Inicio Noticias & Blog “Quería hacerlo bien en Berlín, pero esto no significa que mi carrera...

“Quería hacerlo bien en Berlín, pero esto no significa que mi carrera esté acabada”

Bekele no acabó satisfecho en Berlín / AFP

Kenenisa Bekele, que acabó en tercera posición en el Maratón de Berlín con una marca de 2:06:47, a años luz de lo que consiguió en 2019 (2:01:41), cuando se quedó a apenas dos segundos del Récord del Mundo de Kipchoge, no está dispuesto a bajar los brazos. El etíope hizo una carrera un tanto desconcertante, empezando por detrás del grupo de cabeza (que corrió la primera media muy rápido, por encima de la plusmarca mundial, todo hay que decirlo), cazándolo a partir del kilómetro 24 más o menos, quedándose solo con su compatriota Adola y finalmente cediendo a unos siete para terminar la prueba.

No se le vio en un gran estado de forma a pesar de que, como siempre y gracias a ese gen competitivo que tiene, pudo subirse al podio y hacer esa meritoria tercera plaza. Segundo fue el sorprendente keniata Bethwel Yegon, que llegaba a la capital alemana como un auténtico outsider (2:08PB) y que logró rebajar en dos minutos su marca personal y meterse en una histórica segunda posición.

Aviso para ‘haters’

El caso es que Bekele, que en principio estará en la línea de salida en apenas 38 días en el Maratón de Nueva York (7 de noviembre), dio su versión de la carrera: “Quería hacerlo bien en Berlín, pero no me salió como esperaba. Eso no significa que mi carrera esté acabada”. Un mensaje para los que lo dan ya por ‘muerto’ después de su actuación en la ciudad germana. Por su lado, su paisano Adola, ganador, comentó que “hacía tanto calor que se me abrasaban los pies”.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad