Un competente Yerry Mina no desentona en su regreso a la titularidad

Formó el eje de la zaga azulgrana junto a Vermaelen y se batió el cobre con Iago Aspas y Maxi Gómez

No se complicó la vida con el balón en los pies, estuvo seguro y se anticipó correctamente

El decisivo corte de Yerry Mina | LALIGA

En una alineación repleta de cambios y caras nuevas (ni un canterano en el once inicial de Ernesto Valverde), destacó el regreso a la titularidad del defensa colombiano Yerry Mina, que no jugaba en Liga desde el empate a cero ante el Getafe en el Camp Nou.

Yerry Mina volvió a jugar en el Barça y lo hizo como central por la derecha, compartiendo zaga con el belga Vermaelen, este más abierto a la izquierda. En los primeros compases ya tuvo la oportunidad de percatarse que iba a ser una noche intensa y de mucho trabajo en Balaídos, porque primero Maxi Gómez y, después, Iago Aspas, no iban a dejar de inoportunarle. Fue con el uruguayo con quien tuvo el primer cambio de impresiones y se impuso a él tanto en el juego aéreo como en la anticipación.

A pesar de su buena voluntad y aseada salida del balón, se le notó algo nervioso y lento, sobre todo en las rápidas transiciones del Celta, que pilló al Barça 'in albis' en más de una ocasión por no saber mantener el esférico. Y ahí se le vio unn pelín perdido. Precisamente Maxi Gómez le robó la cartera en una acción que tuvo que salvar magistralmente Ter Stegen a los nueve minutos.

El partido de Yerry Mina, en cifras |

Tal vez la mejor acción del colombiado se produjo a la media hora de la contienda cuando, tirándose al suelo, cerró muy bien el disparo de Gómez que se encontraba completamente solo para batir al meta alemán. No tuvo tanta suerte en el último suspiro del primer tiempo ya que no llegó al centro de Waas, que centró para que Jonny empatara la contienda.

En el segundo tiempo, ante la acometida del Celta, y sobre todo cuando el Barça se quedó con un jugador menos por la expulsión de Sergi Roberto, prácticamente no pudo salir de su propia área, donde tuvo que multiplicarse y achicar agua.

En el minuto 55 tuvo un rifirafe con Iago Aspas que acabó costándole la tarjeta amarilla al delantero gallego, que tuvo muy malas pulgas en esa jugada. Obviamente Mina está todavía lejos del nivel de Umtiti Piqué, pero con más confianza y más minutos puede ser una buena alternativa cuando sea preciso su concurso.

Curiosamente, los dos partidos donde Mina ha sido titular en Liga han acabado con el mismo resultado para el Barça, en empate. Un Barça que sigue manteniendo su racha de partidos invictos.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil