¿Qué es la dolorosa fascitis plantar? Cómo se puede prevenir y aliviar las molestias

¿Qué es la dolorosa fascitis plantar? Cómo se puede prevenir y aliviar las molestias

¿Qué es la dolorosa fascitis plantar? cómo se puede prevenir y aliviar las molestias
| sport

La fascitis plantar es el dolor que se presenta en la planta del pie por la inflamación de una banda gruesa de tejido elástico

Un dolor de pies nos puede complicar mucho la vida. Y si se trata de una fascitis plantar puede llegar a tal punto que caminar unos pocos pasos sea una auténtica tortura.

Es una de las dolencias más comunes en los pies. Tos un mundo en el que las causas de los dolores pueden ser múltiples.

La fascitis plantar es el dolor que se presenta en la planta del pie a causa de la inflamación de una banda gruesa de tejido elástico ubicada debajo del arco del pie que atraviesa toda la planta y conecta el hueso del talón con los dedos de los pies (fascia plantar).

La función fundamental de este tejido es darle forma al arco del pie, amortiguar nuestros pasos y también, darnos impulso.

Así que, cuando la fascia se inflama, el dolor que aparece en la planta y, sobre todo, en la parte interna y en la base del talón, puede ser insoportable.

¿Cuáles son las causas de la fascitis plantar?

Según la jefa de la Unidad del Miembro Inferior del servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital La Luz, Paloma Muñoz-Mingarro Martínez, las causas de esta inflamación están relacionadas con distintas variables:

  • Con un uso de calzado inadecuado. Bien porque nos queden pequeños, porque sean estrechos, con mucho tacón o excesivamente planos, sin suelo amortiguador.
  • El sobrepeso tampoco ayuda a nuestra base corporal.
  • Puede deberse a la práctica de deportes de impacto, como el running, pádel o baloncesto.
  • También influyen las características anatómicas de las extremidades, como el pie cavo (con mucho puente) o valgo (que cae hacia adentro).
  • La forma de la pisada: pisar en pronación (con el lado interno del pie).
  • Tener la cadena muscular posterior de la pierna acortada (gemelos, isquiotibiales y glúteos).
  • Debilidad de la musculatura del tobillo y pie, pueden provocar una pérdida del equilibrio biomecánico en un momento determinado y hace que los huesos, ligamentos y tendones del arco plantar sufran una gran demanda en su función y aparezca el dolor.

Se puede prevenir

La doctora Paloma Muñoz-Mingarro Martínez detalla algunas recomendaciones para evitar que la fascia se inflame y aparezca el dolor:

  • Si se practican deportes de impacto es conveniente hacer un buen calentamiento y estiramiento de los pies.
  • Usar el calzado idóneo para cada actividad. Así, la traumatóloga insiste en un "no a los zapatos incómodos, ni estrechos ni pequeños, los tacones para situaciones muy contadas, que estén sujetos al pie para dar el impulso de la marcha, que amortigüen la pisada, por eso no es recomendable las bailarinas y si las suelas gruesas. En el deporte, cámara de aire o cámara de gel para poder también amortiguar el impacto".
  • Realizar actividad física, caminar, con buen calzado y procurar hacerlo sobre tierra o césped. "Hay que hacer trabajar a la musculatura, es buena para todo, para el corazón, para la circulación, para la mente y también para los pies, hay que cuidarlos teniendo buen tono muscular", explica, Muñoz-Mingarro Martínez.
  • Vigilar el sobrepeso.

¿Qué puedo hacer si tengo fascitis plantar?

En el caso de tener una fascitis plantar en la que hay más dolor e inflamación, la doctora recomienda aplicar algunas técnicas terapéuticas en nuestro domicilio:

  • Auto masaje de la planta el pie, de manera suave desde el talón hasta la base de los dedos mezclando cremas antiinflamatorias con crema hidratante.
  • Estiramientos de la planta del pie y de los músculos de la parte posterior de la pierna (gemelos e isquiotibiales).
  • Aplicación de hielo durante 10 minutos, usando un paño como protector de la piel sobre una botella de agua congelada.

"A medida que el dolor va mejorando podemos iniciar el trabajo de tonificación de los músculos de la planta del pie de manera sencilla, utilizando una toalla que ponemos en el suelo, e intentamos arrugarla con los dedos de los pies sin levantar el talón durante 3 minutos aproximadamente. Este ejercicio reforzará los músculos y permitirá que soporten mejor el esfuerzo", explica la traumatóloga.En el caso de que ya hayamos sufrido esta patología y vuelva a aparecer, la doctora Muñoz-Mingarro indica que "será imprescindible identificar las posibles causas o los factores agravantes para intentar corregirlos".

Así que lo mejor será acudir a un especialistas en traumatología para que lo determine y decida la mejor solución para terminar con la fascitis plantar.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil