Sport.es Menú

Halep conquista Wimbledon tras arrollar a Serena

La rumana ofreció una versión arrolladora para sumar su segundo Grand Slam, el primero en Wimbledon

Serena pierde su tercera final consecutiva de Major y sigue sin alcanzar el récord de Margaret Court

La victoria de Halep sobre Serena Williams en la final de Wimbledon | Perform

Simona Halep avisaba en la previa de la final de Wimbledon que llegaba con las ideas claras y con un plan milimétrico para, de una vez por todas, acabar con el dominio de Serena Williams cuando la tiene en el otro lado de la red. Hasta el día de hoy, el balance era 9-1 favorable a la estadounidense, pero la historia cambió sobre la hierba de la central del All England Lawn Tennis Club. Pasó por encima de la pequeña de las Williams en dos parciales (6-2 y 6-2) y en menos de una hora de partido. Un auténtico espectáculo de la rumana, que desde el lunes volverá a la cuarta plaza del ranking mundial WTA.

Una de las claves del éxito de la rumana fue reducir, drásticamente, los errores no forzados. En todo el partido, Halep solo cometió tres. Un acierto que contrastaba con la falta de eficacia de Serena con su servicio (59% de puntos ganados con el primer saque y y 47% con el segundo). Arrancó el partido fría y, casi sin darse cuenta, había cedido el primer parcial tras solo haber ganado un punto con su segundo saque. Precisamente su principal arma no le estaba funcionando y la rumana fue creciendo, todavía más, marcando el ritmo del partido y asegurando punto a punto su nuevo éxito en un Major. 

La tenista de Constanza no varió su plan en el segundo parcial. Mantuvo su acierto con el saque, planteó un partido físico y Williams dijo basta. Dos nuevas roturas, como en el set inicial, decantaron la balanza. No hubo margen para la reacción y Halep cerraba el juego con un saque en blanco tras el enésimo error no forzado de su rival. Arrodillada sobre el pasto londinense miró a su box y esbozó una sonrisa de oreja a oreja. Sabía que el plan, por fin, había funcionado. 

Halep perdió sus tres primeras finales de Grand Slam (Roland Garros 2014, Roland Garros 2017 y Abierto de Australia 2018), en la cuarta abrió su palmarés de Majors (Roland Garros 2018) y, a sus 27 años, sumó el segundo en la catedral del tenis. Cuando nadie lo esperaba. O, mejor dicho, cuando solo unos pocos se atrevían a pensarlo. Serena ni compareció y se limitó a inclinarse ante la nueva reina de Wimbledon.

SE LE RESISTE EL RÉCORD DE COURT

Serena todavía sigue lejos de esa versión que la convirtió en una bestia intratable en este deporte. A pesar de haber alcanzado tres finales en los últimos doce meses, la de Saginaw continúa sin levantar un trofeo de campeona en una de las cuatro grandes citas del calendario. Desde su regreso a las pistas tras su maternidad, Williams no ha sido capaz de ganar ninguna de las tres que ha disputado. Cedió el pasado año en Wimbledon ante la alemana Angelique Kerber, volvió a caer, también en 2018, en la final del US Open ante la japonesa Naomi Osaka y el tercer tropiezo llegó hoy. Se queda, de momento, a un título de Major del récord que todavía ostenta la extenista australiana Margaret Court con un total de 24.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil