Once años exactos del último clásico de Laporta

HISTORIA SPORT

El 10 de abril de 2010, Joan Laporta disfrutó con una nueva victoria en el Santiago Bernabéu

El Barça venció 0-2 con goles de Messi y Pedro y dio un paso de gigante para conquistar la Liga

Joan Laporta disfrutó desde el palco del Santiago Bernabéu de un triunfo que fue muy festejado por los azulgranas
Joan Laporta disfrutó desde el palco del Santiago Bernabéu de un triunfo que fue muy festejado por los azulgranas | Joan Monfort

No es de extrañar que Joan Laporta tenga ganas de volver a verlos. No será esta vez en el Santiago Bernabéu, escenario donde se ha llevado inmensas alegrías, sino unos kilómetros más al norte, en Valdebebas, precisamente cuando se cumplen once años exactos de su último clásico vivido como presidente azulgrana. Un 0-2 que, además, fue del todo decisivo para conquistar el título liguero.

Ese 10 de abril de 2010, Real Madrid y Barça llegaban empatados en la cabeza de la clasificación, así que había mucho en juego. El conjunto de Pep Guardiola fue muy superior al de Manuel Pellegrini y Xavi Hernández puso las asistencias para los goles de Messi y Pedro. En el minuto 32, Leo combinó con Xavi y se desmarcó, el de Terrassa se la devolvió y el argentino controló con el pecho para ‘eliminar’ a Raúl Albiol y fusilar a Casillas. Y en el 56’, jugada que inicia Messi en el propio campo azulgrana, balón para la conducción de Xavi y pase milimétrico a Pedro, que controla con la derecha y marca con la zurda desde la frontal, raso y bajo el cuerpo de Iker.

El balance

El de este sábado (21.00 horas) en el Alfredo di Stéfano será el decimoquinto clásico con Joan Laporta de presidente, aunque no todos los disputados en el Santiago Bernabéu los presenció 'in situ'. El balance global es de siete clásicos triunfantes para ‘Jan’, dos empates y cinco derrotas.

Atendiendo a los siete disputados en Madrid, hubo cuatro victorias azulgranas y tres KO. Sin duda, el triunfo más recordado es el 2-6 la temporada 2009-2010, pero también se llevó algún trago amargo, como un 4-1 en la campaña 2007-2008 en la que el Barça, además, debió hacer el pasillo a los blancos.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil