Xavi, durante el partido

Xavi ya tiene a su Xavi (y a Iniesta y Busquets)

OPINIÓN

Ernest Folch

@ErnestFolch

Les propongo un ejercicio tramposo. Vuelvan a mirar el partido del martes contra el Benfica, o simplemente vuelvan a recordarlo. Pero sáltense o quiten de sus cabezas las secuencias que ocurren dentro del área. Es decir, olviden las porterías. Si hacemos esto, empezamos a vislumbrar un artefacto que empieza a parecerse al nuevo Barça que quiere Xavi: un equipo cada vez más rápido, dinámico, alegre, solidario, que juega al primer toque y presiona tras pérdida, y que por supuesto es fiel al estilo de posesión y de querer dominar el juego. Para colmo, los solistas de esta orquestra son dos niños de La Masia llamados Nico y Gavi, un prodigio de técnica, velocidad, precisión y ambición que parece que lleven una década jugando juntos. Pero esperen, que todavía no han terminado las buenas noticias: a este medio campo todavía habrá que sumarle pronto a un recuperado Pedri, que acaba de ganar con toda justicia el Golden Boy. Es decir, en un tiempo récord, primero gracias a Koeman y ahora gracias a Xavi, se habrá regenerado completamente el medio campo con tres niños de 19, 18 y 17 años. Tenemos que pellizcarnos: ¡El Barça ha sido capaz de renovar completamente su sala de máquinas, con jóvenes de la casa, y sin necesidad de gastar un solo euro en el mercado! Y ahora sí, ahora si quieren, vayamos a las áreas: efectivamente al Barça le falta gol, Memphis no parece el jugador adecuado para este proyecto, y hay una carencia muy grave en los metros finales. A las circulaciones deliciosas de Gavi y Nico que vimos el martes les falta un asesino del gol. Es decir, les falta Messi o, como mínimo, les falta un Suárez.

No hay nada más fácil que hacer ahora mismo el inventario de todos los defectos de un proyecto que sufre de malas planificaciones de hace muchos años, y ya hemos visto como los pesados resultadistas atacan otra vez con sus obsesiones por el cortoplacismo que tanto daño ha hecho a este club en la última década. Si el Barça se clasifica en la última jornada de la liguilla de la Champions, pues mejor. Pero exigirle a Xavi resultados para la semana que viene solo puede ocultar malas intenciones. La visión a corto plazo es clara: equipo sin gol y plantilla descompensada que no sirve para el dibujo de Xavi. A largo plazo: Xavi ha venido por fin con una idea clara, se ha recuperado el entusiasmo y, lo que es más importante, Xavi ha encontrado a su Xavi, Iniesta y Busquets, que son Gavi, Pedri y Nico. Lo trascendente de verdad ya está sucediendo. A los resultadistas, que les aprovechen sus resultados.

El doble 'contractus interruptus' del Barça en Israel

En verano, el Barça anuló con buen criterio el extraño y sospechoso partido que tenía que disputar en Jerusalén contra el Beitar. Hace unos días, canceló también con buen criterio el no menos extraño y sospechoso contrato que había firmado con Ownix, una de las empresas de Moshe Hogeg, también presidente del Beitar. La causa es que Hogeg fue detenido acusado de fraude con criptomonedas y delitos sexuales. ¿Qué hace el Barça flirteando con un club que es famoso por su racismo y extremismo? La buena noticia es que se ha sabido rectificar a tiempo.

Por qué el Barça despediría a Benzema (y el Madrid no)

Ya es oficial: Benzema fue ayer condenado a un año de prisión, aunque no ingresará en ella, por ser culpable de chantaje a un compañero de selección a través de un video sexual. Una historia escabrosa y vergonzante que se ha ido tapando como se ha podido. ¿Qué sucederá en el Real Madrid? Previsiblemente, nada. ¿Qué sucedería en el Barça? Escándalo, presión social y mediática (también desde Madrid, qué paradojas), y el jugador sería probablemente invitado a dejar el club ante el circo que se habría montado. Diferencias abismales de entornos y también de altavoces.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil