Menú

Marta, la eterna Reina del fútbol brasileño

La mejor jugador de la historia, que ahora milita en el Rosengard sueco, se mide por primera vez al Barça

Brasil se enorgullece de la cinco veces ganadora del Balón de Oro

Marta tiene en su palmarés cinco Balones de Oro
Marta tiene en su palmarés cinco Balones de Oro, ganados además de manera consecutiva | EFE

Pelé es ‘o Rei’ y Marta ‘a Rainha’. Brasil se enorgullece de haber revelado dos futbolistas majestuosos que han ejercido un reinado que quedará para la posteridad. El ex jugador del Santos FC es considerado el mejor de todos los tiempos (con permiso de Leo Messi) y Marta Vieira da Silva, con 31 años, aún puede engrandecer su mito con la Seleçao y con el Rosengard, donde milita actualmente.

Joaquim Piera @joaquimpiera

La grandeza de Marta es de tan calibre que hasta le perdonan no haber ganado ni un oro olímpico, ni un Mundial, algo inédito en un país implacable con el segundo clasificado (al quien llaman despectivamente el mejor de los peores), y que solo ocurre con la generación de Zico, Falcao y Sócrates.

La historia de superación de una niña pobre nacida en Dois Riachos, en Alagoas, un estado nordestino con bajísimos índices de desarrollo y castigado por la sequía, que llegó a ser nombrada la mejor jugadora del mundo durante cinco años seguidos, enternece a sus compatriotas.

El nacimiento del mito de Marta

Lo suyo es un éxito imposible. El autodenominado ‘país do futebol’ hasta ahora tiene abandonado el femenino. Y sobre el mito de Marta se tejió una selección que salió por generación espontánea y que conquistó dos platas olímpicas (Atenas 2004 y Pekín 2008), dos Panamericanos (Santo Domingo 2003 y Río de Janeiro 2007) y fue subcampeona en el Mundial 2007, en China.

Brasil se agarró a Marta, en una época dura en que la Seleçao masculina fracasó en Alemania 2006, con un equipo que lo tenía todo para revalidar el título de Corea y Japón, y que, posteriormente, se sumergió en la depresión de las catacumbas con el fútbol piedra de Dunga.

La chica de Dois Riachos con su habilidad técnica fuera de lo común aliada a una velocidad de vértigo mostraba todo aquello que hizo de Brasil un país único en el mundo del balompié. Ver a Marta era ver a Garrincha, a Pelé, a Rivaldo, a Ronaldinho... a los mejores genios dribladores. La ‘torcida’ suspiraba de ‘saudades’ al ver la Seleçao femenina practicando el fútbol que había abandonado la pentacampeona en una de sus etapas más negras.

Con sus 103 tantos en 102 partidos la actual jugadora del Rosengard es la máxima realizadora en la historia de la Seleçao, superando incluso a Pelé, que tiene 95. Por datos como este, o por ser la única futbolista (hombre o mujer) en ganar cinco veces consecutivas (2006, 2007, 2008, 2009 y 2010) el premio de mejor del planeta, Marta tiene, merecidamente, status de de super crack en Brasil.

En 2007, consiguió el hito de llenar Maracaná en un partido de fútbol femenino durante los Juegos Panamericanos. El año pasado, en los Juegos de Río de Janeiro, la Seleçao, por allí donde pasaba, jugaba en estadio llenos hasta la bandera. Y todo gracias a Marta. En las semis, en Maracaná, cayó en los penaltis contra Suecia en un partido que nunca tendría que haber perdido contra un rival que puso el autobús los 120 minutos de encuentro y se aferró al 0-0. Sin gasolina, la canarinha acabó sucumbiendo en la lucha por el bronce y Marta se quedó sin una medalla olímpica en casa que colmaría un palmarés impresionante.

Su palmarés

Campeona de la Libertadores con el Santos (2009) y de la UEFA Champions League (2003-04) con el Umea, ha jugado en las mejores ligas del planeta: lo hizo en Estados Unidos, con Los Angeles, Gold Pride y Western New York Flash, y ahora en Suecia, donde estuvo ya en el Umea (2004-09) en el Tyreso (2012-2014). Actualmente está con el Rosengard y su gran obsesión es volver a ganar la Champions. Esta semana, se enfrentará por primera en su carrera al FC Barcelona, en la que juega su compatriota y amiga Andressa Alves.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil