Sport

Sport.es Menú

Sáinz y Triay ganan en Zaragoza después de levantar seis bolas de partido

Salvaron un partido perdido

Sáinz y Triay, en una imagen del World Padel Tour
Sáinz y Triay, en una imagen del World Padel Tour | Valentí Enrich

Lucía Sáinz Gemma Triay, pareja número dos del mundo, se proclamó vencedora del Estrella Damm Open Zaragoza al imponerse en la final a la pareja número uno, las hermanas Sánchez Alayeto, después de haber sido capaces de rescatar un partido que tenían perdido y en el que levantaron hasta seis bolas de partido.

EFE

De esta manera repiten título en la capital aragonesa y suman igualmente dos victorias consecutivas en esta temporada tras imponerse en la capital aragonesa por 5-7, 7-6 (11) y 6-1 tras tres horas y quince minutos de juego.

Sáinz y Triay tuvieron la virtud de no rendirse nunca, a pesar de haber comenzado perdiendo el primer set y de levantar esas seis bolas de partido que les permitieron ganar después la segunda manga y acudir al tercer y definitivo set en superioridad psicológica ante unas jugadoras zaragozanos que se hundieron moral y físicamente por la decepción de no haber podido cerrar el partido y ganar en casa.

La primera manga se la adjudicaron las mañas por 5-7 después de unos seis primeros juegos en los que cada pareja mantuvo el saque con ciertas comodidad pero en la que a partir del séptimo las cosas cambiaron sustancialmente.

En éste las locales rompieron el servicio de sus oponentes pero poco les duró la ventaja porque en el juego siguiente Sáinz y Triay les devolvieron el golpe para igualar a cuatro.

No fue hasta el undécimo cuando las mañas rompieron de nuevo el servicio de la segunda pareja del mundo después de aprovechar una de las dos bolas de rotura que tuvieron (5-6) para rematar la primera manga con el saque de Majo y en la primera bola de set que tuvieron.

En el segundo set la tensión subió hasta límites insospechados con un final de infarto. Mapi y Majo rompieron el servicio de la catalana y la balear en el tercer juego y la ventaja se mantuvo hasta el décimo en el que Sáinz y Triay lograron recuperar la desventaja e igualaron a cinco juegos.

A partir de ahí ambas parejas mantuvieron su saque para llegar a la montaña rusa que supuso la muerte súbita con ventajas para las Alayeto para proclamarse campeonas y de sus rivales para ganar el set y seguir vivas.

Las zaragozanas llegaron a tener hasta seis bolas de partido que no aprovecharon mientras que Triay y Sáinz tuvieron que llegar hasta la cuarta bola de set y hasta los 24 puntos jugados para llevárselo y ganarse el derecho a luchar por la victoria en la tercera y definitiva manga.

El cansancio en esta última fue un factor importante teniendo en cuenta el desgaste, no solo de este encuentro sino de todo el torneo, ampliado por unas semifinales en las que ambas parejas estuvieron en la pista aproximadamente tres horas.

En este sentido pareció afectar más a las locales, que además también acusaron el golpe moral de no llevarse el partido en el segundo set.

De ello se aprovecharon sus oponentes que les rompieron el servicio en dos ocasiones, en el tercer juego y en el quinto, para colocarse con un 4-1 que fue ya insuperable para las gemelas.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil