'Caso Neymar': No habrá juicio

'Caso Neymar': No habrá juicio

El FC Barcelona ha trabajado bien para quitarse un peso de encima en el Caso Neymar
El FC Barcelona ha trabajado bien para quitarse un peso de encima en el Caso Neymar | sport

Carpetazo al 'Caso Neymar'. No habrá juicio. Es una de las consecuencias que ha tenido pasar de la Audiencia Nacional de Madrid, que se declaró no competente para sustanciarlo (toda una bofetada para el fiscal José Perals), a los juzgados de Barcelona. El juez Juan Emilio Vilá Mayo, titular del Juzgado de Instrucción número 22 de Barcelona 'invitó' a las partes a alcanzar un acuerdo antes de finales de junio y así se ha hecho.

Romàn Gómez Ponti, director de los servicios jurídicos del FC Barcelona, José Ángel González Franco en representación de Josep María Bartomeu, y Cristóbal Martell, representando a la entidad azulgrana, además del abogado de Sandro Rosell, han alcanzado un "acuerdo de conformidad" con la Abogacía del Estado, representada por Edmundo Bal, y con la Fiscalía, en la persona de Pedro Ariche, por la que el FC Barcelona admite haber cometido "dos infracciones tributarias delictivas" derivadas de no haber efectuado la retención pertinente a Neymar en los ejercicios 2011 y 2013. La entidad azulgrana ha acabado reconociendo que el dinero abonado a "N&N", tanto el préstamo de 10 millones de euros, como los 40 millones por adelantar un año el fichaje de Neymar, fueron por "rendimiento del trabajo".

Igualmente, la Fiscalía y el Abogado del Estado retiran las acusaciones y las multas contra Josep María Bartomeu y el FC Barcelona del ejercicio  correspondiente al 2014, cuando el club abonó a la empresa del padre del jugador, N&N, cinco millones de euros pendientes del primer contrato.

Asímismo, el ex presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, y el actual, Josep María Bartomeu, quedan exonerados penalmente y no han de hacer frente a ninguna multa por cuanto antes de interponerse la querella en la Audiencia Nacional, el FC Barcelona ya había depositado 13, 5 millones de euros a favor de la Agencia Tributaria, en una declaración complementaria, para resarcir cualquier tipo de daño.

Gracias a esta "propuesta cerrada" entre las partes, que engloba diferentes términos juridicos fiscales, contraactuales y penales, el FC Barcelona ha evitado tener que hacer frente a un millonario aval de 90 millones de euros, que es la cantidad, aproximada, que le hubiera exigido la Agencia Tributaria y Fiscalía para iniciar el juicio. Una cifra resultado de sumar las cuotas reclamadas (12,3 millones de euros), la multa solicitada (51 millones) y, como dicta la ley, un tercio de esas cantidas para afrontar las responsabilidades dimanantes del juicio.

La multa que solicitaba la Fiscalía por los años 2011 y 2013 era de 22,2 millones de euros. Si tenemos en cuenta que el 24 de enero de 2014 el FC Barcelona ya depositó a favor de la Agencia Tributaria 13,5 millones de euros, los 5,5 millones en los que se ha cerrado el pacto como "reparación del daño", arrojan una conclusión económica y otra social. Por un lado, el 'Caso Neymar' se cierra en unos 17,5 millones de multa en lugar de los 22 millones solicitados. Y el FC Barcelona, como entidad, borra de un plumazo la incertidumbre de ir a un juicio que hubiera exigido un aval de 90 millones, toda una hipoteca para la actual junta directiva y, seguramente, para la venidera. Se ha eliminado un riesgo económico, se ha cerrado un litigio y todas sus incertidumbres. Es, lo que llaman los abogados, "una convergencia de voluntades".