Sport.es Menú

André Gomes se 'disfrazó' de Iniesta participando en dos goles

André Gomes mostró una buena adaptación al estilo de juego del Barça
André Gomes mostró una buena adaptación al estilo de juego del Barça | sport

André Gomes, centrocampista portugués, de 23 años, aprobó con nota en su debut oficial con el Barça. Luis Enrique lo alineó de salida, ubicándolo escorado a la izquierda, en ausencia del lesionado Andrés Iniesta. Y el luso respondió dando algunas muestras de su clase. Su fino toque de balón, colocación y visión de juego dejaron un buen sabor de boca en la 'gent blaugrana', que empieza a frotarse las manos ante la proyección apuntada por uno de esos 'peloteros' que tanto gustan en el Camp Nou.

Ricard López

Gomes, futbolista clave en la victoria de Portugal en la pasada Eurocopa, se perfila como uno de los comodines de lujo del nuevo proyecto de Luis Enrique. No en vano, el club pagó 35 millones de euros, más otros 20 'kilos' en función de variables, al Valencia para hacerse con él. De sus botas nació la jugada que desembocó en el primer gol de Arda Turan. El internacional luso le cedió el balón a Messi con un sutil toque con el exterior del pie para que el argentino, en la frontal, se sacara de la chistera una de sus asistencias 'marca de la casa'. Un regalo del '10' que el turco, lógicamente, no desaprovechó (1-0, 9').

A pesar de no destacar por su olfato goleador -la temporada pasada sólo marcó cuatro goles con el Valencia-, Gomes se atrevió incluso a probar fortuna con un disparo lejano al filo de la media hora, tras recibir un pase de otro de los nuevos fichajes: Denis Suárez.

Gomes participó también en la acción del 3-0 contra el Sevilla, abriendo el balón en profundidad a Digne para que el francés se internara por velocidad por la banda izquierda. El centro del galo lo culminó luego Messi con un impecable testarazo a la red (55').

Pero lo mejor de todo fue la buena adaptación del internacional portugués al estilo de juego del Barça, y la notable sintonía que demostró tener con sus compañeros. Sus diagonales y cambios de orientación contribuyeron a romper la presión sevillista, y dar oxígeno a la media del Barça. Visto su rendimiento, nadie diría que era su primer partido oficial con el Barça. Un refuerzo que, a tenor de lo visto, aportará nuevas soluciones y aumentará la calidad de la plantilla.

El jugador expresó su satisfacción por la conquista de su primer título como azulgrana: "Estoy muy feliz por eso y por haber jugado. Voy poco a poco, llevo apenas una semana y estoy conociendo a mis compañeros. Aún tengo que trabajar mucho. ¿En qué posición me siento mejor en el campo?. Me quedo contento con poder jugar, lo haré donde decida el entrenador", declaró a TV3.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil