El Manchester United no cede y prepara 47 millones por Cesc

Cesc Fàbregas continúa levantando pasiones en el fútbol inglés. Su irregular trayectoria en el Barça desde que se confirmase su regreso al club en el verano de 2011 ha provocado que constantemente surjan múltiples rumores que vinculan su futuro nuevamente a la Premier League.

ALFONSO CALLEJAS

Sin embargo, una serie de circunstancias ha desencadenado que su nombre suene con más fuerza que nunca en una de las ligas más potentes del mundo. El baile de técnicos en varios de los mejores clubs de dicho campeonato -Manchester United, Manchester City y Chelsea- ha generado que la rumorología entre en ebullición sobre los nuevos proyectos y posibles fichajes a llevar a cabo. Es ahí donde aparece la figura de Cesc, como objeto de deseo de los 'red devils', con el Arsenal de Arsène Wenger siempre en la sombra, suspirando por el regreso del añorado Fàbregas.

Sin duda, el caso del United es muy particular. A pesar de haber reconquistado la Premier League hace algunas semanas y de que el club ha intentado por todos los medios que la salida de Sir Alex Ferguson sea lo menos traumática posible, en el entorno se intuye que la llegada de David Moyes al banquillo de Old Trafford traerá consigo cambios sustanciales en la primera plantilla. Con la 'patata caliente' de Wayne Rooney sobre su despacho, el extécnico del Everton debe mover ficha para reforzar su plantilla ante los grandes movimientos de, especialmente, City y Chelsea. Y el nombre de Cesc se ha convertido en casi una obsesión.

No en vano, el centro del campo del United requiere de una remodelación urgente. Con la portería, la defensa, las bandas y el ataque -a la espera de resolver el 'caso Rooney'- bien cubiertos, Moyes debe asumir la responsabilidad de incorporar a un peso pesado para llevar la batuta del equipo. A día de hoy, Carrick y Cleverley son los únicos capacitados para ello. Scholes abandonó el club de la mano de Ferguson, Fletcher continúa recuperándose de su complicada colitis ulcerosa -aunque se le espera para la pretemporada-, Kagawa desempeña un rol más ofensivo -exento de ataduras defensivas-, el mito Giggs se encuentra en su ocaso final y Anderson no ha demostrado credenciales para ser intocable. Así las cosas, fichar a un primer espada para la medular parece innegociable para encarar con garantías un nuevo ciclo triunfal.

El deseo de Moyes por convertir al '4' del Barça en un 'red devil' es tal que la oferta procedente de Manchester podría superar una cifra jamás prevista en Can Barça. Según reveló este sábado el 'The Sun', el United estaría dispuesto a ofrecer la friolera de 40 millones de libras -unos 47 millones de euros- para convencer al Barça y hacer saber al jugador que su apuesta sobre él es total. Cesc, por su parte, ha descartado por activa y por pasiva la posibilidad de regresar a la Premier a corto plazo, pero la obsesión de Moyes y su insistencia durante el verano parece no haber hecho más que comenzar.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil