El Madrid amenaza a Garrido

Mal momento de visitar el Bernabéu para un Villarreal en crisis. La buena forma del equipo blanco y la zozobra del `submarino amarillo¿ señalan al Madrid como claro favorito al triunfo. Le queda que en situaciones así es cuando se gestan las grandes sorpresas; cuando nadie da un duro por un equipo desorientado y deprimido ante otro crecido y que arrasa. Garrido lo sabe: tienen muy poco que perder y mucho que ganar. En especial él, que tiene una amenaza de cese tras de cuatro partidos consecutivos sin ganar, una derrota y tres empates, que sitúan al equipo a dos puntos de los puestos de descenso. Además, su trayectoria en Champions pinta muy mal después de tres derrotas de tres, a pesar de la buena imagen mostrada en Manchester ante el City, donde perdieron injustamente.
Mal momento para visitar el Bernabéu porque los blancos viven eufóricos tras sumar seis victorias consecutivas, dos en Champions y cuatro en Liga, con unas estadísticas que dan miedo: 25 goles a favor y tres en contra. Eufóricos porque, además, se ven por delante del Barcelona y eso no ocurre todos los días después de dos años viendo el tubo de escapa del bólido conducido por Guardiola.

A. Alcázar

Los castellonenses no acaban de encontrar ese fútbol ágil, de toque y con pegada que cosechaba resultados y que ha puesto Villarreal en el mapa futbolístico continental. La búsqueda constante de Garrido por dar con la tecla no acaba de llegar, perjudicado por las lesiones inoportunas de hombres importantes. A pesar de los imprevistos, no se libra de los que reprochan al club el traspaso de Cazorla al Málaga, como si Cani, Nilmar, Camuñas, Borja Valero o Rossi tuviesen amnesia futbolística. Quizá sería más correcto quejarse por haber cedido talentos como Matilla y Jeferson Montero (Betis). Garrido sabe que tienen calidad y recurre al espíritu del fútbol desplegado ante el City para recordarles que son capaces de lo mejor. Sólo le falta consistencia en el juego para consolidar lo fabricado, algo que no acaba de lograr. Sin Marchena, Ángel y Nilmar, volverá a presentar un once que apuesta por el fútbol. Con Cani, Borja Valero y Camuñas como asistentes de Rossi.

Mourinho cambiará dos piezas respecto al equipo que ganó en Málaga (0-4), aunque son las mismas que golearon al Olympique de Lyon en Champions: Özil por Kaká y Benzema por Higuaín. Alternancia ofensiva que acompañan a Cristiano Ronaldo y a Di María. Xabi Alonso junto a Khedira en el medio centro, aunque nadie descarta la posibilidad que el tolosarra pueda descansar y Altintop o Coentrao intenten hacer su trabajo. Y la misma defensa de los últimos partidos, con Ramos de central y Arbeloa en el lateral derecho.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil