El Jardín de cactus

El Jardín de cactus

Compartir
maratón de lanzarote

Con los nervios de las semanas previas a Lanzarote Marathon, leo con interés cualquier noticia que provenga de la carrera. Esta semana se ha anunciado un cambio en el circuito debido a diferentes obras en carreteras de la isla. La carrera cambiará su salida que pasa a realizarse en el entorno incomparable del Jardín de Cactus. Ya estoy visualizando las fotos de esa espectacular salida con el cactus de 8 metros que diseñó César Manrique.

El Jardín de Cactus se encuentra en el municipio de Guatiza. Fue una de las últimas obras de César Manrique en su labor como paisajista. Fue capaz de transformar una vieja cantera deteriorada en un bellísimo jardín de cactus que hoy tiene más de 1.100 variedades distintas, casi una por cada corredor que el próximo 8 de diciembre se dé cita en Lanzarote Marathon.

Los cactus necesitan mucha luz y algunas especies mueren por debajo de los 5 grados. No se me ocurre un mejor sitio para tener un jardín de cactus que Lanzarote. La zona donde está ubicado es tradicionalmente zona de plantación masiva de cactus en Lanzarote. La cochinilla, un pequeño insecto que vive en los cactus y que se utiliza para obtener colorantes, fue durante mucho tiempo uno de los motores económicos de la isla, antes de la aparición de colorantes artificiales.

Si hay una planta que representa al maratoniano, esa es el cactus. Es humilde pero no sumiso, crece donde no es capaz de crecer otra planta. No se queja si el sol le quema la espalda, si el viento le golpea, si tiene sed. Disfruta con el sol y disfruta con la lluvia, se protege del peligro con sus púas pero no hace daño a nadie. Como el maratoniano es capaz de adaptarse a cualquier medio. Ninguna planta como ésta es capaz de representar lo que significa la soledad del corredor, su dureza y a la vez su suavidad.

Y mientras se anuncian estas mejoras en el recorrido, he comenzado con mi proceso de “tapering”. Después de los duros meses de entreno hay que descargar kilómetros para llegar al día de la carrera fresco y preparado para rendir al máximo. Cuento los entrenos que me quedan y veo que son muy pocos. Comienzan los nervios, la ansiedad normal de los días previos, la excitación de volver a enfrentarme una vez más a la distancia de Filípides, al que une al jardín de cactus su derivación griega. Cactus deriva del Káktos griego.

Foto: James Mitchell

Te puede interesar...

1 Comentario

  1. ¡Gran post!
    Es genial que alguien transforme una vieja cantera en un bonito jardín. Los jardines aportan mucha vida y color, quien tiene un jardín tiene un tesoro. Es necesario cuidarlos muy bien durante todo el año para que estén radiantes. Lo de la carrera es una gran iniciativa.
    ¡Un saludo!

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad