El Tottenham pone freno al City de Guardiola

Pol Ballús (Manchester)

“Llegarán las derrotas, y quizás cuanto antes llegue será mejor para el equipo”, declaró Guardiola tras la victoria en el Bournemouth. Dos semanas después, el Manchester City sucumbió en liga contra el mejor rival que se ha encontrado hasta el momento.

El Tottenham de Pochettino supo desactivar a los hombres de Pep, incomodarlos a base de intensidad e inducirlos al error. Los locales se impusieron con un primer tiempo fulminante, y el City deja en seis su marca de triunfos seguidos en este arranque de temporada.

Que los elogios de Guardiola al equipo de Pochettino en la previa no eran en vano quedó demostrado a los pocos minutos. Sin un delantero al uso, la presencia de cuatro media puntas hiperactivos, con Son de falso nueve, ahogó la salida de balón de los ‘citizens’.

Sin De Bruyne, lesionado, ni Gündogan, al banquillo en beneficio de Fernando, a los de Manchester les costó acertar en el pase y la sala de máquinas no conectaba con los delanteros. Con este contexto, la suerte también acompañó a los locales.

En un centro de Rose, Aleksander Kolarov introdujo el balón en su propia portería con un torpe rechace. No se había llegado al minuto diez, pero el City ya iba por detrás y los locales no mostraban intención alguna de aflojar el ritmo.

Con el paso de los minutos el City se sintió algo más cómodo en el terreno de juego. Agüero tuvo una buena ocasión con un tiro de falta que despejó el meta Lloris, de los destacados del Tottenham, con una gran intervención.

Pero los Spurs culminaron su gran primer período con el segundo gol. En una contra local, Dele Alli aprovechó un pase entre líneas de Son para batir a Bravo con un tiro cruzado.

El partido quedó muy cuesta arriba para los de Guardiola, que intentaron reaccionar. El catalán dio entrada a Gündogan para buscar más talento creativo, pero fue el Tottenham quien gozó de una gran opción para anotar de nuevo. 

Fernandinho cometió penalti sobre Alli, y el argentino Lamela asumió la responsabilidad. Bravo adivinó las intenciones del extremo local y repelió el disparo, manteniendo el City dentro del partido.

El control del balón fue de los hombres de Pep en la segunda mitad. El ‘Kun’ Agüero capitalizó las mejores llegadas a portería rival, pero en ellas apareció un impecable Hugo Lloris pera evitar los goles. 

Los de Pochettino no se permitieron un respiro, y consiguieron lo que nadie había hecho: doblegar al City de Guardiola, que cierra su peor semana de la temporada.

Tras su brillante actuación, los londinenses quedan a un punto del liderato, aún gobernado por el Manchester City. En el día de la humanización del equipo de Guardiola, la Premier queda más apretada que nunca. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil