¿Las nuevas tecnologías ayudan a los niños a ser más inteligentes?

¿Las nuevas tecnologías ayudan a los niños a ser más inteligentes?

Compartir

Desde hace algunos años el debate entre si es conveniente que los niños en etapa de crecimiento tengan acceso ilimitado a la tecnología ha estado presente en varios escenarios. Y es que para nadie es un secreto que las nuevas generaciones se están desarrollando de manera distinta a lo que ocurría tan solo hace un par de décadas atrás.

Ahora los niños prácticamente desde que aprenden a caminar ya entran en contacto con diferentes dispositivos electrónicos como tablets y móviles, ya que los padres consideran que puede ser un método efectivo para que los pequeños puedan entretenerse y también desarrollar algunas habilidades gracias a la existencia de diferentes aplicaciones didácticas y educativas.

Más allá del juego

Quizá si se le pregunta a una persona de 50 años su opinión, el que estén en contacto los niños con la tecnología a tan temprana edad dirían que es dañino y no precisamente por tener bases científicas sino por el hecho de que fue criado de forma distinta, mientras que los padres jóvenes creen que estos puedan ser estímulos para su inteligencia.

Independientemente del punto de vista, los padres siempre van a velar por el adecuado desarrollo de sus hijos, de modo que al entrar en edad adulta sean hombres o mujeres, puedan explotar al máximo todas sus habilidades, ya sea en el arte, la ciencia o los deportes, entre otros.

En la actualidad, más allá de una herramienta para jugar y ponerles música o vídeos infantiles, a través de este tipo de dispositivos como tablets, móviles y al igual que los relojes inteligentes los niños pueden divertirse mientras aprenden. Son muchos los especialistas a nivel de pedagogía y medicina que han desarrollado sus propias aplicaciones que permiten a los pequeños trabajar y aprender mientras se divierten.

Estas combinan diferentes métodos para que puedan desarrollar su potencial, como en el caso de las que enseñan idiomas, que suelen ser las más populares. De acuerdo con diferentes estudios, la mejor edad para aprender una lengua extranjera es en los primeros años de la infancia y para estos casos, los dispositivos móviles refieren una estupenda alternativa.

Establecer límites

Todo en exceso siempre será malo, esto aplica para la comida, el trabajo, el ocio y hasta en la tecnología. Así como puede ser beneficiosa para desarrollar diferentes habilidades, también llega a ser de gran riesgo por la adicción que podría ocasionar cuando no se establecen límites saludables.

Para nadie es un secreto que la tecnología es parte fundamental del día y a día, pero esto no significa que deban tener acceso ilimitado a ella. De hecho, ayuda a enseñarles a tener mayor autocontrol.

La opinión de los especialistas

Por supuesto cada padre establece la rutina que de acuerdo con sus creencias es la adecuada para su caso particular. Sin embargo, siempre es recomendable conocer la opinión de los expertos. Para algunos, estas nuevas generaciones tienden a ser más impulsivas y menos pacientes por tenerlo todo a un clic de distancia, aunque la realidad es que las investigaciones revelan algo muy diferente.

En Estados Unidos, hace 50 años se realizó un estudio denominado “prueba de malvavisco” que consistía en entregar una especie de recompensa, un pequeño bombón, a preescolares entre 3 y 5 años y observar cuánto tiempo tardaba antes de comerlo o si preferían guardarlo para la siguiente recompensa. Para ese momento la mayoría no esperó, su impulso fue inmediato.

Esto se siguió repitiendo en varias ocasiones, en 1.980, a principio de 2.000 y en 2.018 a cargo del estudio de la Doctora Stephanie M. Carlson. Los últimos resultados fueron más que sorprendentes, a pesar de que la gratificación inmediata es algo común en los tiempos que corren, esta generación es la que mayor autocontrol ha demostrado.

Para la doctora, esto está relacionado tanto con su capacidad para razonar como con lo fácil que les resulta obtener ciertas cosas, en parte gracias al uso de la tecnología, que les enseña que pueden obtener mayores beneficios cuando esperan un poco o hacen sacrificios. Aunque ha dejado claro que aún queda un largo camino por recorrer en lo que a esta investigación refiere.

Uso y abuso

Así como hay pruebas que señalan que la tecnología y su uso constante traen beneficios en el desarrollo de las nuevas generaciones, también hay otros que refieren que puede llegar a ser dañino, en especial desde el punto de vista de la salud.

De acuerdo con la Sociedad Canadiense de Pediatría y la Academia Americana de Pediatría los menores hasta 2 años no deberían tener contacto alguno con dispositivos electrónicos, mientras que hasta los 5 años el límite es de una hora diaria y de 6 a 18 años de 2 horas.

Para los médicos, cuando esto no se cumple puede acarrear en dificultad de aprendizaje, déficits de atención, trastornos de sueño, problemas para relacionarse con el entorno, manejo inadecuado de las emociones y finalmente adicción.

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad