“Voy a por la mínima olímpica en Valencia, no quiero pegarme la...

“Voy a por la mínima olímpica en Valencia, no quiero pegarme la hostia”

Compartir
Chiki Pérez, uno de los fondistas más en forma del momento
Chiki Pérez, uno de los fondistas más en forma del momento

Dio una exhibición hace apenas unas semanas en el Medio Maratón de Valencia. Segunda mejor marca de siempre. También en la ciudad del Turia, que tan buen regusto le dejó, Chiki Pérez debutará en la distancia de Filípides. Es consciente de que ha generado ya una expectación difícil de controlar. Discreto y trabajador como pocos, el atleta manchego asegura que busca la mínima para los Juegos de Tokio. Con el gusanillo propio de un ‘novato’, pero con la seguridad que le dan sus piernas y el enorme trabajo de estos meses, el pupilo de José Luis Mareca nos atiende en la Radio del Corredor antes de ese gran estreno.

Menuda exhibición en Valencia, ‘Chiki’…. ¡Y eso que no te preparaste específicamente para la media!

“Es verdad que cuando tenía pensado correr el maratón sí decidí que correría también el medio maratón, pero para nada pensaba hacer una marca como la que me salió el otro día en Valencia”.

“Una de las claves, como ya dije, fue quitarme el huevo porque siempre estaba hinchado, con malestar, no descansaba bien. Fue quitarme el nuevo y empezar a encontrarme mucho mejor. Es verdad que estaba entrenando muy bien, pero eran entrenamientos para el maratón y esa semana es verdad que tenía la media, pero hasta el jueves previo hice series. O sea solo hice dos días de rodaje y competí. No sabía cómo iba a llegar, con qué frescura. Pero es verdad que he debido de estar asimilando muy bien los kilómetros porque dieron el pistoletazo de salida y me encontré muy bien. Creo que si hubiera descansado para la descanso hasta me hubiera encontrado peor. Es una sensación que no puedo explicar”.

“Es verdad que hablaba con Pepe, mi entrenador, y le decía que me veía muy bien. Me mandaba los ritmos de las series del maratón, pero yo siempre las hacía más rápidas. Le decía que creía que 1h01’ lo podía hacer, pero para nada bajar de eso. Pero me encontré tan bien que tras el pistoletazo de salida me pegué a los africanos y cuando me quise dar cuenta estaba en la situación que había tenido en el 10k de Valencia. A falta de 300 metros tuve la oportunidad entonces de tener opciones de bajar de 28’ y en esta ocasión de bajar de 1h01’ a antes de la recta final. Pepe es un entrenador que con pocas palabras le entiendes. Le dije: “Pepe, creo que estoy muy bien”. Entonces él me dijo: “Chiki, el domingo van a saltar chispas”. Pero es verdad que ni él ni yo soñábamos con eso”.

¿Qué debemos esperar de ti en Valencia tras lo que vimos en la media?

“No sé si la gente espera que salga a arriesgar porque no va a ser así. Es mi debut, no tengo experiencia y yo quiero salir a hacer la mínima para los Juegos. Voy a intentar ser el mejor español. Ya habrá tiempo en otro maratón de arriesgar. Mi entrenador ya me dice que es un error arriesgar en mi estreno por muy bien que haya salido la media”.

¿Por qué Valencia y por qué estrenarte en el maratón en este momento?

“La verdad que al principio de año en mi cabeza estaba seguir en la pista porque cada año mejoro marcas en el 10.000 y en el 5.000, pero sí que es verdad que he corrido muchos más 10.000 en pista y tengo peor marca que en la ruta. Mi entrenador siempre me ha dicho que tengo cuerpo de maratoniano, que en el maratón voy a ir muy bien y surgió. Surgió la posibilidad de debutar en Valencia porque yo soy del Club Cárnicas Serrano, que es de Valencia, y sabía que mi estreno iba a ser ahí. Luego resultó que Toni también quería debutar ahí. Además de tener mismo entrenador y manáger surgió eso. No lo teníamos pensado y al final le tiramos. Tenía miedo al principio porque sabía que tenía que entrenar muy duro y no descansaba bien. Le tenía respeto, pero ahora está yendo todo muy bien. Va a ser una experiencia que no sé si saldrá bien o mal pero la preparación me está dejando sin duda buen sabor de boca”.

Una lástima lo de Toni Abadía…

“Tanto Toni como yo veníamos de la pista y teníamos solo 12 semanas para prepararnos, que es lo mínimo. Toni sufrió una sobrecarga en los isquios y perdió días de entrenamiento, de tiradas. Y claro si ya íbamos justos con 12 semanas, en su caso era arriesgado con tan poco entrenamiento. Hay que contar que somos inexpertos en maratón. Con 16 semanas, si pierdes una pues no pasa nada. En este caso era un poco arriesgado. Por eso decidió no tirar para adelante”.

Aquello de que es contraproducente correr una media a un mes vista del maratón, ni caso, ¿no?

“Yo sabía que si venía a correr la media no iba a venir a correr a medio gas porque no lo sé hacer. Si me pongo en una línea de salida con un dorsal voy a correr todo lo que pueda. Soy así, muy impulsivo. Mi entrenador me dijo que aprovechara el estado de forma que tenía. Me he recuperado muy bien además porque después de la media he hecho entrenamientos normales, doblando. De hecho, estoy entrenando muy bien diría, por lo que nada malo me ha surgido de eso; al contrario, me ha dado un plus, algo positivo el hacer esa marca tan buena. Confianza”.

Haznos una radiografía de tu preparación para este Maratón de Valencia.

“La verdad que cuando empecé a hablar con Pepe yo hacía pocos kilómetros, en torno a 90,10,110,120, andaba por ahí. No sé si fue por el tema del huevo que me sentía más fatigado o por qué. Como me daba mucho miedo el maratón es verdad que me he centrado mucho, las comidas, el descanso, lo he hecho muy profesional. La primera semana hice ya 161 kilómetros y la segunda 175 me parece. Y ya todas las semanas han ido en torno a 170-180, todas. Las he ido asimilando bien. Algo que pensábamos que nos iba a costar no me ha costado para nada. Antes hacía más gimnasio y ahora hago un día a la semana, pero Pepe nos mete algún entrenamiento de cuestas, que no deja de ser fuerza de otro tipo. Luego hago dos días a la semana ejercicios de abdominales y core para fortalecer el abdomen porque para el maratón tienes que estar fuerte para aguantar tantos kilómetros”.

¿Nos puedes adelantar cuál va a ser tu estrategia de carrera?

“Mi entrenador me ha dicho que no vamos a hablar de tiempo hasta que no hayamos prácticamente completado todos los entrenamientos. Porque claro a lo mejor esta semana, dios no lo quiera, me encuentro mal, no puedo entrenar bien y lo que tenemos en mente luego no se puedo llevar a cabo. O me encuentro muy muy bien y decido dar un paso al frente. Pero en cualquier caso voy a salir conservador porque no quiero pegarme la hostia en mi debut. Lo que no quiero es que llegue el kilómetro 35-36 me quede sin fuerza y acabe petando. Así que voy a salir tranquilo para acabar más fuerte al final, pero ya te digo que tenemos que sentarnos aún para hablar de ritmos”.

¿Le has pedido consejo a algún maratoniano experto para ese debut?

“A mí mi entrenador me da mucha confianza porque ha corrido muchas maratones y lleva toda la vida en esto. Me conoce perfectamente y sé que lo que él me dice lo hace porque lo cree de verdad. No sé cómo explicarlo, pero su experiencia me da mucha confianza. Sí es verdad que también he hablado con Nacho Cáceres, mi compañero en Carnicas Serrano, y es cierto que le he escrito algún día preguntándole por nutrición, kilómetros, y me ha dado sus consejos como buen compañero. Pero al final lo que me diga José Luis Mareca va a ir a misa”.

Hablando de Pepe. Menudo trabajo está haciendo contigo, con Abadía, con Carlos Mayo…

“Lo que a mí Pepe me transmite es humildad, seguridad. Yo le paso los entrenamientos, todos los días hablamos y simplemente me dice “vamos bien, Chiki” o “ojo con esto”. Con que él me diga que va bien no necesito más. Al final tienes que confiar ciegamente en tu entrenador. Si me dice que la cosa va bien yo no soy nadie para decir lo contrario. Me dice: “Chiki, hoy no tienes que forzar tanto” o “vete más tranquilo en el rodaje”. Es confianza, pura y dura”.

Con Toni tenéis una relación especial, pero al final estás obligado a verlo también como un rival…

“Siempre he dicho que antes que rivales somos amigos y compañeros. Siempre he comentado que uno se pone en la línea de salida y quiere ganar, pero si tiene que ganarme alguien, que sea Toni. Prefiero que me gane mi amigo. De hecho, ahora mismo estoy en un pueblo al lado de Valencia y él está conmigo, se ha venido para ayudarme con la preparación y yo le ayudó con su objetivo ahora, que es el cros, el Europeo”.

¿Cómo llevas el tema del foco mediático, Chiki?

“Yo lo llevo bien porque soy una persona que esté arriba o abajo siempre voy a ir por el mismo camino. No tengo que demostrarle nada a nadie, sino a mí mismo. Es cierto que el mundo del atletismo es un poco triste, por así decirlo, porque llevo toda la vida corriendo y he hecho cosas más importantes y no se ha reconocido. Y es verdad que ahora te llama más gente y tal, pero yo sigo a lo mío. Me da igual que esperen que haga una marca ‘x’ porque yo voy a por mi objetivo, que no es otro que la mínima olímpica”.

Escucha la entrevista a partir del minuto 27:30 de los siguientes enlaces:

 

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad