Menú

El Villarreal pasó por encima de un Sporting casi desahuciado

La dupla Bakambu-Soldado acabó con las esperanzas del equipo de Rubi en la Cerámica

Los amarillos siguen peleando por entrar en la próxima Champions y la próxima semana visitarán al Barça

Así celebró Bakambu uno de sus goles
Así celebró Bakambu uno de sus goles | AFP

No hubo historia en el Estadio de la Cerámica. El Villarreal pasó por encima de un Sporting al que ya solo le salvan las mátemáticas. Los amarillos decidieron en una noche inspirada de la dupla Bakambu-Soldado, suplentes el pasado martes en el Calderón y estiletes del equipo de Fran Escribà, que sigue consolidándose en la zona europea y aún soñando con entrar en Champions League.

FICHA TÉCNICA

Liga Santander

VLR

3-1

SPO

Villarreal

Andrés; Mario Gaspar, Álvaro, Bonera, José Ángel; Bruno, Jonathan dos Santos, Rodri, Soriano (Trigueros, 88'); Soldado (Adrián López, 76') y Bakambu (Sansone, 69').

Sporting

Cuéllar; Douglas, Meré, Babín, Amorebieta (Víctor, 52'); Xavi Torres; Isma López; Carmona (Sergio Álvarez, 66'), Vesga (Burgui, 46'), Moi Gómez y Cop

Árbitro

Estrada Fernández (catalán). Mostró tarjetas amarillas a Jonathan dos Santos y Bonera, por el Villarreal, y a Amorebieta, por el Sporting.

Goles

1-0 M. 33 Soldado. 2-0 M. 47 Bakambu. 3-0 M. 59 Bakambu. 3-1 M. 73 Douglas.

Incidencias

Partido correspondiente a la jornada 35 de la Liga Santander, disputado en el Estadio de La Cerámica ante 15.120 espectadores.

Unos sueños que son pesadillas en el cuadro gijonés. Era complicado sacar algo positivo de Villarreal pero encima la suerte no acompaña. Que se lo digan a Xavi Torres, quien vio cómo Andrés Fernández -¡otra vez gran Andrés Fernández!- evitó lo que parecía un gol cantado suyo en la acción anterior al primer gol local, obra de Soldado.

Del 0-1 al 1-0. De la esperanza a una decepción asturiana que Cedric Bakambu agrandó en los primeros minutos de la segunda parte con su doblete. El congoleño marcó una distancia suficiente para el Villarreal y definitiva para un Sporting que, pese a todo, luchó hasta el último instante, después de que Douglas marcara el gol del honor. Pese a todo, nada que hacer.

Y la Liga sigue quemando etapas. Los de Rubi se mantienen seis puntos por debajo del equipo que indica la salvación, el Leganés. Seis que pueden ser nueve si los pepineros derrotan al Eibar. Los mismos nueve puntos que quedarán en juego y que también luchará el Villarreal para aguantar la presión vasca de Real Sociedad y Athletic, además de achuchar al Sevilla por la cuarta plaza.

DOMINIO LOCAL

El Villarreal supo imponer su ley a lo largo del partido, quizá jugando con la necesidad de los sportinguistas. Fran Escribá realizó numerosos cambios respecto a su once inicial del Calderón, sobre todo en ataque. El tándem de vanguardia del pasado martes, Sansone y Adrián López, vio casi todo el partido en el banquillo y solo salió en la segunda mitad para suplir a Bakambu y Soldado.

También fue titular el autor del gol ante el Atlético, el italiano Roberto Soriano, quien dispuso de la primera oportunidad clara del partido en el minuto 15, pero se encontró con la aparición de Isma López para despejar milagrosamente bajo palos, con Cuéllar batido.

A Soriano le faltó la inspiración poco después en un remate totalmente solo ante el meta del Sporting. Mientras, los asturianos también se animaban y Moi Gómez probó la resistencia del larguero de la meta de Andrés Fernández minutos antes de que este evitará el gol casi cantado de Xavi Torres.

Y a partir de aquí, festival local. Soldado aprovechó una dejada del canterano Rodri para abrir el marcador. Bakambu no acertó a rematar un servicio de Jonathan dos Santos minutos más tarde, pero sí estuvo acertado en la reanudación. Primero, culminando otra asistencia del pequeño de los Dos Santos. Después, aprovechando un regalo de Soldado en el área chica.

GOL DE DOUGLAS

Fue prácticamente lo último que hizo el congoleño, sustituido por Sansone minutos antes de que el Sporting marcara el gol del honor en un gran disparo de Douglas desde la frontal, tras dejada de Víctor, uno de los jugadores de refresco que introdujo Rubi en la segunda mitad.

El técnico de Vilassar buscaba soluciones, pero no las encontraba. Y aunque Víctor acarició el segundo, su Sporting se fue de Villarreal tal y como vino, pero con menos esperanza. Aún queda Liga y las matemáticas no le condenan como ya lo está Osasuna. Pero el tiempo se acaba. El Villarreal no dio opciones en la noche de Bakambu y Soldado.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil