¿Por qué los ciclistas no pueden recibir agua ni comida en los...

¿Por qué los ciclistas no pueden recibir agua ni comida en los últimos 20 kilómetros de etapa?

Compartir
agua ciclistas ultimos kilometros

Estamos inmersos en plena primavera y las temperaturas en nada empezarán a subir incrementando con ello el riesgo de sufrir una deshidratación. En esta línea todos los médicos recomiendan una práctica deportiva saludable en la que el deportista no descuide en ningún momento la bebida ni la comida.

¿Pero si todo el personal sanitario y deportivo recomienda esta praxis por qué el reglamento de la UCI dificulta tanto el acceso a la comida y bebida a los ciclistas?

La normativa deportiva del ciclismo es muchas veces tan absurda como anti democrática. Si hace unos meses era la polémica ley que limitaba la altura de los calcetines ahora lo que nos llama la atención es el cuarto punto del artículo 4.10 del reglamento de la UCI que en su apartado de unauthorised feeding “avituallamiento no autorizado” limita la recepción de avituallamiento del ciclista.

Concretamente el artículo 4.10 que podemos encontrar dentro de la extensísima normativa UCI  nos informa de los criterios de la ley respecto a las pruebas de ciclismo de carretera  y para cada tipo de categoría. La Unión Ciclista Internacional establece multas de hasta 1000 francos suizos para el infractor.

Dicha normativa restringe la posibilidad de que los ciclistas reciban avituallamiento tanto sólido como líquido en los primeros 30 kilómetros de la etapa y en los 20 últimos. Para ello diferencia entre vueltas por etapas y carreras de un dia. En las vueltas por etapas la penalización será de 200 francos suizos tanto en los primeros como en los últimos kilómetros sancionando con una penalización extra de 20 segundos a aquél que cometa la infracción al final de la prueba. Para directores y otro tipo de personal con licencia la multa será de 1000 francos suizos.

avituallamiento ciclismo
Por culpa de esta normativa los ciclistas acostumbran a llegar “secos” a meta.

Por otro lado incumplir el reglamento en pruebas de un día se pagará con 200 francos suizos en los primeros kilómetros y con 1000 si la normativa se infringe en los últimos 30 kilómetros. El aumento de la sanción es lógico ya que en clásicas de un día la penalización con tiempo puede carecer de sentido en determinados casos. Para los directores y otro tipo de agentes la sanción sí que se mantiene en los 1000 francos suizos.

El sentido de esta normativa no es otro que el de tratar de evitar que los ciclistas se beneficien de empujones desde el coche o del rebufo de los vehículos. En principio tenemos que pensar que la normativa no tiene ningún interés en poner en riesgo la salud del deportista por lo que el único argumento con peso es tratar que los factores externos no tengan incidencia directa en el resultado final de la carrera.

La UCI se ha mostrado flexible en algunos casos y ha humanizado la normativa en etapas o carreras en las que la exigencia del recorrido o las altas temperaturas han tenido especial incidencia en el rendimiento del ciclista.

En cualquier caso, esta extraña normativa no es del todo sorprendente ya que en la modalidad de ciclocross los ciclistas que compiten tampoco pueden llevar bidón de agua durante la disputa de la prueba a menos que se sobrepasen ciertos grados de temperatura.

Otra justificación e interpretación que se puede realizar de la normativa es la de garantizar la seguridad del pelotón. Recibir avituallamiento en los últimos kilómetros de etapa dónde la velocidad es más alta puede incrementar y mucho el riesgo de caída masiva. Al menos con esta norma se evita el conflicto y confusión en los últimos minutos de la prueba. Otros se empeñan en afirmar que con esta norma se evitan positivos de dopaje por intoxicación. Beber agua o líquido que ofrecen los aficionados puede convertirse en una verdadera pesadilla y un riesgo innecesario que no conviene asumir dada la línea tan fina que separa una analítica normal de una anómala.

Lo más surrealista del caso es que los jueces se han mostrado siempre benévolos e indulgentes en los casos en los que el agua ha sido utilizada como refrigeración y no como bebida. No nos tenemos que ir muy lejos para recordar lo que le sucedió a a supermán López en el tour de Colombia 2.1 de este año dónde un descuido similar a punto estuvo de costarle la carrera.

Lo que está claro es que pocos deportes son tan duros y exigentes como el ciclismo!


Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad