Sport.es Menú

Todo lo que hay detrás de las sustituciones de Dembélé

El cambio de Valverde en Lyon provocó infinidad de criíticas hacia el técnico azulgrana

Ousmane solo ha acabado el 17% de los partidos en los que ha sido titular

 El delantero azulgrana era de los jugadores que estaban creando más peligro y fue el primer cambio del partido por el conjunto culer | MEDIAPRO

Ousmane Dembélé estaba siendo, para muchos barcelonistas, el mejor del equipo en Lyon cuando Ernesto Valverde decidió sustituirlo por Coutinho en el minuto 67. Poca gente entendió el cambio, ya que con Luis Suárez impreciso y Leo Messi muy bien vigilado, el galo era la principal fuente de desequilibrio. Un día después del partido, la pregunta se repite en todos lados: ¿Por qué Dembélé? ¿Fue una cuestión de galones? La respuesta contiene un poco de todo, el principal argumento gira en torno a la preocupación de los servicios médicos del Barça por la musculatura de un jugador muy especial en ese sentido.

Dembélé es uno de los jugadores más explosivos del mundo. Y eso tiene una parte buena y otra más peligrosa. Su velocidad de reacción le permite desbordar con una facilidad insultante. Por contra, es más propenso a las lesiones musculares. Sobre todo cuando ya hay cierta carga encima. En su primera temporada de azulgrana, el ex del Dortmund sufrió una rotura en el tendón del bíceps femoral de la pierna izquierda que le mantuvo casi cuatro meses en el dique seco. Después, al poco tiempo de volver, Ousmane sufrió una nueva -y en ese caso mucho menor- lesión muscular.

El 'staff' médico del Barça trabaja con total cautela con Dembélé. De ahí que no sea ninguna casualidad que el delantero haya sido sustituido en 20 de las 24 ocasiones que jugó como titular. Dicho en otras palabras, el 'Mosquito' solo acaba el 17% de los partidos que arranca.

En Lyon, Dembélé volvió a ser sustituido. A priori, sus características permiten pensar que es en el tramo final, con los rivales más desgastados, cuando el francés puede sacar más rédito a su velocidad. Sin embargo, a esas alturas del partido ya suele estar en el banquillo. A no ser que haya entrado como revulsivo. De hecho, son varios los encuentros que ha decidido apareciendo en la segunda mitad. Por ejemplo, su verticalidad fulminó al Madrid en el Clásico del 5-1 cuando los blancos acariciaban el empate a dos.

¿Significa esto que Valverde tiene órdenes de sustituir a Dembélé? Rotundamente no, pero es un factor más que se está teniendo en cuenta a la vez que se están reforzando los trabajos de prevención de lesiones para el 'Mosquito'.

Por otra parte, los galones también explican el cambio de Dembélé en Lyon. Messi es insustituible por jerarquía y por rendimiento, mientras que Luis Suárez también lo es pero en ocasiones solo por jerarquía. El uruguayo, además, viene atravesando una mala racha en Champions y verse en el banquillo en los minutos decisivos podría incrementar el bloqueo que vive. Valverde entendió que el cambio podía hundir moralmente al '9', mientras que Dembélé acaba de regresar de una lesión. Aunque al galo no se le veía cansado, el técnico se decantó por la opción más segura. Cobarde y conservadora para algunos, lógica y sensata para otros.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil