De Arthur o Arturo, Valverde deshoja la margarita

El técnico no se decide entre los dos y sigue apostando por equilibrar sus minutos

Por contraste, la presencia de uno u otro determina la identidad del equipo

La patada ninja de Arturo Vidal que le costó la cartulina amarilla | LaLiga

En los debates futbolísticos la polarización es el camino más rápido para crear un relato. En el Barça la frase que se repite como un mantra es que Arturo Vidal es el músculo y Arthur el toque. De esta afirmación se desprende que la sola presencia de uno u otra define radicalmente la propuesta del Barça en un sentido u otro. 

Pero a menudo los números al menos ponen en duda afirmaciones que parecen inamovibles. Por ejemplo: no siempre la presencia de Arthur ha supuesto una mejora en la posesión. Hasta diciembre, de los cinco partidos que Valverde sustituyó a Arthur en la segunda parte, con más de diez minutos por delante, solo ante el Betis bajaron los números de posesión. En la primera vuelta contra el Sevilla se pasó de un 35% de posesión con Arthur en el campo a un 60% coincidiendo con la entrada del chileno. Algo parecido ocurrió ante el Inter.

También hay estadísticas que hacen tambalear otra supuesta verdad intocable: que Arturo Vidal mejora la aportación defensiva de Arthur. Frente al Girona el brasileño recuperó los mismos balones en nueve minutos que Vidal en una hora.  

En números globales (entre la Liga, Champions y Copa)  Arthur ha recuperado 98 balones por los 81 del chileno. Pero con un matiz importante: el ex del Gremio ha disputado 1.364 minutos por los 1.261 de Vidal. Más evidente es la precisión (y participación) en el juego de pases del equipo (1.203 pases buenos de Arthur por los 808 del ex del Bayern).

Las cifras dejan entrever que hay más elementos en juego que la presencia de uno u otro para definir el estilo del equipo. Pero también que el brasileño marca mucho la identidad del equipo. Así se vio ante el Girona, donde su entrada al campo ordenó al equipo aunque en un contexto muy propicio: un Girona cansado  con diez. 

Valverde justificó así la entrada de Arthur en la segunda mitad. "Estábamos teniendo dificultades en el primer tiempo y al inicio del segundo, el Girona nos tiraba la presión alta. Hemos tenido una pérdida que nos generó una ocasión clara de ellos. Arthur tiene capacidad para tener el balón y estando ellos con 10 ha ayudado a que estuviera cómodo".

Arthur, cuestión de estilo | EFE

EL PLAN DE VALVERDE

Viendo los minutos de los dos jugadores es bastante evidente que el objetivo de Valverde ha sido no perder a ninguno de los dos para la causa. Parece que incluso haya renunciado a veces a crear una estructura sólida a base de continuidad para poder seguir teniendo a los dos jugadores enchufados.

El técnico siempre ha tenido claro por dónde tiene que ir la aportación del chileno. "Él tiene llegada y puede agitar los partido. Es lo que hace y esa es su función". Su rol recuerda al de Paulinho la temporada pasada. Es un futbolista desordenado, que se siente cómodo con libertad para atacar el área. Y Valverde destaca su entusiasmo, "un jugador que arrastra a sus compañeros".  

Su dinamismo permite a Valverde proponer un centro del campo más escalonado. Arthur, en cambio, es un jugador más posicional, una red de seguridad desde el control y la posesión. De hecho los dos mezclan perfectamente al ser perfiles complementarios. Con ellos dos en el campo el Barça tiene orden y aventura.  

De momento no hay un titular indiscutible. Y no está claro quién se caería del once si las eliminatorias de la Champions arrancaran esta misma semana. El debate sigue en el entorno pero Valverde no parece tener prisa por definirse.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil