoco es fácil para mí saber que mucha gente tiene puesta sus esperanzas en mí. Pero no me canso nunca de hacerme fotos con los aficionados y firmar autógrafos, sobre todo con los niños". E intenta ser "muy estricto y solo firmo contratos publicitarios con aquellos que respetan mis normas éticas". 

EL MOMENTO DE VALDÉS

Andrés Iniesta habla sobre la selección y sobre Iker Casillas. “Es nuestro símbolo, el mejor portero del mundo, pero en la selección hay jugadores sobradamente preparados para ocupar su lugar, como Víctor Valdés y Pepe Reina". En su opinión, "me parece que ya ha llegado el momento de Víctor, aunque la decisión la tiene que tomar el seleccionador".

También se ve obligado a aclarar durante la entrevista si su familia es del Real Madrid. "Mi familia va conmigo; y como yo soy jugador del Barça, ahora son todos barcelonistas y del Albacete, claro".

Iniesta se ve como profesor licenciado en pedagogía de no haber sido futbolista. "Muchas veces me he imaginado como profesor, enseñando a los niños, pero el fútbol cobró tanta importancia que no pude hacerlo", admite. "Ahora estudio INEF aunque no puedo llevar el rtitmo normal por los compromisos profesionales".

Finalmente, explica que cuando deje el fútbol "me gustaría ser recordado como una persona justa y nada presuntuosa", y en el momento de colgar las botas, "me gustaría convertirme en un gran viticultor" al frente de las bodegas que tiene junto a su familia..

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil