FC BARCELONA

El tridente del FC Barcelona ya no se toca

Este fin de semana pudo ser el último partido de la temporada sin el tridente al completo.Los tres han llegado en plenitud a este final de temporada y el deseo concedido es que puedan disfrutar como les gusta: compitiendo y ganando

El tridente del FC Barcelona ya no se toca

El tridente del FC Barcelona EFE

Lluís Miguelsanz

14-3-2016 | 09:28 H.

Luis Enrique y el cuerpo técnico del FC Barcelona lo tienen medido. Incluso las ansias de competitividad de un tridente que está pulverizando registros a nivel mundial. El técnico había planificado una temporada con descansos pactados con sus estrellas, pero a partir de ahora habrá tridente para rato.

Messi, Neymar y Luis Suárez han llegado pletóricos de físico y ritmo a este final de temporada y quieren jugarlo todo hasta el final. Un deseo que será concedido para culminar éxitos y números para la posteridad. La Champions, la final de Copa y la Liga de 102 puntos, con pichichi incluido, está en la mente de los tres cracks.

Sorprendió la suplencia de Suárez en el Barça - Getafe teniendo en cuenta que tenía cuatro tarjetas amarillas, pero todo estaba en los planes. Messi ya ha descansado más que nunca a nivel competitivo por su lesión de comienzos de temporada, Neymar ha tenido una desconexión en los últimos días a Suárez le tocaba frenar, aunque fuera solo un partido.

Todos aceptan la planificación, pero Luis Enrique ya les ha dejado claro que podrán saciar su hambre de goles en lo que queda de campaña. Nadie duda de que lo jugarán todo en Champions y en la final de Copa, pero la clave es la Liga.

El Barça puede ser campeón a semanas del final, pero hay el compromiso de que el tridente se mantendrá en el once para elevar la racha a números inalcanzables durante muchos años. Y, además, servirá para mantener el ritmo competitivo hasta la ansiada final de Champions si, como todo parece, el Barça la dispute.

GESTION IMPECABLE

No es fácil contentar a una plantilla que lo ha ganado todo y menos a sus tres estrellas que, hoy por hoy, pueden ser perfectamente los tres mejores jugadores del mundo. Y Luis Enrique lo tiene claro. La misión del técnico ha sido mantener el nivel competitivo y guardarlos físicamente teniendo en cuenta que les gusta muy poco el banquillo.

Y una vez se ha comprobado que los riesgos de lesión son nulos, el técnico ha dado carta blanca a los tres para rematar la temporada sobre el césped. Luis Enrique sí que tiene claro que los próximos dos partidos de Liga son decisivos –ante Villarreal y Real Madrid– y que la Champions entra en una fase peligrosa dependiendo del rival.

Por eso, pactó el descanso de Neymar en el momento preciso y pactó con Luis Suárez para que no arriesgase ante el Getafe, un partido que tenían prácticamente ganado de antemano. A partir de ya, la única probable baja sería la del uruguayo en forma de sanción en la Liga, aunque hará todo lo posible para que no le enseñen la quinta tarjeta.

Luis Suárez tiene muy cerca el pichichi del campeonato y sus compañeros de tridente y equipo le van a ayudar en un calendario propicio para los azulgrana. La gestión de los tres ha sido impecable y se nota en su química sobre el campo y en su frescura física. Messi, Neymar y Suárez están imparables en el momento más delicado del año.

La jerarquía del tridente es innegociable tanto para los técnicos como para sus compañeros de vestuario. El respeto hacia los tres es total y la química entre ellos hace muy complicado encontrar un posible sustituto que les de aire la próxima temporada.

Este año, a Munir le ha tocado el reto de jugar los minutos en los que alguno de los tres ha descansado. Ha jugado poco y la secretaría técnica ve difícil encontrar un futbolitsa de nivel que acepte este rol.

Más información

  • Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • Agregar a otras redes sociales
    • Tuenti
    • Digg
    • Tumblr
    • La Tafanera
    • Menéame
    • Delicious
  • RSS
  • 0Comentarios
  • 0 Votos
  • Tamaño de letra
    • Aumentar
    • Disminuir
  • Enviar esta noticia
  • Imprimir

Partidarios y detractores de Sánchez luchan por hacerse con las riendas del partido

Sánchez reúne a lo que queda de ejecutiva después de que ayer dimitiera la mitad de sus miembros