Previa Campeonato del Mundo de Atletismo Pekin 2015 (Mujeres)

Previa Campeonato del Mundo de Atletismo Pekin 2015 (Mujeres)

281
0
Compartir

Sin más dilación. Tras la previa masculina, la femenina. Excepcional nivel, pese a las obligadas ausencias de turno. Teóricas favoritas, posibles sorpresas, opciones españolas. Comenzamos.

Velocidad

En los 100m, un nombre. La reina de la velocidad mundial en los últimos años. Doble campeona olímpica y mundial del hectómetro (y ‘triplete’ en Moscú). Si Shelly-Ann Fraser-Pryce llega en plenas condiciones, será complicadísimo asistir a su derrota. Lo intentará English Gardner, la única, junto a la jamaicana, que ha roto la barrera del 10.80 este año (10.74 para SAFP, 10.79 para Gardner). Tori Bowie, Kelly-Ann Baptiste, Veronica Campbell-Brown, Belssing Okagbare, Murielle Ahouré, Jeneba Tarmoh, Sherone Simpson… grandes nombres en una prueba fantástica. Veremos de lo que es capaz Dafne Schippers. Y en los 200m, similar escenario, aunque más repartido. Fraser-Pryce no ha competido con garantías en la distancia este año, con lo que Candyce McGrone, Elaine Thompson o Shaunae Miller parten con teórica ventaja (viendo el ranking). Atención a la sensación americana, Jenna Prandini.

Con la baja de Allyson Felix en los 200m, la estadounidense se centra la vuelta a la pista, donde parte como grandísima favorita para resarcirse del batacazo que supuso su lesión en Moscú. Importantísimas las bajas de Francena McCorory y Sanya Richards-Ross. Natasha Hastings, Christine Day y Shaunae Miller (que parece que sí doblará), grandes rivales de la siempre elegantísima Felix. Por supuesto, no olvidar a la campeona vigente, Christine Ohuruogu. Presencia de Aauri Bokesa, que llega en un momento ciertamente alejado de su máxima capacidad.

Mediofondo

Con la baja de Ajee Wilson a última hora por lesión, Eunice Sum es la máxima favorita en los 800m. La cubana Almanza (2ª del año, pero de más a menos), las estadounidenses Molly Ludlow, Brenda Martinez y Alysia Montaño, las británicas Lynsey Sharp y Jenny Meadows, la suiza Selina Büchel y la alemana Fabienne Kohlmann, lanzadas a una lucha que promete ser sin cuartel. Atención a Anastasiya Bazdyreva y Angie Petty. El premio para la luchadora Esther Guerrero ya es estar en Pekín. Uno de los nombres propios del 1.500m es la holandesa Sifan Hassan. Con la baja sensible de Mercy Cherono, el foco se dirige principalmente a la flamante y reciente ‘recordwoman’ mundial de la distancia, la soberbia Genzebe Dibaba, favorita indiscutible. Veremos un gran nivel en un ramillete de atletas de un talento sensacional: Aregawi (que defiende título), Simpson, Rowbury, Muir, Koster, Kipyegon, la jovencísima Seyaum… de locos. Veremos el desempeño de la etíope en carreras tácticas, o su verosímil preferencia por atacar temprano para evitar complicaciones.

dibaba0

Fondo

Doblará finalmente Genzebe (1.500m-5.000m). Y su teórico ‘face-to-face’ con su compatriota Almaz Ayana promete no ya las chispas que hubo en París, con su fuego cruzado tras la carrera, sino fuegos artificiales. Cerquísima ambas de la plusmarca planetaria, se jugarán el oro salvo inmenso sobresalto. El resto de nombres (Cherono, Teferi, Kibiwot) parecen a años luz. Presencia española (Trihas Gebre) en un 10.000m donde parten, por ranking, con enorme ventaja, las tres etíopes: Burka, Heroye y Oljira. Las notas discordantes las pondría las siempre atrevidas Shalane Flanagan, Sara Moreira y Ana Dulce Félix. Se da la curiosa circunstancia de que, tanto en 5.000m como en 10.000m no podrá haber reválida de título. Ni Meseret Defar ni Tirunesh Dibaba estarán en Pekín.

El maratón, aún con más apertura teórica a la sorpresa y presencia no africana en primeros puestos que en categoría masculina, encuentra de nuevo en los combinados etíope y keniano su fuente de predilección. Las etíopes Mare Dibaba, Birhane Dibaba (ganadora en Tokyo), Tigist Tufa (ganadora en Londres) y Tirfi Tsegaye, frente a las kenianas Edna Kiplagat (histórica ganadora en los dos últimos Campeonatos del Mundo), Jemima Sumgong, Helah Kiprop y Visiline Jepkesho. Si adjuntamos a la contienda a la bahreiní Eunice Kirwa, y a posibles sorpresas derivadas del siempre infame clima (y polución) de Pekín, la carrera puede ser una auténtica bomba. La veterana lucense Alessandra Aguilar, buscará repetir su sublime actuación en la escabechina de Moscú (quinta).

Visto lo visto en 2015, en los 3.000m obstáculos las grandes favoritas debieran o pudieran ser Hyvin Jepkemoi y Virginia Nyambura. No sería así, por ranking, donde domina la tunecina Habiba Ghribi, que ha competido muy poco y podría llegar en mejor forma. Ayalew y Assefa, siempre presentes, aunque esta última, bronce en Moscú, lejos de aquel momento. Mención especial a las norteamericanas Emma Coburn y Stephanie Garcia, combatientes habituales de las africanas, sin ningún temor ni atisbo de duda en sus actuaciones. Igual atención, a la joven alemana Krause.

Vallas

Doble presencia española en los 100mv, con Cari Jerez y Josephine Onyia, en una prueba en la que Sharika Nelvis se ha postulado como la mejor del verano con cierta holgura. Kendra Harrison, Dawn Harper-Nelson, Brianna Rollins y Tiffany Porter convierten la prueba, pese a las bajas de Queen Harrison, la no clasificada Jasmin Stowers, o la lesionada Sally Pearson, en una bicoca para el iniciado. En el 400mv, Zuzana Hejnová buscará agrandar su reinado. Pese a no llegar como líder del año, ha retomado el liderazgo en la Diamond League. No se lo pondrá fácil en absoluto Shamier Little. Duelo fratricida.

Saltos

Una de las pruebas del Campeonato podría ser el salto de altura. Y en ella, añadiendo picante a un concurso en el que habrá dos ausencias notables con Trost y Shkolina, la única posibilidad de medalla femenina (salvo sorpresa) del combinado español. La veteranísima Ruth Beitia, sin ningún género de dudas la mejor atleta española de la historia, ha retornado a la senda de los 2.00m en esta, la denominada como su ‘segunda juventud’ tras su amago de retirada, liderando de manera flamante la carrera por la Diamond League, con victorias en Nueva York y Roma, y segundos puestos en Mónaco y Lausana. Las grandes rivales, encarnadas en las excelsas figuras de Anna Chicherova (2.02m este año, líder), Kamila Licwinko y Mariya Kuchina. Las únicas tres, junto a la santanderina, capaces de sobrepasar en 2015 el listón sobre los 2.00m. Caviar de primera clase.

La pértiga evoca un nombre que busca su primer entorchado internacional al aire libre: Yarisley Silva. No se lo pondrán fácil la brasileña Murer, la estadounidense Suhr (plusmarquista mundial bajo techo), las griegas Kyriakopoúlou y Stefanídi, la rusa Sidorova y la veterana alemana Spiegelburg. Naroa Agirre buscará el 4.50m que le permita estar en Río. La dominadora en el ranking en longitud, única capaz de sobrepasar los 7 metros (7.12m), es Tianna Bartoletta, favorita a priori. Por detrás, la igualdad es extraordinaria, con un abanico de más de una docena de atletas en apenas 15 cms. Reese (campeona vigente), Nettey, Spanovic, Proctor, Klishina, Deloach Soukup, Moguenara, Johnson-Thompson… la lista de candidatas se antoja extensísima. Marieta Jover acude con la mínima olímpica en el bolsillo. Por el contrario, en el triple salto las posibilidades se reducen drásticamente. La gran Caterine Ibargüen, tras más de 3 años invicta (su última derrota, ante Olga Rypakova en la final olímpica en agosto de 2012, donde se llevó la plata), aterriza sin embargo en el ‘Nido de Pájaro’ con la segunda mejor marca del ranking anual, superada por la vigente campeona mundial y europea indoor, la ucraniana Ekaterina Koneva (única este año por encima de 15 metros). Brillante cara a cara, con favoritismo indudable para la colombiana.

Lanzamientos

Ante la baja de Valerie Adams, el peso un nombre propio: Christina Schwanitz. La china Lijiao Gong, y la americana Michelle Carter deberían repartirse las otras dos medallas. Todo lo que sea ajeno a dicha situación, representará la sorpresa. Úrsula Ruiz, que ha frenado su progresión en las últimas tres temporadas, tendrá un concurso complicado. En disco, el duelo, ranking mediante, se confabularía entre la cubana Denia Caballero, y la actual campeona mundial, olímpica y continental, Sandra Perkovic. Con la croata en el papel de clara favorita, es Caballero, sin embargo, la que ostenta el liderazgo mundial. En una progresión meteórica, en apenas un año ha mejorado más de 5 metros su registro. Robert-Michon, Müller, Samuels y Pérez, a por lo que quede, con la ausencia de Anna Ruth. Sabina Asenjo llega a Pekín tras superar un récord de España que tenía ya 15 años. La ponferradina, en el mejor momento de su trayectoria. Posiblemente la prueba más clara sea el martillo, sobresaliendo, imperial, la figura de la polaca, plusmarquista mundial, Anita Wlodarczyk. Casi 6 metros la separan, en el ranking anual, de sus perseguidoras. Una prueba sin historia, en lo que al oro se refiere, salvo catástrofe. Mucho más abierto se presenta el lanzamiento de martillo. Mickle, Molitor, Ratej y en especial Spotáková (tras su maternidad, cogiendo ritmo), con la sudafricana Viljoen llegando como líder mundial, y la germana Obergföll, defensora del título, alejada de los primeros puestos. Laura Redondo acude tras la repesca, premio a su magnífica temporada.

Heptatlón

Theisen-Eaton, destacada líder del año (con marca personal) en heptatlón, en búsqueda del oro que se le resiste en grandes campeonatos (plata en Moscú ’13 y Sopot ’14). Ennis-Hill, Broersen, Nwaba o Schäfer garantizarán un sensacional espectáculo para dilucidar el título de la atleta más completa del mundo.

Marcha

Tras la criba rusa en marcha, los 20 kms se plantean como una guerra contra el equipo chino. Laura García-Caro, Raquel González y Mariajo Poves en representación española, magníficas competidoras de la inagotable factoría española en esta especialidad.

Relevos

Y guerra imposible contra los equipos estadounidenses en ambos relevos. Lucha encarnizada, eso sí, en el 4x100m, donde la igualdad del resto resulta angustiosa. Jamaica supone una amenaza real (especialmente en el relevo corto, en pos de revalidar el título mundial conseguido hace dos años), pero se antoja complicado que nadie pueda hacer sombra al cuarteto de las barras y estrellas en el 4x400m. Rusia, Gran Bretaña o Francia, amén del combinado caribeño, que aparecerá persiguiendo la estela de USA, se jugarán el podio.

@SoyCobarde2

Foto: SPORT.ES / EFE
Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad