Hacienda reclama al Barça 23 millones de euros

9 millones son en concepto de retenciones por los rendimientos por trabajo/profesional del periodo de enero de 2012 a junio de 2015 no abonados

Los otros 14 son los derivados de la sanción impuesta por el impago de los citados impuesto

Carles Tusquets habló de la fecha de las próximas elecciones | EFE

La Agencia Tributaria ha impuesto una sanción millonaria al FC Barcelona, segun asegura 'El Confidencial'. Hacienda reclama al Barça 23 millones de euros, una cantidad que el club habría dicho que no puede abonar por falta de capacidad económica. 

SPORT.es

El Barça, como el resto de clubes y de empresas, ha visto muy golpeada su economía por la crisis derivada de la pandemia del coronavirus Covid-19. Unos problemas que, en el caso de la entidad catalana, la ha llevado a realziar serios recortes en todas las áreas y negociar una reducción de salarios con los empleados así como con los jugadores del primer equipo. 

En este contexto, la Delegación Central de Grandes Contribuyentes de la Agencia Tributaria reclama al Barcelona casi 9 millones de euros en concepto de retenciones por los rendimientos por trabajo/profesional del periodo de enero de 2012 a junio de 2015 no abonados. A esta cantidad se suma una multa de otros 14 millones de euros como sanción por este impago. En total, una sanción de 23 millones de euros.

RECURSO ANTE LA AUDIENCIA NACIONAL

La multa fue ratificada por el Tribunal Económico Administrativo Central justo antes del verano, pero el club de fútbol recurrió ante la Audiencia Nacional para que se suspendiera el pago.

El Barcelona ha logrado que la sala de lo contencioso-administrativo del alto tribunal aplace este desembolso después de alegar los perjuicios y "su difícil reparación" del inmediato pago de la misma.

Según la información de 'El Confidencial', para conseguir diferir la liquidación de impuestos y lograr un margen de tiempo gracias a esta medida cautelar, el Barça destaca ante los magistrados "la situación excepcional de pandemia del covid-19, que ha generado una reducción sustancial de sus ingresos, al desarrollar su actividad en uno de los sectores más afectados por la crisis económica derivada de la crisis sanitaria (espectáculos públicos), que justifica, a su juicio, la adopción de medidas excepcionales".

DEVALUACIÓN TEMPORAL DE LA PLANTILLA

Por un lado, el Barça alude a la disminución del valor de mercado de sus jugadores: "El covid-19 no solo ha afectado a los ingresos y los gastos del club, sino que también ha devaluado temporalmente su intangible más preciado, esto es, el valor de su plantilla", recoge el auto judicial.

Por otro lado, la junta gestora, que está al cargo del club tras la dimisión del presidente Josep Maria Bartomeu y su junta, destaca que la "disminución significativa de sus ingresos ha tenido reflejo en la situación financiera del FCB", y añade: "La bajada de los ingresos y el mantenimiento sustancial de los gastos de explotación del FCB [más de 16 millones de euros mensuales de media en el último semestre] se han traducido en una acuciada disminución de su resultado, lo cual le impediría hacer frente a las cantidades derivadas de los acuerdos de liquidación y sancionador".

RESPALDO PARCIAL

Por todo lo anterior, la sala que juzga el caso entiende procedente esta medida cautelar, a la que se oponía la Abogacía del Estado. Sin embargo, los magistrados no le conceden la dispensa parcial de las garantías que también pedía el Barça. "La comprometida situación de la tesorería del club, así como la negativa de diversas entidades financieras a concederle aval, no excluye la prestación de garantía en cualquier otra de las formas admitidas en derecho para responder, en su caso, del importe de la sanción", explica la Audiencia Nacional.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil