Calcular distancia entre sillín y manillar

Calcular distancia entre sillín y manillar

Compartir

Seguimos con los artículos de orientación biomecánica. En este caso analizamos la distancia entre sillín y manillar. Un valor fundamental  para garantizar la comodidad del deportista, reducir significativamente el riesgo de lesión y maximizar el rendimiento deportivo.

La distancia entre sillín y manillar estará condicionada por diferentes factores por lo que la generalización en este sentido no es del todo recomendable. Pese a todo existen una serie de “tips” muy interesantes que si pueden resultarte de ayuda en el ajuste de tu bicicleta.

Ajustar distancia entre sillín y manillar

La distancia entre sillín y manillar de nuestra bicicleta siempre vendrá condicionado por el juego entre tres aspectos: longitud de la potencia, avance/retroceso del sillín y altura del manillar. Podremos realizar ajustes en estos tres puntos atendiendo a nuestras necesidades fisiológicas si bien lo más importante y que si debemos acertar de inicio es la talla de la bicicleta. La talla de la bicicleta  evidentemente no se puede cambiar por lo que conviene poner especial interés en su elección. Otro punto crucial a la hora de ajustar nuestra bicicleta es la altura del sillín. Para esto ya realizamos en su día un post especial “calcular altura del sillín”

Longitud de la potencia

Olvídate de lo que puedas llegar ver por la televisión o de lo que leas en revistas especializadas en ciclismo de competición. Los ciclistas  profesionales son otro mundo en todos los sentidos y estos no cumplirían precisamente con los cánones establecidos a nivel biomecánico. Ellos son atletas de élite y su objetivo no es otro que el de maximizar su rendimiento. Para ello también trabajan en términos aerodinámicos y ya sabemos que los términos de aerodinámica y comodidad no acostumbran a avanzar en la misma dirección.

Un error muy frecuente en carretera es usar potencias demasiado largas o con una inclinación demasiado pronunciada. De hacerlo estaremos aumentando demasiado la distancia entre sillín y manillar y  forzaremos posturas demasiado largas, demasiado agresivas y que muy probablemente nos provocarán sobrecarga en la espalda y fatiga o adormecimiento en las manos y muñecas. Las posiciones poco erguidas también dificultan el control de la bicicleta en las bajadas. En el caso contrario, de llevar potencias demasiado cortas perderemos eficiencia en la pedalada y nuestra potencia se verá seriamente mermada.

Por lo tanto la longitud de la potencia determinará la distancia entre sillín y manillar. Una distancia que como hemos visto anteriormente a su vez vendrá condicionada por la altura y colocación del sillín.

Por lo general se considera que debe haber entre 50 y 60 centímetros de margen entre la punta del sillín y el eje o centro de manillar. Una longitud que a nivel orientativo tal y como podemos ver en la siguiente tabla se podría aproximar algo más en función de la altura del sillín.

distancia entre sillín y manillar calculo
La distancia  entre sillín y manillar en función de la altura del sillín

Algunos perfiles de biomecánico prefieren tomar las manetas del manillar o el punto de apoyo más lejano como referencia para calcular la distancia respecto al sillín ya que realmente seria el punto sobre el que entramos en contacto real con el manillar. Esta técnica se utiliza con el fin de contextualizar el estudio en función del tipo de manillar y de bicicleta (triatlón, carretera o MTB).

Avance / retroceso del sillín

En la búsqueda de una actividad física saludable y sin riesgo de lesión encontramos en el avance o retroceso del sillín otro punto de vital importancia. Este pequeño ajuste que consiste en tirar el sillín hacia delante o hacia atrás nos va a permitir modificar la distancia entre sillín y manillar. Para hacerlo correctamente  lo más recomendable es con las bielas paralelas al suelo tirar una plomada e intentar que la línea imaginaria que sale de nuestra rodilla cruce de la forma más precisa posible el centro del pedal.  Otra forma de cálculo bastante consolidada y aceptada entre biomecánicos es la de confeccionar otra línea recta imaginaria, en este caso entre la punta del sillín y el centro del eje del pedalier.

avance retroceso sillin pedal calculo
Existen diferentes formas de calcular el avance o retroceso del sillín

Ambos indicadores son bastante fiables aunque necesitarán de ciertas adaptaciones también en función de la especialidad o modalidad de ciclismo que el deportista practique.

  • En la práctica del MTB el sillín tiende a ir un poco más retrasado de lo habitual. Esto nos permite retrasar ligeramente el centro de gravedad (algo muy útil en las bajadas técnicas) y ganar algo de tracción trasera en los terrenos más inestables y resbaladizos.
  • En el caso del ciclismo de carretera el sillín se acostumbra a adelantar entre uno y dos centímetros respecto a la posición inical. De esta forma se optimiza la fuerza empleada en la pedalada y todo el peso de la pierna recae directamente sobre el pedal. El centrado de las calas también nos permitirá ajustar dicha distancia.
  • En cuanto a la disciplina contrarreloj o de triatlón el adelanto del sillín es aún más notorio. Las tan codiciadas cabras o bicicletas de triatlón adelantan su sillín con el objetivo de mejorar la aerodinámica incrementando el ángulo de flexión dorsal y cervical. Además el adelanto es necesario para encontrar un apoyo cómodo y seguro encima de los acoples para triatlón. Se considera que el punto de ajuste óptimo en este sentido se encuentra cuando el ángulo del brazo respecto al tronco se sitúa entre los 75 y 80 grados.

Altura del manillar

Puede sonar raro pero la altura del manillar vendrá condicionada en gran parte por tus objetivos deportivos y por tu perfil fisiológico. Si eres un corredor que compite y que busca mejorar la aerodinámica y en gran parte de la ruta adopta posturas agresivas (agarrando la parte baja del manillar) la altura de tu manillar deberá ser inferior a la  de un ciclista que sale en bicicleta por pura diversión, no le importa la velocidad media o prioriza claramente la comodidad frente al rendimiento deportivo. (no siempre hay que relacionar este último perfil con el de un ciclista globero)

Por defecto muchos aficionados tienden a emular a los ciclistas profesionales y por consiguiente llevan manillares demasiado bajos lo que en muchas ocasiones termina desencadenando sobrecargas en trapecios y cervicales. El adormecimiento de las manos también puede ser un factor indicativo de que hemos montado un manillar demasiado bajo. Si el manillar es demasiado alto los señales habituales son de molestias en las lumbares (vamos demasiado erguidos) y de dolores en codos y brazos.

potencia manillar bicicleta longitud
Los ciclistas profesionales corren con manillares muy bajos y potencias muy largas.

La altura del manillar es mucho más importante de lo que puede parecer ya que se ha demostrado que dicha altura puede llegar a condicionar incluso la capacidad pulmonar del ciclista. Ir demasiado estirados dificultará nuestra respiración y mermará nuestra capacidad  máxima de inspiración lo que tendría efectos directos sobre el nivel de VO2 max.

Para ajustar la altura del manillar las direcciones cuentan con separadores o pequeños espaciadores que nos van a permitir subir o bajar el manillar en función de nuestro interés. No olvides hacer todo esto antes de cortar el tubo sobrante de la horquilla!

En el caso del triatlón los manillares suelen ir muy bajos aunque se debe encontrar el punto óptimo en el que se maximiza la aerodinámica sin  poner en riesgo la comodidad cervical. Posiciones demasiado bajas nos obligarán a forzar el cuello para mirar hacia la carretera. El riesgo de lesión en este caso o de despiste que pueda provocar un accidente aumenta considerablemente.

Cuestión de feeling.

Todo lo expuesto anteriormente a nivel teórico está muy bien pero el ensayo y error será lo que nos dará realmente la postura ideal. Cada persona es un mundo y el perfil de flexibilidad que pueda presentar es totalmente distinto al de otra. Al fin y al cabo es cuestión de feeling y de sensaciones. Por mucho que tu biomecánico diga que el sillín debe ir 4 centímetros adelantado no olvides que el que va sobre la bicicleta y el que debe ir cómodo y seguro eres tú. Además debes tener en cuenta que esto de la biomecánica nunca es del todo exacto y que si visitaras otro profesional del sector casi con total seguridad las medidas de ajuste presentarían diferencias significativas.

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad