Sport.es Menú

Prohibido fichar a Neymar

OPINIÓN

UN TALENTO SIN CABEZA. Puede ser un buen futbolista, no lo dudamos. Puede llegar a ser una estrella, tiene posibilidades. Puede acabar fichando por el Madrid, ellos sabrán lo que se hacen. Lo que no queremos bajo ningún concepto es que Neymar acabe jugando en el Camp Nou. Así de claro. Es un jugador poco recomendable, no por su talento futbolístico, sino por su carácter díscolo, por comportarse peor fuera que dentro del campo. Es un niño mimado que hace lo que quiere, no respeta a sus compañeros y tiene una vida personal complicada y perversa. La falta de formación base y su rápido ascenso a la fama lo han desequilibrado a nivel personal, es víctima de un estilo de vida que está reñido con el profesionalismo. Por desgracia no es el primer caso ni será el último. Se pierden muchos talentos porque el brillo de la fama les deslumbra. Con solo diecinueve años es la estrella del Santos y el `9¿ de Brasil, lo que nadie sabe es dónde estará dentro de un par de años.

UNA BOMBA DE RELOJERÍA. Para triunfar en el Barça se ha demostrado que no basta tocarla bien con los pies, también es necesario tener una cabeza bien amueblada. Los grandes equipos cuajan en el vestuario y triunfan sobre el terreno. El mérito de Guardiola es que ha conseguido hacer un once de amigos, donde no caben los celos ni las envidias, donde el conjunto está por encima de las individualidades. Por todo ello no cabe Neymar en el Barça, está prohibido ficharle ya que su presencia en el vestuario sería como poner una bomba de relojería. A no ser que sufra una metamorfosis total y cambie su forma de ser, lo que a día de hoy nos parece un imposible. Mientras Pep esté en el banquillo y Leo Messi sea el referente del equipo, Neymar ni en pintura. El recuerdo de la última etapa de Ronaldinho no se olvida.

QUE LO FICHE EL MADRID. Florentino anda como loco por fichar cuanto antes un jugador que piensa que puede ser el anti Messi. ¡Qué mal le aconsejan sus técnicos! Neymar, por muchos millones que pidan, solo es una gran promesa y la garantía de nada. Meter a la estrella del Santos al lado de Cristiano Ronaldo es meter gasolina en el vestuario blanco, un cóctel explosivo. Recordemos que el Madrid ya ha buscado un par de veces con Robinho y CR7 un jugador capaz de eclipsar a Messi, de quitarle protagonismo. Todo ha sido en vano. Leo come aparte, es un genio único, un jugador de equipo que hace mejor a los demás. Por todo ello, hasta nos gustaría que el Madrid acabara fichando a Neymar. Pagando el gusto y las ganas, los contactos del Barça van encaminados en esta dirección. Subir el precio de la mercancía, ponérselo difícil al máximo rival. Más o menos lo mismo que hicieron ellos cuando llamaron al Arsenal diciendo que pagaban más que el Barça por Cesc.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil