Neymar y Álvaro González se las tuvieron durante el partido

Racismo o violencia, esa es la cuestión

OPINIÓN

Pere Mas

@peremas

No es la mejor idea del mundo tratar de solucionar los problemas a guantazos como hizo Neymar con Álvaro González, pero la plaga del racismo en el fútbol pasa de castaño oscuro. Y eso que no hay público en los estadios. El posible episodio racista se produjo en el duelo PSG-Olympique de Marsella que acabó con una roja directa para Neymar por agresión a González. El brasileño salió del terreno de juego absolutamente enfurecido denunciando insultos racistas del español.

Más tarde se las tuvieron en Twitter con un Ney al ataque “el VAR capta mi agresión … ahora quiero ver la imagen del racista llamándome ‘mono hijo de puta‘. ¡La quiero ver!” mientras González respondía “no existe lugar para el racismo, a veces hay que aprender a perder y asumirlo en el campo” rodeado de jugadores negros de su equipo. Veremos que sanción le cae a cada uno.

POR LO PRONTO en ‘Deportes Cuatro’ tenían claro estar ante “el partido de la vergüenza” con unas “acusaciones muy graves de Neymar a González”. En ‘Jugones’ trataban a Ney de “desquiciado” pero también denunciaban que “Álvaro ha estado recibiendo amenazas, se filtró su teléfono y ha estado recibiendo llamadas y WhatsApps”. A lo mejor González no insultó a Neymar y obviamente que él no debió reaccionar violentamente pero de que sirven las campañas “respect” y “no al racismo” de la UEFA si no se toman medidas.