Menú

Toni García: De jugar con Pep Guardiola a luchar contra la ELA

Toni García en plena actividad en la Escola Brafa

Galería3 fotos

20/10/2015 - sport

Toni García: De jugar con Pep Guardiola a luchar contra la ELA

/

X

La vida le ha dado varias sorpresas negativas a Toni García. Pero la que le dio el 4 de agosto de 2014 ha sido la peor de todas. Ese día le diagonosticaron que padecía ELA (Esclersoi Lateral Amiotrófica), una enfermedad degenerativa de tipo neuromuscular y que, desgraciadamente, hoy por hoy no tiene cura. Han pasado ya dos años desde que se la diagnosticaron y Toni no se rinde. No lo ha hecho nunca. Está en buenas manos (le lleva el equipo doctor Josep Gámez de la Valle de Hebrón) y sigue haciendo lo que más le gusta: hacer de entrenador del fútbol base en la Escola Brafa, donde lleva ya 20 años trabajando y donde sigue acudiendo a pesar de que su enfermedad ya no le permite llevar a cabo otra de sus pasiones, el ejercicio físico. Pero allí está. Con una ya indispensable muleta para ayudarle a caminar, pero como siempre al pie del cañón.

Josep Capdevila

El nombre de Toni García seguro que no les suena a la gran mayoría de ustedes. Pero sí que le suena, y mucho, a Carles Rexach. O a Pep Guardiola, a Guillermo Amor, a Jordi Roura o a Aureli Altimira. Con todos ellos coincidió cuando con 14 años llegó al FC Barcelona en 1984. Toni jugaba en su ciudad, Badía y Carles Rexach se lo llevó a la selección catalana infantil, con la que fue subcampeón de España. Y cuando a Rexach le nombraron entrenador del juvenil B barcelonista no dudó en incorporarlo al equipo barcelonista. Pasó de jugar con infantiles en campos de tierra, a hacerlo con juveniles hasta tres años mayor que él en campos de hierba y contra los mejores conjuntos juveniles españoles. No fue una adaptación fácil, pero supo superar los obstáculos. Jugó tres años en el juvenil y uno en el Barça C antes de marchar al servicio militar. Cuando regresó, volvió al equipo amateur barcelonista, con Quique Costas en el banquillo, pero ahí se acabó su trayectoria en el Barça. Su balance, la Copa del Rey juvenil ganada en el 1986 y haber compartido vestuario con gente como Pep Guardiola, Tito Vilanova, Guillermo Amor o Sergi López, hermano del actual entrenador del Barça B y al que no tiene dudas en considerar "el mejor jugador con el que he jugado nunca".

Tras dejar el Barça ya se dio cuenta que el mundo lejos de ese gran club no es tan fácil como parece. Pensaba que habiendo estado esos años en el Barcelona tendría buenas ofertas, pero lo cierto es que aún espera que algún club le llame. Se tuvo que espabilar y pudo fichar por el Igualada. A partir de ahí, Blanes, Premià (donde guarda grandes recuerdos como el ascenso a Segunda B), Mataró o Vidreres, donde colgó las botas en la segunda mitad de los años 90.

Se acabó su etapa de jugador pero comenzó la que le ha hecho disfrutar más, la de entrenador en el fútbol base. Entró en la Escola Brafa y allí ha estado 20 años y ahí seguirá mientras su cuerpo se lo permita.

PARTIDO DE HOMENAJE

Estos dos años tras descubrirle que tenia ELA han cambiado por completo su vida. Pero como él no se cansa de decir "sigo tirando para adelante". Y seguir en contacto con los niños en la Escola Brafa es lo que le da más fuerza. "El deporte me da la vida", afirma convencido. 

Disminuir notablemente su actividad física le ha permitido disponer de más tiempo y descubrir nuevas actividades que le motivan. Por ejemplo, escribir. Gracias a un amigo empezó a hacer un artículo semanal en "La Jugada Financiera", una web donde explica sus vivencias como futbolista. Y así, casi como el que no quiere la cosa, ya ha escrito su primer libro "Mister, ¿por qué yo no?" que saldrá a la venta este próximo mes de noviembre.

La ELA es una enfermedad que hoy por hoy no tiene cura. Por eso es imprescindible que se siga investigando sobre ella. Y para hacerlo se necesita fondos. Y para conseguirlos, entre otras cosas, el próximo 22 de noviembre a las 12.00 h. se jugará en Premià un partido de homenaje a Toni en el que se enfrentarán el equipo juvenil del Barça que el año 1986 ganó la Copa del Rey contra un combinado de jugadores con los que ha jugado Toni. Allí estarán, entre otros, Carles Rexach, Jordi Roura, Aureli Altimira y, si puede desplazarse desde Australia, Guillermo Amor. Un partido que en buena parte ha sido posible por la iniciativa de Carles Rexach, que se puso desde el primer momento a disposición de Toni, y por la colaboración del ayuntamiento de Premià, que cede gratuitamente el campo.

Y para todos los que no puedan ir al partido pero quieran hacer una donación pueden hacerla a través de la página web del propio Toni García www.antygarcia8.com

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil