Liga Endesa

BALONCESTO

Las futuras estrellas del Barça piden paso

A nivel mediático, la cantera del Barça de fútbol se lleva el protagonismo, pero el basket tiene también su propia Masia. Los júniors Aleix Font, Eric Martínez y Sergi Martínez son estrellas en ciernes que brillaron en el Torneo de L’Hospitalet

Las futuras estrellas del Barça piden paso

Sergi Martínez, durante una acción del torneo DAVID GRAU.

Adrià G.Serrano

9-1-2016 | 04:05 H.

Un año más, grandes promesas júnior del panorama nacional e internacional se reunieron en la 37ª edición del Torneo de L’Hospitalet entre el 4 y el 6 de enero. Pese a la ajustada victoria del Real Madrid ante el Barcelona Lassa en la final (50-48), los azulgranas exhibieron un alto nivel de juego, dejando claro que esta generación pisa fuerte.

Bajo la batuta del reconocido extécnico ACB, Alfred Julbe, pudimos ver en acción a una serie de jóvenes promesas que, aunque siguen cocinándose a fuego lento en categorías de formación, ya apuntan maneras de cara a ganarse un hueco importante en el primer equipo y en la élite del basket en un futuro no muy lejano.

Tridente de talento

Aunque el Barça júnior aúna jugadores de calidad en las cinco posiciones, tres nombres sobresalieron en L’Hospitalet. Aleix Font fue sin duda el más destacado, siendo incluido en el quinteto ideal del torneo. Hablamos de un anotador moderno, capaz de generar con y sin balón en las manos. Más allá de su buena puntería desde el triple, Font ataca con frecuencia el rebote ofensivo e interpreta muy bien la circulación de balón, asistiendo con facilidad. Todo un ‘killer’ que aprovecha su envergadura para defender con solvencia a todo tipo de exteriores, aunque sufre contra rivales más corpulentos.

Eric Vila es otra perla en ciernes. Ya ha dejado su nombre para los anales de la historia al convertirse hace un año en el jugador más joven en debutar con el Barça en ACB, con 16 años y 6 meses (ante el CAI Zaragoza). Se trata de un alero liviano, alto y de largos brazos, con capacidad para hacer de todo en pista. Anota, rebotea y asiste, además de tener un notable manejo del balón para su altura. En defensa tiene un gran ‘timing’ de salto, tanto en el rebote como en el tapón, sabiendo imponer su presencia pese a tener un físico aún por desarrollar.

Cierra este tridente un gladiador en el parquet, Sergi Martínez. Pese a ser un año menor que sus compañeros, lo tiene todo para triunfar: talento, voluntad y garra. A los 9 años dejó el fútbol por el baloncesto y desde entonces no ha parado de evolucionar: de ser un pívot puro a un ala-pívot polivalente. Tiene un gran instinto para el rebote, corre el contraataque, defiende sin complejos a interiores más físicos y sus movimientos en la pintura son tan variados como efectivos gracias a su tacto con el balón. Su único pero es el tiro exterior (39% en tiros libres), un apartado que decidirá si se proyecta hacia la posición de alero o se mantiene como interior.

MÁS PROMESAS. Pero los jóvenes del Barça Lassa que han dado sus primeros pasos al estrellato en L’Hospitalet van más allá de estos tres jugadores. También dejaron muy buenas sensaciones el escolta Màxim Esteban (1,97 m, 1998), el también escolta serbio Andrija Marjanovic (1,99 m, 1999) o el pívot montenegrino Nikola Zizic (2,05 m, 2000). El futuro del basket azulgrana pasa, sin duda, por sus manos.

Más información

  • Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • Agregar a otras redes sociales
    • Tuenti
    • Digg
    • Tumblr
    • La Tafanera
    • Menéame
    • Delicious
  • RSS
  • 0Comentarios
  • 0 Votos
  • Tamaño de letra
    • Aumentar
    • Disminuir
  • Enviar esta noticia
  • Imprimir

El 'Astral', fletado por la oenegé Proactiva Open Arms, socorre a miles de personas que desde Libia tratan de alcanzar Europa

La investigación de la FIM se inclina por una distracción del piloto mallorquín y un cúmulo de mala suerte