Sport.es Menú

Un Pau Gasol galáctico mete a España en la final del Eurobasket

En este partido de semifinales del Eurobasket 2015 y aupado por su enfervorizada afición, Francia tomó pronto el mando de las operaciones en el partido a partir de un 4-2. Dos fueron los factores que influyeron en el predominio galo: el dominio del rebote ofensivos y la mala puntería de España desde más allá de los 6,75 (0 de 5 triples en el primer cuarto) ante una defensa gala muy dinámica y que se cerraba en la pintura sobre un Pau Gasol que se convirtió, como no, en la principal fuente anotadora de España.

X. Martínez Olivar

FICHA TÉCNICA

Eurobasket

España

80-75

Francia

España

80 - (17+15+16+18+14): Pau Gasol (40), Rudy Fernández (7), Ribas, Llull (7) y Mirotic (7) -equipo inicial- Reyes (2), Rodríguez (15) y Claver (2).

Francia

75 - (20+13+23+10+9): Batum (14), Parker (10), De Colo (14), Diaw (5) y Gobert (8) -equipo inicial-, Lauvergne (11), Fournier (3), Pietrus y Gelabale (10).

Árbitros

Christos Christodoulou (GRE), Borys Ryzhyk (UKR) y Fernando Rocha (POR). Gobert fue eliminado por cinco personales (min.43).

Incidencias

Partido correspondiente a las semifinales del Europeo 2015 de baloncesto disputado en el estadio Pierre Mauroy de Lille (Francia) ante 26.922 espectadores. Miguel Cardenal, presidente del CSD, presenció el partido en la cancha.

Los factores antes comentados permitieron a Francia salir con facilidad al contraataque y lograr canastas fáciles o bien aprovechar las segundas opciones de tiro por su dominio en el rebote ofensivo (9 capturas al descanso), Ello provocó un parcial de 0-11 (6-13) que disparó las alarmas en la selección española.

Afortunadamente, los de Scariolo no perdieron la compostura, ajustaron las líneas defensivas,  pararon la fluidez gala y supieron meterse dentro del partido (17-20 tras el primer triple, de siete intentos) de la mano de Sergio Rodríguez. Otro triples, este de Llull igualó el duelo ya en el segundo cuarto.

Pero el arsenal francés es amplio en todas las posiciones. Y ahí surgió la figura de un secundario (Gelabale) quien con 7 puntos aprovechó para que Francia hiciera otro amago de ‘break’ (22-27).

España, con Pau asumiendo la mitad de la producción anotadora del equipo, tuvo que volverse a poner el mono de trabajo atrás. La defensa de ayudas y cambio constantes desconectó el dinámico juego galo que perdió la compostura (7 balones perdidos).

España pudo correr lograr llegar en superioridad a la zona y el panorama cambió. Un triple de Rudy daba de nuevo el mando al equipo de Scariolo (32-31), que se iría al descanso con una mínima desventaja (32-33). Una buena noticia vistos los vaivenes del equipo en los primeros dos cuartos.

En el tercer cuarto se mantuvo el escenario en un duelo que se tradujo en una guerra de guerrillas. España no pudo parar la sangría en el rebote ofensivo y eso siguió penalizándola. Francia, que tampoco había nada del otro jueves, se limitaba a aprovechar las segundas opciones de tiro. En la otroa mitad de la pista, España era, a la hora de producir, Pau Gasol y poco más.

Así no es de extrañar que Francia diera un tirón aún más consistente que llegó a su máxima expresión con un 40-51. La cosa pintaba mal (48-56)  al final del tercer cuarto. Para intentar detener la hemorragia rebotadora atrás, Sergio Scariolo apostó por una zona  2-3.

La asignación zonal desconcertó inicialmente a los galos pero, luego, España no lo supo rematar en ataque ante la cada vez más dura defensa gala –tolerada por los árbitros- y el partido fue manejado por Francia que no necesitaba siquiera una gran actuación anotadora de Tony Parker (52-61).

Pero España no bajó los brazos, siguió trabajando atrás y a Francia le comenzaron a entrar las dudas. Y llegó un parcial de 11-0 para España (62-61)  que nos llevó a otro partido.  Pau Gasol asumió el poder absoluto y  lideró a España hacia arriba. Y se llegó a un final de infarto.

España lo tuvo de cara. Pero con 66-63 a 16 “, Batum anotó un triple, hubo un tapón poco claro a Pau y el partido se fue a la prórroga. Y en ella, España tuvo la sangre fría para aguantar todos los zarpazos de Francia. Pau Gasol, quien no, puso el 78-75 a 18”, para el final. Y la sentencia llegó con tres tiros libres falladoss por Batum y un mate de Pau. España está en la final.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil