Exilio andorrano para viejos rockeros del fútbol catalán

Bayona, Lopo, Gallart y Virgili coinciden en el Inter Club de Escaldes, de la primera división del Principado

La seriedad y la profesionalidad del club les convenció para que aceptaran unirse a una aventura única

El Inter de Escaldes cuenta con cuatro veteranos con la misma ilusión de un juvenil
El Inter de Escaldes cuenta con cuatro veteranos con la ilusión de un juvenil | INTER DE ESCALDES

Sus nombres son familiares para los seguidores del fútbol catalán. Muchos deben pensar que ya han colgado las botas, que se dedican a este deporte como 'hobby' los fines de semana, pero lo cierto es que los cuatro aún compiten. Lo hacen en otro país. Un país no muy lejano y que les ofrece la posibilidad de ayudar a crecer a uno de sus clubs. En este caso, el Inter Club de Escaldes.

El portero Juan Bayona, el defensa central Alberto Lopo y los delanteros Xavi Gallart, 'Gallo', y Albert Virgili son los protagonistas de esta historia. Los cuatro visten la camiseta del Inter y actualmente están a punto de cerrar la Liga Multisegur Seguros, la máxima categoría del Principado. Después de lograr el ascenso la temporada pasada, han conseguido mantenerse y ahora aspiran a acabar quintos..., con permiso de la UE Santa Coloma, a la que tendrán que ganar el próximo domingo si quieren terminar en esta plaza. Por cierto, su entrenador, Álex Somoza, 'Somo', es más joven que los cuatro. Sólo tiene 32 años.

una aventura singular

De los catalanes del Inter de Escaldes, el más veterano es el portero Juan Bayona. Nacido en Sant Feliu de Guíxols, el 16 de septiembre cumplirá 39 años. "Es una aventura nueva. Tras retirarme en el Palamós, nunca pensé vivir esto, pero aún tenía el gusanillo dentro y ganas de competir y me llegó esta oportunidad. La gente del club se lleva muy bien con la plantilla, entre todos somos una gran familia", asegura.

Bayona fue uno de los protagonistas del ascenso a la máxima categoría durante la temporada 2016-2017, como también lo fue Xavi Gallart, que soplará 38 velas el 11 de noviembre. "La Liga andorrana está aumentando su nivel y la verdad es que es muy competitiva y bonita de jugar porque siempre cuentas con el premio de acceder a Europa", dice el de Sant Andreu de la Barca, un futbolista que ha pasado por la cantera del Espanyol, Mallorca B, Gavà o Lleida y que, en 2009, cuando tenía 29 años y jugaba en el Santboià, decidió colgar las botas durante un tiempo para preparar las oposiciones a funcionario de la Generalitat. Una decisión pensando en el futuro.

Y es que, al llegar a estas edades, la posibilidad de seguir compitiendo es un aliciente más. Un aliciente que sedujo también a un delantero que incluso, en su día, probó fortuna en el fútbol asiático. Ahora sube cada fin de semana a Andorra sin abandonar su trabajo de bombero en la Pobla de Mafumet. Albert Virgili, el 'benjamín' de este cuarteto, con 35 años, ha sufrido esta temporada la rotura del ligamento cruzado de la rodilla izquierda, pero tira de ilusión para contribuir "al grupo humano que tiene montado el Inter entre junta directiva, cuerpo técnico y jugadores. Esta experiencia es espectacular".

la guinda del pastel

Llegó en el mercado de invierno pasado. Se trata de un ex internacional por España, curtido en el Espanyol y el Deportivo, con más de 400 partidos en Primera División. Había iniciado la temporada en el Pubilla Casas, de Tercera Catalana, pero Alberto Lopo dio el sí a la aventura andorrana a sus 38 años recién cumplidos: "Me gusta la organización del club, que tiene instalaciones muy buenas y es muy profesional en todos los aspectos, muy preocupados por los detalles, por las redes sociales, por la página web... hay muchas ganas de que el club vaya hacia arriba", asegura el central.

 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil