Entrevista a Javi Guerra

Entrevista a Javi Guerra

Compartir

En el entorno de la presentación oficial de la zapatilla de running Adidas Ultraboost 19, hemos tenido la oportunidad de hablar con el Campeón de España de Maratón, el atleta Javier Guerra, y de su futuro inmediato, tanto a nivel nacional, como internacional. Esto es lo que nos ha dado.

Campeón de España de 10.000m, Campeón de España de Media Maratón en Granollers, Campeón de España de Maratón en Sevilla… ¿Cuál es tu máximo objetivo a nivel nacional para este 2019?

La verdad es que tengo una oportunidad muy buena el 10 de marzo en Cáceres, en el Campeonato de España de Cros. Es un campeonato que no he ganado nunca, he hecho segundo, tercero, cuarto… Y bueno, sé que no es mi objetivo, el nivel es muy alto porque hay atletas que lo están preparando específicamente. Me hace especial ilusión. Entonces en los campeonatos de España que voy a participar, quizás éste sea el único de este año porque el de Maratón es una fecha que me coincide muy mal y el de la Media tampoco lo voy a hacer. Entonces, a tiro de piedra, intentaré hacer mi mejor papel en Cáceres, y ¿por qué no? luchar por conseguir lo más alto.

En puertas del Campeonato del mundo de Cros el 30 de marzo en Aarhus, Dinamarca ¿Cómo te ves llegando a esa cita?

Por calendario es una cita a la que vamos a tener que renunciar por la ruta, porque corro una media el 7 de abril y luego una maratón el 27. No se puede estar en todos los sitios. Es una prueba que sí que me hace especial ilusión, pero claro, cuando estás metido ya de lleno en una preparación de maratón, significaría que hay que bajar los kilómetros y de cara a llegar al mejor estado de forma a finales de abril, pues no es lo más recomendable. Por lo tanto, mi primera opción es correr bien el Campeonato de España de Cros y luego  tomar una decisión. No lo sé, tendría que hablarlo con Antonio, y en el supuesto caso que me clasificara, porque claro, hay que clasificarse, ver si hay alguna posibilidad de ir pero no está dentro de nuestro calendario.

Doha: Tu cuarta participación en un mundial de maratón. ¿En qué momento físico y mental se ve Javi Guerra llegando a Qatar?

A ver, es una temporada atípica. Va a ser una temporada en la que vamos a correr el mundial en octubre, entonces se va a retrasar muchísimo la preparación. La adaptación va a jugar un papel clave porque las condiciones van a ser muy duras. Se va a celebrar a las doce de la noche, en un circuito de seis kilómetros, con muchísima humedad. Habrá que estudiar muy bien la preparación, irse a algún sitio a entrenar en condiciones parecidas, por lo menos alguna semana. Espero poder llegar lo más fresco posible, ser muy inteligente y conocerme a mí mismo en todo momento, porque creo que va a ser una prueba extrema en la que el más listo y el que mejor sepa dosificar esas fuerzas y esa energía, va a ser quien va llevar los puestos cabeceros. Sobre todo eso: llegar fresco y con ganas de sufrir porque va a ser una prueba dura.

Mi única prueba que ha sido algo diferente ha sido la maratón del Mundial de Moscú a las 15:30 de la tarde, pero a partir de ahí ha sido todo sábado o domingo, pero por la mañana a las 7:30, 8:30, 9:00… Pero correr a las 12 de la noche la verdad que no va a ser fácil, por cómo gestionar los horarios, cuando hacer la última comida, cuándo adaptas el cuerpo a ese esfuerzo. Entonces va a suponer un cambio de rutinas importante. Preguntar a los especialistas, por parte de la federación un equipo está ya trabajando para que nos aconsejen y nos recomienden qué hacer o cómo hacerlo y en función de eso adaptarse. Pero sí que es cierto que todavía no he tenido la mente en blanco para pensar en cómo voy a afrontarlo.

¿Quizás el jeroglífico más importante del Campeonato va a ser (la gestión de) ese día?

¡Sin duda! Es una prueba que temo mucho. Lo he hablado con Antonio y me da mucho respeto. Porque ha habido compañeros que han estado allí en el mes de octubre, han salido a correr y no han aguantado más de 12 Kms por las sensaciones tan duras de calor y humedad. Incluso en 12 Kms les tomaron la temperatura y habían subido más de dos grados… ¡en 12 Kms, y en un rodaje! Imagínate en una maratón. Va a ser algo muy, muy extremo y el que soporte todas esas características y todas esas condiciones va a ser quien se lleve el gato al agua. No sé hasta qué punto va a ser saludable enfrentarte a una maratón en esas condiciones.

No sé si recuerdas año 2001, Mundial de Edmonton, Eva Sanz entra en meta totalmente desencajada, prácticamente arrastrándose… ¡y era Edmonton, Canadá! ¿Has pensado que en Qatar pueda haber corredores, fuertes como castillos, que ese día sufran como no han sufrido nunca?

Sin duda. La prueba más extrema a la que me he enfrentado fue Pekin 2015 en el que hacía 27 grados, un porcentaje alto de humedad, más la contaminación… y la verdad es que allí también fue una auténtica tortura. Yo ví atletas tirados en la cuneta totalmente apajarados. Luego también ves el caso de Calloum Hawkins en los Juegos de la Commonwealth del año pasado, que fueron también unas condiciones durísimas y pasó algo parecido. Sí, sí, sin duda, se van a vivir situaciones un poco dantescas, dramáticas e incluso extremas, en el sentido de que quien no dosifique bien, el que no se hidrate bien, puede acabar muy mal parado.

Llevas toda una vida dedicada al atletismo y tu palmarés habla por sí solo, pero ¿Crees que te falta un gran campeonato internacional en tu palmarés? Últimamente lo has rozado, como demostraste en el europeo de Berlín 2018, o antes en Zúrich. ¿Crees que a Javier Guerra le falta poner un gran trofeo internacional encima de la mesa?

Sí. Es cierto que he tenido la mala pata, o que no ha sido la condición o no era el día de conseguir esa medalla en esos dos europeos. Y sí, te queda ese regusto amargo de tener una medalla a nivel internacional… Y bueno, intentaré los años que me resten de vida deportiva de tratar de conseguirlo. Sé que es difícil porque los años pesan y mi aspiración es competir en los JJOO, que es una espina que tengo clavada. Pero sí que es cierto que una medalla me falta principalmente en un campeonato de Europa.

Ya off the record, Javi Guerra nos confiesa que, aparte de la propia dureza del próximo Campeonato del Mundo de Maratón en Qatar, el hecho de que éste sea en octubre previo a año olímpico, les va a complicar la propia preparación de los JJOO de Tokio 2020. Y es que les va a alterar el calendario posterior, no habiendo muchas maratones que encajen en el camino entre la recuperación del campeonato y la propia preparación previa a dichos juegos.

En cualquier caso, y ante todas esas dificultades, desde La Bolsa del Corredor le deseamos a Javier Guerra lo mejor y le empujamos con nuestros ánimos para conseguirlo.

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad