Sport.es Menú

El tridente del Barça ya es mejor que el del Real Madrid

Suárez, Neymar y Messi suman siete goles en tres partidos, más que la BBC en cuatro
Suárez, Neymar y Messi suman siete goles en tres partidos, más que la BBC en cuatro | sport

La crisis se ha abonado al puente aéreo y lo que hace apenas dos semanas era algarabía en el Real Madrid y crujir de dientes en el Barça se ha convertido en llanto en la Castellana y en esperanza e ilusión en Les Corts. Y aún habría sido más radical este cambio de tendencia si los blaugrana no hubieran caído en el primer partido del año frente al la Real Sociedad en San Sebastián.

David Rubio

Desde que conquistó el Mundial de Clubs en la final ante San Lorenzo culminando una sensacional racha de 22 victorias consecutivas, el equipo que dirige Ancelotti ha acusado esa exigencia física y acumula un pésimo balance de dos derrotas, un empate y una sola victoria en los cuatro primeros partidos de 2015. Además, la igualada del jueves en el Bernabéu ante el Atlético supuso la eliminación blanca en los octavos de final de la Copa del Rey.

Mientras, el Barça ha conseguido enderezar el rumbo tras el referido KO en Anoeta para apalizar al Elche en el torneo del KO (0-9 en el global) y firmar una importante y merecida victoria en el Camp Nou frente al Atlético en la Liga.

Buena parte de la explicación de estas dos rachas contrapuestas radica en el rendimiento de los ‘tridentes’ de ambos equipos. Ahora que Messi, Neymar y Suárez han completado quizá sus dos mejores partidos globales (contra el Atlético y en Elche), resulta que Cristiano, Bale y Benzema parecen haber olvidado sus exhibiciones de comienzos de temporada y se hallan sumido en una preocupante sequía de cara a portería.

En lo que va de temporada, los tres atacantes del Real Madrid aún mantienen cierta ventaja sobre los del FC Barcelona (60 a 47), pero la adaptación de un Suárez que ha demostrado estar por fin totalmente adaptado al equipo está resultando fundamental para este cambio de ‘statu quo’.

Partiendo de la base de que ninguno de los componentes del ‘tridente’ azulgrana entró en la lista de Luis Enrique para la vuelta copera ante el Elche, entre Messi, Neymar y Suárez han firmado siete ‘dianas’ en los tres primeros partidos de 2015... y eso que se marcharon sin ‘mojar’ de Anoeta al igual que todo el equipo. El máximo realizador del Barça en esta ‘miniLiga’ del nuevo año es Neymar con tres (dos en la ida ante el Elche y uno contra el Atlético). El brasileño sigue manteniendo su idilio con el gol y ya ha celebrado 17 en todas las competiciones, superando con creces los 15 que marcó en todo el curso pasado.

Sus dos acompañantes en el ‘tridente’ han firmado dos goles cada uno (ambos marcaron en la ida copera y frente el Atlético). Messi ha celebrado 25 goles en lo que va de temporada, muy por encima de los 18 que sumaba a estas alturas en el curso pasado. 
Y, por último, Suárez se ha quitado ya de encima la presión que lo ha perseguido en sus primeros dos meses como blaugrana una vez cumplida la sanción de la FIFA y acaba de enlazar por primera vez dos encuentros consecutivos marcando. El charrúa lleva ya cinco tantos con el Barça, tres de ellos en sus últimas cuatro apariciones.

Mientras, la palabra que define actualmente el rendimiento ofensivo del ‘tridente’ blanco es sequía. Cristiano ha firmado ya 34 goles en un espectacular inicio de temporada, pero solo ha marcado dos en sus últimos seis encuentros (en la derrota en Valencia –de penalti– y en el empate del jueves frente al Atlético).

Bale también está sufriendo en sus carnes los excesos del primer tercio de la primera mitad del ejercicio. El galés, que cerró 2014 a lo grande con cuatro goles en cuatro partidos, ha iniciado 2015 con olor a cuerno quemado, ya que solo ha marcado uno en cuatro encuentros y se ha ganado más de una bronca de Cristiano Ronaldo en pleno partido. Incluso se han escuchado silbidos para el ex del Tottenham en el Bernabéu por su excesivo individualismo.

Sin embargo, el que peores números está arrastrando es Benzema. Tan genial como irregular, el francés tan solo ha marcado un gol con el Madrid en sus últimas ocho apariciones.

El ‘tridente’ del Barça demostró el buen rollo existente entre los tres cuando Messi certificó la victoria frente al Atlético el pasado domingo. Suárez y Neymar fueron a buscar al argentino y el trío celebró la victoria fundidos en un abrazo.

Mientras, en cada partido se percibe cómo empeora la relación entre Cristiano y Bale. El luso, todo actitud y egoísimo, no permite que nadie le haga sombra y afea el comportamiento de sus compañeros en pleno partido si se decantan por una acción individual en vez de buscarlo a él. Y Benzema... pues como siempre. O se sale o pasa desapercibido. Lo dicho, que las tornas están cambiando. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil