Mirotic lucha por un balón en el duelo ante el Fenerbahçe

Se reencuentran en Estambul

OPINIÓN

Nacho Solozabal

DEFENSA, REBOTES Y TRIPLES

No era una visita fácil. El Fenerbahce es uno de los equipos más en forma del momento. Por tanto, esta victoria, que supone además el liderato definitivo para el Barça, tiene un gran mérito. El equipo fue sin duda de más a menos en todas las parcelas. En especial en el aspecto defensivo, después de un primer cuarto de intercambio de canastas que me imagino no fue del agrado de Saras. Pero, poco a poco, los blaugranas volvieron a ser el conjunto correoso detrás, con un sinfín de ayudas y una excelente defensa de la línea de pase. No menos decisivos fueron los triples en la victoria final. De hecho, durante algunos compases del juego fueron el argumento más sólido del Barça ante los embates del equipo turco. Un total de doce triples de siete jugadores diferentes, con especial mención para Kuric y Westermann. Para redondear la noche, el dominio del rebote fue de escándalo. Una diferencia de 36 a 21 favorable a los blaugranas, con la particularidad que el Barça capturó más rebotes ofensivos que defensivos el Fenerbahce. Poco más a añadir.  

DEFENSA SOBRE COLO

La lesión de Vesely fue una baja sensible para el Fenerbahce. A partir de este momento, todas las miradas se centraron en De Colo. En función de su capacidad para ejercer de líder, su equipo tendría posibilidades de éxito. No cabe ninguna duda que podemos destacar el enorme trabajo y acierto de Guduric, o el espectacular rendimiento de O’Quinn. Pero la clave para el equipo turco estaba en el base francés. Y el Barça era muy consciente de ello. La defensa que de manera alternativa padeció de manos de Calathes, Bolmaro, Westermann o Hanga, y un sinfín de cambios después de bloqueo, fue de libro y ahogó en parte la iniciativa de De Colo. No hizo, ni mucho menos, un encuentro flojo. Pero no fue el revulsivo que en otras ocasiones, en especial en situaciones complicadas, acostumbra a ser. Después de las explícitas críticas de Saras, tras la derrota del martes en Tel Aviv recibiendo 99 puntos, los blaugranas aprendieron con nota la lección. Una victoria de prestigio.

La clave: Los blaugranas acabaron ahogando el ataque del Fenerbahçe.

DAVIES, APISONADORA BAJO EL ARCO TURCO

Sus mejores minutos coincidieron con el tramo final del encuentro, con todo por decidir. Anotó entonces canastas clave, y su mentalidad ganadora hizo que capturara rebotes ofensivos decisivos. Una pieza indispensable para Saras y que apareció en el momento clave del duelo.

EL EXCESO DE CONFIANZA NO DEBE APARECER

El Barça convive con una fase de euforia y un gran estado de forma. Ahora, tras el duelo contra el Bayern que cerrará la fase regular la próxima semana, llegarán los play off. No deben confiarse los blaugranas, ya que aún queda lo más complicado por resolver y donde se decide el título que buscan.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil