Sport.es Menú

Grimaldo, la inocencia interrumpida del 'Peque'

Y de repente un crujido y toda la crueldad del mundo. En apenas unos segundos Álex Grimaldo (Valencia, 20 de septiembre de 1995) se rompió la rodilla el 24 de febrero de 2013. Tenía 17 años, la banda izquierda del filial era suya, y le tocaba crecer demasiado rápido. Dos años antes, con 15 años, ya se había ganado a Eusebio con su irrupción ante el Cartagena (0-4). Y antes del 2008, El Peque’, como se le conocía en Paterna, era el alma del Infantil B del Valencia, llevaba el ‘10’ en la espalda y asombraba por su despliegue en el campo.

Así es la historia de Grimaldo, un futbolista que ha quemado etapas a velocidad de crucero y que ya sabe, con solo 18 años, lo que es recuperarse de una lesión de cruzados. Casi un año de baja que interrumpió la fulgurante carrera de un lateral que, hace tres años, ya debutó con el primer equipo en la Copa Catalunya. 

En 2011 los médicos auguraban que el lateral llegaría al 1,75, pero Grimaldo apenas pasa del 1,70 y pesa cerca de 64 kilos. Superada la lesión, el curso pasado, no se vio la mejor versión de Grimaldo, pero Eusebio está convecido de que esta será su temporada. También sus compañeros. “Es una máquina”, aseguran. 

Dídac Peyret

Con su hiperactividad en los entrenamientos y su intensidad en los encuentros siempre tuvo el respeto de sus compañeros. Y nadie duda de que recuperará el perfil maratoniano de antaño. “Ya está cogiendo el punto de intensidad y de chispa que necesitaba gracias a los partidos que le hemos ido dando. Únicamente le falta ese punto de resistencia que hace que llegue al final de los partidos un poquito más cansado que los demás. Pero es lógico. Después de diez meses parado, lo lógico es que haya llegado al final de temporada en un estado parecido al de sus compañeros en verano. Pero bueno, no nos importa: su rendimiento ha sido alto y ha demostrado la mentalidad de siempre. A medida que han ido pasando los partidos ha ido cogiendo ese punto físico necesario y la temporada que viene será mejor”, subraya Eusebio. “Es un chaval con muy buena mentalidad”, destacan en el club. Los técnicos de la casa ven en Grimaldo un futbolista con las condiciones para llegar al nivel de Jordi Alba. Su perfil ofensivo, su capacidad para recorrer toda la banda, y su espíritu competitivo lo convierten en uno de los laterales más prometedores del fútbol español. 

Grimaldo tiene contrato con la entidad azulgrana hasta el 2016 – con una cláusula de 12 millones de euros, en el caso de estar con el Barça B, y de 35 si sube al primer equipo– y Luis Enrique conoce perfectamente sus condiciones. De pequeño su ídolo fue Roberto Carlos y ahora se fija en Dani Alves. “He superado la lesión. Ahora más que nunca lo daré todo”, dijo tras firmar su renovación en enero. Su futuro es el Camp Nou.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil