Inicio Mizuno Mizuno Wave Rebellion

Mizuno Wave Rebellion

Mizuno Wave Rebellion review

Analizamos las características de Mizuno Wave Rebellion, una zapatilla de running enfocada al máximo rendimiento y que llega para ayudar a correr más rápido y hacerlo, además, de manera cómoda. Es decir, lo que busca la marca japonesa con Rebellion es ese difícil equilibrio entre la máxima velocidad en carrera, con lograrla de manera lo más confortable posible.

Buscar ir más rápido no significa que necesariamente sea a base de intentar cazar récords nacionales o internacionales, no. Mizuno lo tiene claro: ayudar a correr más rápido sin importar cuál sea el ritmo de cada corredor o corredora, tanto en competición, como en entrenamientos donde se trabaje la velocidad.

Mizuno Wave Rebellion opinionesLo de los equilibrios es realmente así: Mizuno Wave Rebellion es un modelo de gama “premium” con materiales flexibles pero que se beneficia de una placa en su interior que le aporta cierta rigidez que irá bien para ir lanzado en carrera; de tacto suave y cómodo, pero con fluidez y reactividad durante la transición de la pisada. La idea es que ayude a pelear por mejorar los tiempos de quienes lo usen, y hacerlo sin perder de vista el confort de uso.

Otro de los argumentos para lograr esto es Mizuno Wave. No la clásica placa Wave, sino un nuevo diseño que utiliza nuevos materiales. Lo clásico que funciona y que tanto prestigio le ha dado a Mizuno todos estos años y que los runners con experiencia aprecian, pero reformulado para obtener más. Así de sencillo.

Aunque lógicamente lograrlo no es tan sencillo, si no lo haría todo el mundo… La nueva placa Wave utilizada en Wave Rebellion, es una placa de base biológica (fabricada a partir de semillas de ricino) combinada con fibra de vidrio. Nada de placa de fibra de carbono, pero, como ya dije en su día: si la placa de fibra de carbono parece que es el santo grial de hoy en día en la fabricación de mediasuelas… ¿Qué pasaría cuando el máximo especialista de todo el mundo en la inserción de placas en mediasuelas de zapatillas de running (Mizuno) comenzara a moverse? Pues bien, eso es lo que está pasado aquí, ahora, con Wave Rebellion.

En honor a la verdad Rebellion no es la primera que utiliza una placa que ya no es de Pébax, o Pébax ReNew, de las últimas entregas, pero sí que es la primera donde la velocidad, con placa más o menos rígida que busca el antepie (y no sólo gestionar la amortiguación principalmente en la parte trasera de la zapa).

¡Y Mizuno Enerzy, también en la mediasuela! La verdad es que sólo con la carta de presentación de esta zapatilla ya da para mucho. Y eso sin haber dado una sola pincelada ni de la suela, ni del corte superior… Mejor será que vayamos ya a por los detalles de este sorprendente y tecnológico modelo.

Análisis técnico Mizuno Wave Rebellion

MEDIASUELA


La mediasuela de Mizuno Wave Rebellion es, sin duda, la estrella de este modelo. Su nombre comienza por “Wave” que es como la marca japonesa distingue a los modelos de running que utilizan esta tecnología. Cuando decimos que los de Osaka saben lo que hacen es porque desde el intento de bajar de 2h en la maratón de 2017 en Monza, por parte de Eliud Kipchoge, la mayoría de marcas punteras se han lanzado al desarrollo de placas para insertar en la mediasuela de modelos de nueva creación.

Pues bien, señoras y señores runners, Mizuno lleva prácticamente 25 años haciéndolo. Desde 1997 las ha hecho de todo tipo, y tanto para pisada neutra como para pisada sobrepronadora. Eso sí, principalmente para la gestión de la pisada desde el punto de vista de la amortiguación.

En la nueva Mizuno Wave Rebellion, lo que vamos a encontrar en su interior es una placa que utiliza en parte fibra de vidrio en su fabricación. Esto le aporta una mayor rigidez y, a su vez, la dota de mayor reactividad, bastante más que la de una placa fabricada en Pébax, y sin dejar de lado la estabilidad. De hecho, el material utilizado es aceite de ricino que, además es más ecológico ya que produce un 38% menos de emisiones de CO2 que el Pébax. Parte es visible desde los laterales y parte es visible desde la suela misma, girando la zapatilla.

El otro elemento importante de la mediasuela es el material. De lo último de la marca nipona: Mizuno Enerzy Lite. Para comparar con unos de los mejores materiales utilizados en los últimos años por Mizuno, como es U4iC, Mizuno Enerzy Lite ofrece un 35% más de reactividad que el compuesto mencionado.

A decir verdad, Mizuno Enerzy es un material que nace con clara vocación de hacer saltar la banca en cuanto a propiedades tanto de amortiguación como de retorno de energía, como explicamos en Tecnología ENERZY de Mizuno. Asimismo, es muy suave al tacto y también reactivo, y es por ahí donde al rendimiento se le añade la comodidad de uso.

Aunque la nueva Wave Rebellion no es la primera zapatilla en utilizar el material Mizuno Enerzy a una de su variantes. Antes de ello, la primera fue Mizuno Wave Rider, y detrás de ella otros modelos, también de entrenamiento diario como la Rider, lo está incorporando: Wave Sky, Wave Skyrise, o Wave Inspire, este último para pisada sobrepronadora.

Otra particularidad de Mizuno Enerzy Lite es que es muy ligero, de ahí que el peso total de Wave Rebellion se quede en tan sólo 235gr en el acabado de hombre y en 210gr en el de mujer. Y no hace falta que crezca mucho en tamaño o grosor la mediasuela ya que el talón sube hasta los 32mm en el talón y los 24mm en el antepie, lo que arroja un drop de 8mm (la diferencia entre la altura del talón y la del antepie).

SUELA


En la suela de Mizuno Wave Rebellion encontramos cosas interesantes, comenzando por el material utilizado. Si en el calzado técnico, Mizuno habitualmente suele utilizar caucho X10 por su alta durabilidad, en esta zapatilla las cosas no van a ir por aquí… El caso es que el perfil es el de las rápidas, las que están pensadas para raspar al cronómetro el máximo tiempo posible, arañar segundos, lo que haga falta… lo que nos lleva a G3 Sole.

Este tipo de goma sólida, G3 Sole, es muy raro de ver. Mizuno lo utiliza con cuentagotas porque sólo tiene sentido en zapatillas que buscan ser rápidas. Lo hemos visto en Wave Duel, un zapatillón, entre las mejores de Mizuno; y Wave Emperor, una delicatesen de la velocidad, con perfil muy bajo y pensada para que la vistan muy pocos porque demanda estar muy bien afilado a base de entrenamiento. Bien, pues ese G3 Sole es un tipo de caucho con una gran capacidad de adherencia, incluso en mojado. Su otra gran característica es la ligereza, básica en una zapatilla de este perfil.

Pero un caucho de este tipo sólo tiene sentido si el diseño que la acompaña es agresivo. Lo vimos en las mencionadas Duel y Emperor, pero es que en la nueva Wave Rebellion es así en el 100% de la suela. Y no es una expresión porque sí, es que el 100% de la suela, desde el talón hasta la curvatura de la puntera, utiliza el mismo diseño de taqueado agresivo: una suerte de tiras transversales, muy incisivas, más o menos largas o cortas según donde estén situadas, pero todas con el mismo tipo de corte.

Así, las más largas se encuentran en la zona del talón donde quien pueda talonear hace sufrir a las suelas por aquí. De hecho, en esta parte concreta del talón, por este mismo motivo, Mizuno ha utilizado una variante de G3, se trata de G3 DR que es algo más resistente a la abrasión (desgaste) y lo inserta justo en este lugar tan sufrido.

A medida que se avanza, se llega a la zona media donde los tacos son de un tamaño no tan grande pero también generosos y ya en la puntera encontramos los más cortos, aunque igual de incisivos buscando el máximo de tracción hasta el último milímetro, hasta el último momento de contacto con el suelo antes de volar a la siguiente zancada.

UPPER


El upper de Mizuno Wave Rebellion está construido con una malla de una sola pieza, sin puntos de fricción. Se trata de Engineered Mesh y se caracteriza por ser muy transpirable, ligera y suave de uso. Si se observa con detalle, prácticamente toda la malla, desde la puntera hasta el talón, está atravesada por aberturas bastante largas que son las que permiten mayor ventilación.

Como sea que la malla es muy ligera y transpirable, vemos que Mizuno ha utilizado dos técnicas diferentes para incorporar su logo (el “Runbird”) en ambos laterales de la zapatilla. Por un lado ha serigrafiado el logo, que casi parece que esté pintado al estilo graffiti. Y por otro que, para dar profundidad a ese dibujo (y aquí está la gracia) ha utilizado un material de poliuretano (PU) con lo que: no sólo ha logrado dar un efecto 3D al Runbird, sino que, además, ese PU (que le da una textura real en 3D), en realidad está realizando una función de refuerzo justo en la zona media de ambos lados de la zapa. Así el pie queda bien sujeto al cerrar la lazada.

La lengüeta es extremadamente delgada. Delgadísima. De las más finas y delgadas que he visto nunca. En su parte más gruesa, nuestro pie de rey dice que tiene tan sólo 1,9mm, y eso que es la parte más alta, la que viene reforzada para cuando tiramos de ella con los dedos al calzarnos. Pero es que en la parte más delgada, que es prácticamente más de la mitad, nos da un grosor de tan sólo 1,2mm… ES-PEC-TA-CU-LAR. Es del tipo “Gusset” es decir, que por ambos lados tiene un tejido elástico que baja hasta insertarse en la mediasuela. O lo que es lo mismo, se va a adaptar a la forma del pie de manera suave y, a la vez, va a quedar fijada a los lados (de manera elástica, para facilitar el movimiento) pero nunca va a desplazarse lateralmente, como sí sucede a veces con algunas lengüetas que no van fijadas. En una zapatilla para competir no se deja ningún detalle sin ligar.

Una lengüeta tan fina sólo puede ir acompañada de cordones planos, que son precisamente los que ha hecho Mizuno. Éstos (fabricados a partir de PET reciclado -un tipo de polímero termoplástico) están pasados por hasta cinco ojales, también planos para ayudarles a mantener la posición. Deja un sexto libre junto al tobillo, para apretar más aquí, quien lo desee.

Adentrándonos en la zapatilla descubrimos un interior bastante más acolchado de lo que se podría esperar. Los de Osaka han escogido un tejido muy suave y un relleno de espuma, teniendo también en cuenta el hueco para debajo de los maléolos y que se adapte perfectamente a la forma del tobillo. Para la zona media y delantera Mizuno ha reservado un forro interior que, todo en conjunto, hace a esta Wave Rebellion mucho más cómoda de lo que son habitualmente las zapas en esta categoría. Además, ecológicamente hablando, ese forro tiene más valor desde el momento en que la marca nipona utiliza también un PET (un tipo de polímero termoplástico) reciclado para fabricarlo.

Y si antes decía que la lengüeta era extremadamente fina, no es el mismo caso en la plantilla interior, ya que es gruesa (5mm) y esponjosa. Se nota que aquí Mizuno ha querido hacer un mayor aporte en cuanto a confort de uso.

El talón está reforzado, aunque no sea visible. Bastante, cosa que va a ir bien para estabilizar al tobillo en cada zancada. A nivel estético está rematado con una pieza que refleja la luz haciendo un efecto como si se tratara de refracción, mostrando una línea en colores. No es muy visible, pero está ahí. A nivel más práctico, en medio de todo hay una imagen vertical del Runbird de Mizuno. Está pintado con pintura reflectante, por lo que ayudará a hacer visible por detrás a quien utilice esta Rebellion en condiciones de poca luz.

Resumen Mizuno Wave Rebellion

Mizuno Wave Rebellion es una zapatilla de running enfocada al rendimiento, siendo una zapatilla muy rápida pero que además es cómoda. Es válida para cualquier corredor o corredora que pretenda mejorar y correr más rápido. Eso sin importar cuál sea su nivel e, incluso, en cuanto al ritmo se refiere, si piensa en que ya no pueda dar más de sí o llegar mejorarlo corriendo.

Mizuno incluso se refiere a Rebellion como si fuera capaz de silenciar a una voz en tu interior que dijera que ya has alcanzado tu máximo personal. Esto va en la línea de lo mencionado de que sea una buena opción para intentar llegar un poco más allá de donde a veces se piensa que ya no se puede más.

Para todo ello utiliza una mediasuela construida con la espuma de alto rendimiento Mizuno Enerzy Lite, de alta amortiguación, reactividad y ligereza. En su interior hay una placa que es una combinación de un material fabricado a base de aceite de ricino, junto con fibra de vidrio. Con dicha placa no sólo se obtiene una mejor amortiguación y estabilidad, sino que además se logra una reactividad muy alta. La diferencia de alturas entre el talón (32mm) y el antepie (24mm) da como resultado un drop (o caída) de 8mm.

La suela de Mizuno Wave Rebellion utiliza un compuesto de G3 Sole y otro G3 DR. Ambos tienen unas altas propiedades en cuanto a adherencia incluso en superficie mojada. Además, el diseño favorece la tracción gracias a un taqueado agresivo dispuesto transversalmente. Por arriba, una malla de ingeniería, reforzada utilizando el logo del Runbird, va a ser muy ligera, suave y transpirable.

Los ritmos a los que utilizarla serían principalmente los máximos a los que un@ pueda ir. Lógicamente su fuerte está en ayudar a ir más rápido, sea en carrera o en entrenamientos de calidad. En cualquier caso, el leitmotiv de este modelo es ayudar a llegar más allá, incluso a quien piense que está a un nivel donde ya difícilmente sea capaz de mejorar. Ahí es donde entraría Mizuno Wave Rebellion con todas las de la ley.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad