Samuel Sánchez, embajador global de MMR

El asturiano mantiene su academia ciclista, que con Benjamín Noval al frente forma a jóvenes ciclistas entre 9 y 18 años

"Será un orgullo sumar mi conocimiento a un gran equipo", explica el campeón olímpico en Pekín 2008

Samuel Sánchez refuerza su vínculo con MMR
Samuel Sánchez refuerza su vínculo con MMR | MMR

Sport.es

Samuel Sánchez, uno de los mejores ciclistas españoles de la historia, es desde hoy embajador global de MMR (Machine Made for Racing) Bikes, una de las empresas líderes en el mundo de las bicicletas.

Además de imagen de marca en el territorio de la comunicación, representará al fabricante asturiano en eventos nacionales e internacionales y se involucrará en las diferentes áreas de la compañía aportando su extensa experiencia en la competición.

"Será un orgullo sumar mi conocimiento a un gran equipo", explica satisfecho el campeón olímpico en Pekín que ve los valores de MMR muy similares a los suyos. "Hemos recorrido el mismo camino: empezamos en Asturias y nos ha tocado trabajar duro para lograr ser competitivos y reconocidos en todo el mundo", afirma el ex ciclista.

La vinculación de estos dos emblemas del ciclismo asturiano se hace más sólida tras arrancar en 2015 con el proyecto Samuel Sánchez MMR Cycling Academy, que con Benjamín Noval al frente forma a jóvenes ciclistas entre 9 y 18 años con un compromiso educativo y código ético a cumplir.

"Con el desarrollo de la academia que lleva su nombre, Samuel ha realizado un extraordinario trabajo por la cantera asturiana y creemos que ahora puede aportar mucho también a nuestra marca. Ha sido uno de los mejores ciclistas de nuestra tierra, por lo que la vinculación con MMR parece un hecho que se antojaba casi natural", explica Daniel Alonso, presidente de MMR, tras la firma del acuerdo realizado en la fábrica de bicicletas en la Travesía de la Industria de Avilés.

Ambas partes forjan una vinculación en materia de comunicación, que permitirá aumentar el valor del branding de MMR a nivel internacional. "Tiene productos realmente competitivos que confío muchos puedan ir conociendo", considera Sánchez, aventurero por naturaleza. "Desde que dejé el profesionalismo ocupo mi tiempo en mi familia, la escuela de ciclismo y el ski entre otros deportes y retos", comenta el oro olímpico en 2008. Ahora, 12 años más tarde, se incorpora a un equipo que afronta con ilusión los Juegos de Tokio tras celebrar el bronce logrado en Río 2016 con el modelo Rakish.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil